La OTAN des­plie­ga sus bar­cos en el Egeo con­tra el trá­fi­co de re­fu­gia­dos

Es­pa­ña con­tri­bui­rá con el en­vío de una fra­ga­ta y un bu­que de apo­yo

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - CRIS­TI­NA PORTEIRO

«Es im­por­tan­te res­pon­der rá­pi­da­men­te. Es­ta cri­sis nos afec­ta a todos». Con es­ta ad­ver­ten­cia, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la OTAN, Jens Stol­ten­berg, anun­ció ayer en Bru­se­las que la Alianza es­tá pre­pa­ra­da pa­ra dar res­pues­ta a la de­man­da con­jun­ta que lan­za­ron Ale­ma­nia y Tur­quía a sus so­cios. Los dos paí­ses so­li­ci­ta­ron una in­ter­ven­ción ur­gen­te en aguas del Egeo don­de la si­tua­ción de emer­gen­cia por el flu­jo de re­fu­gia­dos no da tre­gua. La mi­sión, que tra­ta­rá de es­tran­gu­lar los ca­na­les irre­gu­la­res de lle­ga­da, es iné­di­ta.

A pe­sar de las re­ser­vas que man­tu­vo des­de el ini­cio de la cri­sis mi­gra­to­ria, la OTAN ac­ce­de fi­nal­men­te a des­ple­gar sus efec­ti­vos «sin de­mo­ra» pa­ra ayu­dar en la­bo­res de «re­co­no­ci­mien­to, mo­ni­to­reo y vigilancia» en el área ma­rí­ti­ma de 100 ki­ló­me­tros que se­pa­ra a Tur­quía de Gre­cia, un «pa­raí­so pa­ra las ma­fias», se­gún la Co­mi­sión Eu­ro­pea. Stol­ten­berg an­ti­ci­pó el en­vío de cin­co bu­ques, has­ta aho­ra en­cla­va­dos en aguas cer­ca­nas a Chi­pre. Las na­ves, del Gru­po Ma­rí­ti­mo 2, se di­ri­gen ha­cia los cru­ces náu­ti­cos don­de la fal­ta de con­trol ha de­ja­do cam­po abier­to al trá­fi­co de per­so­nas y la mi­gra­ción irre­gu­lar. Es­pa­ña con­tri­bui­rá con una fra­ga­ta y un bu­que de apo­yo.

«No se tra­ta de pa­rar o ha­cer re­tro­ce­der a los bo­tes de re­fu­gia­dos», tra­tó de acla­rar el no­rue­go an­te las du­das. La mi­sión se ce­ñi­rá en prin­ci­pio a apor­tar in­for­ma­ción a las guar­dias cos- te­ras grie­gas y tur­cas pa­ra que pue­dan lu­char con­tra los tra­fi­can­tes de una for­ma más efi­caz en coope­ra­ción con la agen­cia eu­ro­pea, Fron­tex.

ALE­MA­NIA, DE­SES­PE­RA­DA Mi­sión fa­lli­da en los Bal­ca­nes.

La lla­ma­da de Ber­lín a sus so­cios de la OTAN es la úl­ti­ma ma­nio­bra de­ses­pe­ra­da del Go­bierno de An­ge­la Mer­kel pa­ra blo­quear la lle­ga­da de más re­fu­gia­dos. Se­gún fuen­tes di­plo­má­ti­cas de Bru­se­las, la lí­der ger­ma­na lle­gó a pro­po­ner in­clu­so una mi­sión de la Alianza en los Bal­ca­nes sin éxi­to. La can­ci­ller es­tá en la pi­co­ta. Su po­pu­la­ri­dad en­tre los ciu­da­da­nos cae en pi­ca­do y las ten­sio- nes den­tro y fue­ra de su par­ti­do le au­gu­ran un amar­go ca­mino ha­cia las elec­cio­nes del año que vie­ne. La ges­tión de la cri­sis ha si­do ne­fas­ta. Su po­si­ción ha os­ci­la­do des­de la po­lí­ti­ca de puer­tas abier­tas en agos­to del 2015, pre­ci­pi­tan­do la lle­ga­da ma­si­va de mi­gran­tes al país, al blin­da­je a cal y canto de las fron­te­ras, pro­vo­can­do se­rios ta­po­nes a lo lar­go de la ru­ta de los Bal­ca­nes y po­nien­do con­tra las cuer­das el fu­tu­ro de Schen­gen.

BRU­SE­LAS, NIN­GU­NEA­DA La guar­dia de fron­te­ras en el ale­ro.

La in­ter­ven­ción de la OTAN tam­bién po­ne en evi­den­cia el fra­ca­so de la ges­tión di­se­ña­da por la Co­mi­sión Eu­ro­pea an­te la fal­ta de coor­di­na­ción y vo­lun­tad de los so­cios europeos. Las pro­pues­tas de Bru­se­las pa­ra con­tro­lar las fron­te­ras ex­ter­nas y ali­viar la pre­sión en el Me­di­te­rrá­neo a tra­vés de la re­ubi­ca­ción de re­fu­gia­dos han si­do me­nos­pre­cia­das por los paí­ses de la UE, que se nie­gan a co­la­bo­rar. Bru­se­las es­tá arrin­co­na­da y te­me que la mi­sión de la Alianza com­pro­me­ta el fu­tu­ro de la guar­dia eu­ro­pea de fron­te­ras que tra­ta de im­pul­sar: «Ce­le­bra­mos la de­ci­sión pe­ro es­pe­ra­mos que la guar­dia ten­ga un man­da­to más am­plio y fle­xi­ble que el que tie­ne aho­ra Fron­tex», ad­vir­tió ayer el por­ta­voz co­mu­ni­ta­rio, Mar­ga­ri­tis Schi­nas.

G. MOUTAFIS REUTERS

In­mi­gran­tes y re­fu­gia­dos res­ca­ta­dos fren­te a Tur­quía por la guar­dia cos­te­ra griega.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.