Apes­ta­do

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo - Tino No­voa

Ra­joy tie­ne un problema: los he­chos van más rá­pi­do que sus reac­cio­nes. Siem­pre tar­días, siem­pre in­su­fi­cien­tes, siem­pre su­pe­ra­das por la to­zu­da reali­dad. Y aunque se re­vuel­va con­tra Pe­dro Sán­chez, quien le ha­ce da­ño no es el di­ri­gen­te socialista sino los jue­ces. En plu­ral. Por­que son va­rios los que es­cu­dri­ñan en­tre las som­bras de la fi­nan­cia­ción del PP. De­cía ayer mis­mo que la corrupción no mer­ma sus op­cio­nes pa­ra la re­elec­ción. Pe­ro más bien pa­re­ce la ex­pre­sión de un de­seo. Por­que so­lo unas ho­ras más tar­de, la Guar­dia Ci­vil vol­vía a la se­de de su par­ti­do. La semana pa­sa­da fue la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na. Ayer, Ma­drid. Dos de las co­mu­ni­da­des en las que el par­ti­do ha si­do más po­de­ro­so des­de ha­ce ya mu­chos años. Sus pro­pues­tas de re­ge­ne­ra­ción que­dan in­me­dia­ta­men­te se­pul­ta­das ba­jo un alud, el del fan­go de la corrupción. La reite­ra­ción de ca­sos mi­nan su ya es­ca­sa cre­di­bi­li­dad y res­pues­tas tan im­pro­ce­den­tes como el blin­da­je de Ri­ta Bar­be­rá la aca­ban de hun­dir. La su­ce­sión de co­rrup­te­las han con­ver­ti­do al PP en un apes­ta­do del que los de­más par­ti­dos hu­yen. Y ese es el ver­da­de­ro obs­tácu­lo pa­ra que Ra­joy pue­da go­ber­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.