Aca­ba­re­mos vien­do la cos­ta a pe­sar de la tor­men­ta

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía - Hen­rik Lum­holdt Es­tra­te­ga de In­ver­sis

El año 2016 se­rá un ejer­ci­cio com­ple­jo. Los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros ma­ne­jan re­la­ti­va­men­te bien una ma­la no­ti­cia con­cre­ta y cuan­ti­fi­ca­ble: la po­nen en pre­cio y si­guen. El problema apa­re­ce cuan­do hay de­ma­sia­dos im­pon­de­ra­bles a la vez. La tran­si­ción que atra­vie­sa Chi­na, el pre­cio del pe­tró­leo y las de­ci­sio­nes de los ban­cos cen­tra­les jue­gan como fac­to­res de­ci­si­vos, que ge­ne­ra­rán in­cer­ti­dum­bre y vo­la­ti­li­dad en los mer­ca­dos, tal y como se es­tá de­mos­tran­do. ¿Es­tán so­bre­rreac­cio­nan­do las bol­sas? Pro­ba­ble­men­te sí, pe­ro de mo­men­to no tie­nen otro re­me­dio has­ta que me­jo­re al­go la vi­si­bi­li­dad so­bre la economía. Pen­sa­mos que aca­ba­rá me­jo­ran­do.

No hay que me­nos­pre­ciar el re­to al que se en­fren­ta el gi­gan­te chino, un país en el que el en­deu­da­mien­to del sec­tor pri­va­do ha pro­vo­ca­do una ma­yor vul­ne­ra­bi­li­dad fi­nan­cie­ra, y que tie­ne por de­lan­te la ges­tión de la tran­si­ción ha­cia otro mo­de­lo de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y fi­nan­cie­ro. Y tam­po­co es nin­gu­na ba­na- li­dad el da­ño que ha­ce el des­plo­me del pre­cio del pe­tró­leo tan­to pa­ra los paí­ses pro­duc­to­res como pa­ra la in­dus­tria de la ener­gía en ge­ne­ral.

Pe­ro de ahí a con­cluir que estamos an­te otra re­ce­sión glo­bal en el mundo desa­rro­lla­do hay un tre­cho. Los da­tos no pa­re­cen jus­ti­fi­car­lo y tam­po­co se pre­sen­tan los des­equi­li­brios que la han fa­ci­li­ta­do en el pa­sa­do re­cien­te.

Un cri­te­rio que se es­tá im­po­nien­do es que los ban­cos cen­tra­les han per­di­do su ca­pa­ci­dad de in­fluen­cia so­bre el ci­clo eco­nó­mi­co en ge­ne­ral y los mer­ca- dos fi­nan­cie­ros en con­cre­to. No es así, en nues­tra opi­nión, y se ol­vi­da que el men­sa­je de la Re­ser­va Fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos ha si­do pre­ci­sa­men­te que quie­re aca­bar sus es­tí­mu­los y nor­ma­li­zar su po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. Es­te men­sa­je ha con­tri­bui­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te a acre­cen­tar la ten­sión de los mer­ca­dos y, en nues­tra opi­nión, se­rá mo­di­fi­ca­do gra­dual­men­te a lo lar­go del año.

Con to­do, te­ne­mos que en­fo­car bien el te­les­co­pio pa­ra el res­to del año. Pe­ro aca­ba­re­mos vien­do la cos­ta a pe­sar de la tor­men­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.