Nue­vas fac­tu­ras de gas­tos en co­mi­das, via­jes y re­ga­los aco­rra­lan a Ri­ta Bar­be­rá

El al­cal­de de Va­len­cia pre­sen­tó a la Fis­ca­lía otro in­for­me so­bre su­pues­tos dis­pen­dios

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo -

El fu­tu­ro de Ri­ta Bar­be­rá se com­pli­ca. A la impu­tación de nue­ve de sus diez con­ce­ja­les cuan­do era al­cal­de­sa de Va­len­cia den­tro de la Ope­ra­ción Tau­la, se su­ma aho­ra la pre­sen­ta­ción de nue­vas fac­tu­ras co­rres­pon­dien­tes a dis­pen­dios que la exal­cal­de­sa su­pues­ta­men­te fac­tu­ró de for­ma irre­gu­lar al ayun­ta­mien­to en­tre el 2009 y el 2015 como gas­tos de re­pre­sen­ta­ción. Y es que el ayun­ta­mien­to de Va­len­cia pre­sen­tó ayer a la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción un nue­vo in­for­me que am­plía el re­mi­ti­do con an­te­rio­ri­dad con más fac­tu­ras de gas­tos rea­li­za­dos por Bar­be­rá y que, como in­for­ma Eu­ro­pa Press, res­pon­den a via­jes, co­mi­das en res­tau­ran­tes, re­ga­los o alo­ja­mien­tos. To­do ello ha he­cho que in­clu­so miem­bros de su pro­pio par­ti­do pi­dan que de­je de ser se­na­do­ra pa­ra no da­ñar más la ima­gen del PP.

Las fac­tu­ras fue­ron de­man­da­das por el mi­nis­te­rio pú­bli­co den­tro de la in­ves­ti­ga­ción que lle­va a ca­bo tras la de­nun­cia pre­sen­ta­da en ma­yo del pa­sa­do año por Com­pro­mís den­tro de lo se ha de­no­mi­na­do Ri­ta­leaks. El par­ti­do, aho­ra en el go­bierno lo­cal, ha abier­to una web con ese nom­bre don­de in­di­ca los gas­tos rea­li­za­dos por la exal­cal­de­sa.

Via­je a San­tia­go

En­tre ellos es­tán tam­bién los co­rres­pon­dien­tes a un des­pla­za­mien­to a San­tia­go de Com­pos­te­la que Bar­be­rá hi­zo como al­cal­de­sa el 20 de enero del 2012 pa­ra acu­dir al fu­ne­ral de Ma­nuel Fra­ga. Los gas­tos de ho­tel y avión pa­ra ella y la es­col­ta son de 2.323,44 eu­ros. En con­cre­to, fi­gu­ran dos bi­lle­tes de avión de 967,22 y 931,22 eu­ros, res­pec­ti­va­men­te, y dos ha­bi­ta­cio­nes en el Hos­tal de los Re­yes Ca­tó­li­cos, de 250 y 175 eu­ros.

Fuen­tes mu­ni­ci­pa­les di­je­ron que su ob­je­ti­vo es con­tri­buir a de­ter­mi­nar si gas­tos rea­li­za­dos por la po­pu­lar du­ran­te su es­tan­cia en la al­cal­día co­rres­pon­den o no a «ac­ti­vi­da­des de go­bierno». En es­te sen­ti­do, aña­den que la de­man­da de la Fis­ca­lía po­nía es­pe­cial em­pe­ño en los gas­tos en «co­mi­das en res­tau­ran­tes, re­ga­los de na­ran­jas, co­mi­da en es­pe­cie y nue­ve via­jes».

Di­cho do­cu­men­to afec­ta a las 466 fac­tu­ras que el gru­po mu­ni­ci­pal de Com­pro­mís ad­jun­tó a la de­nun­cia que pre­sen­tó an­te la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción y que ha­bían jus­ti­fi­ca­do como gas­tos de re­pre­sen­ta­ción por un to­tal de 278.000 eu­ros en co­mi­das, ho­te­les y via­jes du­ran­te esos cua­tro años, y a «al­gu­na más».

