Lu­cas po­ne los ci­mien­tos del fu­tu­ro

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - A. CEN­TENO, M. DU­RÁN

A pe­sar de su ju­ven­tud (so­lo tie­ne 27 años), Lu­cas lle­va me­dia vi­da co­no­cien­do en pri­me­ra per­so­nas las vi­ci­si­tu­des del fút­bol. Ha su­fri­do im­pa­gos, ha re­ci­bi­do ofer­tas de clu­bes con ma­la fa­ma, le han lle­ga­do re­ca­dos de có­mo era el Dé­por an­tes de su lle­ga­da y aho­ra dis­fru­ta de un club que tra­ta de re­sur­gir sin pri­sa pe­ro sin cal­ma, plan­tean­do un pro­yec­to atrac­ti­vo ba­sa­do en unas cuen­tas sa­nea­das y una ilu­sión sin lí­mi­tes.

Y con la ex­pe­rien­cia de ha­ber vi­vi­do di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes, el go­lea­dor se atreve a mar­car las pau­tas so­bre las que él con­si­de­ra que el Dé­por de­be ci­men­tar su fu­tu­ro y en las que, en su opi­nión, el con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción ya tra­ba­ja con ga­ran­tías.

ES­TA­BI­LI­DAD El fu­tu­ro pa­sa por asen­tar­se de­fi­ni­ti­va­men­te en Pri­me­ra Di­vi­sión

«Es­ta­bi­li­dad». Es la pa­la­bra que más em­plea Lu­cas Pé­rez a la ho­ra de ha­blar del pre­sen­te y del fu­tu­ro del De­por­ti­vo. «Ne­ce­si­ta una es­ta­bi­li­dad de unos años en Pri­me­ra, sin ba­jar, pa­ra que así pue­da so­lu­cio­nar los gra­ves pro­ble­mas eco­nó­mi­cos que arras­tra. Has­ta que se lo­gre esa es­ta­bi­li­dad, no se pue­de uno pa­rar a pen­sar en me­tas su­pe­rio­res», sub­ra­ya el co­ru­ñés.

IMA­GEN El Dé­por ha re­cu­pe­ra­do la bue­na fa­ma y vuel­ve a ser una pla­za ape­te­ci­ble

Lu­cas co­no­ce bien como de­por­ti­vis­ta y por los co­men­ta­rios que al­gu­nos com­pa­ñe­ros ve­te­ra­nos le ha­cen, las di­fi­cul­ta­des que se vi­vie­ron en el Dé­por no ha­ce tan­to tiem­po. Una fa­ma que ha ge­ne­ra­do du­das en mu­chos fut­bo­lis­tas a la ho­ra de re­ca­lar en A Co­ru­ña. En la ac­tua­li­dad, cree que ya no su­ce­de. Al con­tra­rio.

«Con los que pro­ble­mas que se han pa­sa­do, que me co­men­tan mu­chos com­pa­ñe­ros... Es­tá­ba­mos en Se­gun­da y aún no ha­bía plan­ti­lla con­fec­cio­na­da, lue­go el te­ma de la AFE... Es ló­gi­co que hu­bie­ra ju­ga­do­res que les ti­ra­ra pa­ra atrás es­to y que no qui­sie­ran ve­nir», ex­pli­ca.

CON­TI­NUI­DAD Te­ner ca­da vez más fut­bo­lis­tas en pro­pie­dad ani­ma a otros a acep­tar la pro­pues­ta

En opi­nión del 7 del Dé­por, uno de los ob­je­ti­vos que de­be per­se­guir el con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción es apos­tar, ca­da vez más, por los ju­ga­do­res en pro­pie­dad. «Esa es­ta­bi­li­dad que lo­gra­mos el año pa­sa­do con la per­ma­nen­cia, y que es­te año se ha vis­to con la con­ti- nui­dad de va­rios fut­bo­lis­tas, de­be man­te­ner­se en el fu­tu­ro. Hay que apos­tar por con­so­li­dar un buen blo­que, por­que eso ayu­da­rá a que los ju­ga­do­res quie­ran ve­nir, ya que ve­rán un pro­yec­to que les gus­ta­rá».

