La in­ha­bi­li­ta­ción pla­nea so­bre Vi­llar

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - RO­DRI­GO ERRASTI

El Con­se­jo Su­pe­rior de Deportes (CSD) es­tá de­ci­di­do a abor­dar las sos­pe­chas de corrupción en el de­por­te y por ello so­li­ci­tó al Tri­bu­nal Ad­mi­nis­tra­ti­vo del De­por­te (TAD) la documentación co­rres­pon­dien­te a los ca­sos de las fe­de­ra­cio­nes es­pa­ño­las de fút­bol y ba­lon­ces­to. El CSD pi­de al TAD que in­coe ex­pe­dien­tes dis­ci­pli­na­rios a sus presidentes, Ángel Ma­ría Vi­llar y Jo­sé Luis Sáez, así como al vi­ce­pre­si­den­te eco­nó­mi­co de la FEF, Juan Pa­drón Mo­ra­les, y al se­cre­ta­rio ge­ne­ral-di­rec­tor eco­nó­mi­co de la FEB, Luis Giménez.

En el ca­so del fút­bol, el TAD po­dría in­ha­bi­li­tar en las pró­xi­mas ho­ras de mo­do cau­te­lar a Vi­llar, que no apor­tó los apuntes con­ta­bles y los mo­vi­mien­tos ban­ca­rios re­que­ri­dos pa­ra com­pro­bar las en­tra­das y sa­li­das de di­ne­ro de la fe­de­ra­ción has­ta que dos fun­cio­na­rios del CSD se pre­sen­ta­ron la semana pa­sa­da en la Ciu­dad del Fút­bol de Las Ro­zas. Mien­tras se es­tu­dia el ca­so, Vi­llar no po­dría ser can­di­da­to el 22 de abril en las elec­cio­nes a la pre­si­den­cia en las que Jor­ge Pé­rez, ac­tual se­cre­ta­rio ge­ne­ral, ha mos­tra­do su de­seo de par­ti­ci­par.

En el ca­so de que la documentación arro­je al­gu­na irre­gu­la­ri­dad, se­ría in­ha­bi­li­ta­do por ad­mi­nis­tra­ción des­leal, mal­ver­sa­ción de fon­dos y da­ños y per­jui­cios a ter­ce­ros clu­bes. La sus­pen­sión pa­ra ejer­cer su car­go po­dría ser por un pe­río­do mí­ni­mo de dos años, lo que le im­pe­di­ría pre­sen­tar­se a los co­mi­cios pa­ra se­guir en un car­go en el que per­ma­ne­ce des­de 1988. La in­ves­ti­ga­ción bus­ca acla­rar si es cier­to que la fe­de­ra­ción pres­tó di­ne­ro de ma­ne­ra irre­gu­lar al Re­crea­ti­vo de Huel­va pa­ra que pu­die­ra ha­cer fren­te a unas deu­das y no su­frir un des­cen­so ad­mi­nis­tra­ti­vo, y al Ma­rino Te­ne­ri­fe-Sur. El Re­crea­ti­vo usó el di­ne­ro pa­ra pa­gar a Jo­sé Luis Ol­tra y su cuer­po téc­ni­co unos 200.000 eu­ros que se les adeu­da­ban a tra­vés del Co­mi­té de En­tre­na­do­res.

El CSD acla­ra que en el ca­so de la fe­de­ra­ción re­mi­te «el asun­to al TAD tras ha­ber com­pro­ba­do la documentación y las ale­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes a los ca­sos» y ex­pli­ca que del «análisis de di­cha in­for­ma­ción se des- pren­de que la ac­tua­ción fe­de­ra­ti­va ha po­di­do oca­sio­nar un agra­vio com­pa­ra­ti­vo y un me­nos­ca­bo del prin­ci­pio de igual­dad de los clu­bes al adul­te­rar gra­ve­men­te la com­pe­ti­ción, lo que pon­dría en cues­tión la im­par­cia­li­dad de los res­pon­sa­bles fe­de­ra­ti­vos a la ho­ra de tra­tar a sus aso­cia­dos.

Miguel Car­de­nal, se­cre­ta­rio de Es­ta­do pa­ra el De­por­te, ya ha ad­ver­ti­do en va­rias oca­sio­nes que el Go­bierno «no ce­de­rá» an­te nin­gu­na ame­na­za de la FIFA por una pre­sun­ta in­je­ren­cia gu­ber­na­men­tal, tác­ti­ca usa­da en el pa­sa­do por la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol y que tam­bién aho­ra pre­ten­de uti­li­zar Vi­llar. «Nos ame­na­za­ron con ex­cluir­nos y el Go­bierno es­tu­vo su­je­to a la le­ga­li­dad es­pa­ño­la. En ma­yo re­ci­bí car­tas de FIFA ame­na­zan­do con que Es­pa­ña no iría a la Eu­ro­co­pa. El Go­bierno no ce­de a pre­sio­nes y ame­na­zas in­jus­ti­fi­ca­das. Si se die­ra esa hi­pó­te­sis, por su­pues­to que la res­pues­ta se­ría la mis­ma».

En el ca­so del ba­lon­ces­to, el CSD re­co­no­ció que se es­tu­dia­ban las pre­sun­tas «prác­ti­cas co­rrup­tas» den­tro de la FEB en una re­vi­sión del pe­río­do en­tre 2009 y 2012, des­pués de que El Mundo pu­bli­ca­ra la su­pues­ta con­ta­bi­li­dad do­ble en el seno de la fe­de­ra­ción. La in­ves­ti­ga­ción fue alen­ta­da tam­bién des­de el Co­mi­té Olím­pi­co Es­pa­ñol de­bi­do al en­fren­ta­mien­to en­tre Sáez y el pre­si­den­te del COE, Ale­jan­dro Blan­co. El CSD or­de­nó una au­di­to­ría y so­li­ci­tó los li­bros de cuen­tas des­pués de la de­nun­cia del pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Ca­ta­la­na, Joan Car­les Fa Bus­quets. Otras vo­ces se al­za­ron des­pués pa­ra de­nun­ciar el su­pues­to em­pleo de los re­cur­sos eco­nó­mi­cos en fa­vor de su hi­jo, Pe­po.

«El CSD es­ti­ma que la impu­tación de gas­tos par­ti­cu­la­res a las cuen­tas de la fe­de­ra­ción, aunque ha­yan po­di­do ser com­pen­sa­dos con pos­te­rio­ri­dad, po­dría su­po­ner una in­co­rrec­ta uti­li­za­ción de los fon­dos fe­de­ra­ti­vos», ar­gu­men­tó yr el or­ga­nis­mo pre­si­di­do por Miguel Car­de­nal pa­ra jus­ti­fi­car la so­li­ci­tud de la aper­tu­ra del ex­pe­dien­te al TAD tan­to a Sáez como al se­cre­ta­rio ge­ne­ral-di­rec­tor eco­nó­mi­co de la FEB, Luis Giménez Mar­tí­nez.

AL­BER­TO MO­RAN­TE EFE

La sus­pen­sión de Vi­llar pa­ra ejer­cer su car­go po­dría ser por al me­nos de dos años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.