A raíz de la de­nun­cia, el mi­nis­te­rio pú­bli­co abrió di­li­gen­cias de in­ves­ti­ga­ción en ma­yo, pro­rro­gan­do en di­ciem­bre la in­ves­ti­ga­ción du­ran­te otro me­dio año. En­tre los gas­tos pu­bli­ca­dos fi­gu­ra­ban una co­mi­da con gin-to­nics, gaz­pa­chos de lan­gos­ta, ron, os­tras, ma­ris­ca­das, pa­cha­rán, viei­ras o «mo­ja­ma ex­tra». Asi­mis­mo, apa­re­cían tam­bién 600 eu­ros por una no­che en una sui­te de ho­tel con full cre­dit, que cu­bría todos los gas­tos, «des­de ma­sa­jes has­ta la pe­di­cu­ra».

Unos gas­tos no jus­ti­fi­ca­dos

El al­cal­de de Va­len­cia, Joan Ri­bó, que era el por­ta­voz de Com­pro­mís en el con­sis­to­rio cuan­do es­ta coa­li­ción pre­sen­tó la de­nun­cia, des­ta­có que a los 278.000 eu­ros de gas­to de­nun­cia­dos se su­ma «al­guno más» que «ha apa­re­ci­do por ahí». In­di­ca que se tra­ta de «dis­pen­dios» que en su «ma­yor par­te o mu­chos no es­tán jus­ti­fi­ca­dos por el he­cho de ser al­cal­de­sa» quien los reali­ce,por­que «son via­jes par­ti­cu­la­res, via­jes que no cons­tan con­cre­ta­men­te en la agen­da del al­cal­de y que tie­nen ca­rác­ter par­ti­cu­lar». Joan Ri­bó ha va­lo­ra­do la po­si­bi­li­dad de que el mi­nis­te­rio pú­bli­co pi­da la impu­tación de Bar­be­rá por Ri­ta­leaks. El ar­tícu­lo 10 de la Ley Or­gá­ni­ca de Par­ti­dos Po­lí­ti­cos abre la puer­ta a ile­ga­li­za­ción de un par­ti­do po­lí­ti­co si se de­mues­tra que ha ac­tua­do como aso­cia­ción con fi­nes ilí­ci­tos. La por­ta­voz de los dipu­tados va­len­cia­nos en el Con­gre­so, Án­ge­la Ballester, anun­ció ayer a los me­dios, en Ma­drid, que su for­ma­ción tra­ba­ja pa­ra que la cá­ma­ra apli­que «me­di­das con­tun­den­tes» con­tra el PP va­len­ciano si se con­fir­ma que los múl­ti­ples ca­sos de corrupción en los que in­cu­rren miem­bros de ese par­ti­do per­mi­ten con­cluir que ac­tuó como aso­cia­ción de­lic­ti­va.

Juan Pe­dro Ylla­nes, ma­gis­tra­do en ex­ce­den­cia y diputado de Po­de­mos, se­ña­ló a los pe­rio­dis­tas que la ley pre­vé que el Con­gre­so o el Se­na­do pue­dan ins­tar al Go­bierno pa­ra que so­li­ci­te la di­so­lu­ción de un par­ti­do po­lí­ti­co. En rue­da de pren­sa pa­ra pre­sen­tar la pro­pues­ta de Po­de­mos de crear en el Con­gre­so una co­mi­sión per­ma­nen­te so­bre corrupción, Ylla­nes re­cor­dó que el PP tam­bién es­tá lla­ma­do a de­cla­rar en el ca­so que in­ves­ti­ga el bo­rra­do de los dis­cos du­ros de su ex­te­so­re­ro Luis Bár­ce­nas. «Ya estamos ha­blan­do de co­sas muy se­rias que tie­nen res­pues­ta ad­mi­nis­tra­ti­va en la Ley Or­gá­ni­ca de Par­ti­dos Po­lí­ti­cos», aña­dió.

In­ha­bi­li­ta­ción mo­ral

Pre­gun­ta­da so­bre la po­si­bi­li­dad de pro­mo­ver la ile­ga­li­za­ción del PP va­len­ciano, la dipu­tada socialista Ire­ne Lo­zano di­jo que «ile­ga­li­zar un par­ti­do en una de­mo­cra­cia es al­go muy gra­ve y ten­dría que ha­ber una re­so­lu­ción ju­di­cial fir­me pa­ra que pu­die­ra ocu­rrir».

A su jui­cio, des­de el pun­to de vis­ta po­lí­ti­co, «la in­ha­bi­li­ta­ción mo­ral y po­lí­ti­ca del PP va­len­ciano ya se ha pro­du­ci­do».

JUANJO MAR­TIN EFE

La exal­cal­de­sa, en ma­yo del año pa­sa­do tras to­mar po­se­sión como se­na­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.