CON­FIAN­ZA La afi­ción tie­ne que preo­cu­par­se so­lo de los te­mas de­por­ti­vos

Te­ner una afi­ción como la del De­por­ti­vo, que se des­pla­za por Es­pa­ña ade­lan­te, y que con­vier­te Ria­zor en una au­tén­ti­ca fies­ta ca­da par­ti­do, es un plus que tie­ne el De­por­ti­vo. Por eso Lu­cas, cree es vi­tal que los hin­chas es­tén so­lo preo­cu­pa­dos de los te­mas de­por­ti­vos. «No se pue­de es­tar pe­lean­do hoy por el des­cen­so, ma­ña­na un po­co más al­to, pa­sa­do otra vez por el des­cen­so... Hay que cre­cer sin dar pa­sos atrás. Que la afi­ción pue­da ir al cam­po tran­qui­la, sin pen­sar que es­to pue­de ir mal... En esa lí­nea estamos tra­ba­jan­do ac­tual­men­te des­de el con­se­jo has-

ta los ju­ga­do­res».

VEN­TAS El club ha de es­tar abier­to a po­si­bles tras­pa­sos im­por­tan­tes

Aunque Lu­cas apues­ta por la con­ti­nui­dad del blo­que, en­tien­de que si lle­ga una pro­pues­ta im­por­tan­te por al­gún fut­bo­lis­ta, el De­por­ti­vo de­be es­tar abier­to a va­lo­rar­la y, si le re­sul­ta in­tere­san­te, acep­tar­la. «Hay una deu­da muy gran­de y un gran tras­pa­so ser­vi­ría pa­ra re­ba­jar­la y aún que­da­ría di­ne­ro pa­ra in­ver­tir en los fut­bo­lis­tas que es­tán en la plan­ti­lla y que el club quie­ra te­ner con­ten­tos pa­ra man­te­ner­los en el Dé­por. Por eso es muy im­por­tan­te que los ju­ga­do­res se re­va­lo­ri­cen».

GES­TOS La de­ci­sión de Mos­que­ra de se­guir en el Dé­por, un men­sa­je pa­ra la can­te­ra y fu­tu­ri­bles

Lu­cas lo tie­ne cla­ro. Que un fut­bo­lis­ta co­ti­za­do en la ac­tua­li­dad como es Pe­dro Mos­que­ra ha­ya re­cha­za­do una pro­pues­ta mi­llo­na­ria del Va­len­cia y se ha­ya que­da­do en el Dé­por es un men­sa­je cla­ro de ca­ra a los po­si­bles fi­cha­jes y a la can­te­ra.

«Que Pe­dro se ha­ya que­da­do es im­por­tan­tí­si­mo ya no so­lo pa­ra el equi­po en sí, sino pa­ra los que pue­dan ve­nir que ven que hay una apues­ta de­ci­di­da por es­te equi­po. Tam­bién pa­ra la can­te­ra. Por ejem­plo, que es­te­mos aquí gen­te de ca­sa, ani­ma a los cha­va­les a dar pa­si­tos al fren­te y a otros pa­ra que­rer for­mar par­te de es­ta can­te­ra», sub­ra­ya el de Mo­ne­los.

VES­TUA­RIO El buen am­bien­te se tra­du­ce en el cam­po y tam­bién ayu­da

Lu­cas pre­su­me de un ves­tua­rio «sen­sa­cio­nal» en el que tie­ne «gran­des ami­gos», al­go que cree que tam­bién ayu­da a la ho­ra de que un fut­bo­lis­ta de­ci­da ve­nir. Los ju­ga­do­res lla­man a co­no­ci­dos y pre­gun­tan por los com­pa­ñe­ros. Ahí tam­bién acier­ta el Dé­por.

CÉ­SAR QUIAN

Lu­cas es­tá ilu­sio­na­do con for­mar par­te de ese Dé­por de fu­tu­ro del que ha­bla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.