El pá­ja­ro azul y la ri­sa del lobo

La Voz de Galicia (Ourense) - - Alta Definición - Cé­sar Rodríguez

Sue­nan las alarmas. Twit­ter ha per­di­do usua­rios en el 2015 y tie­ne los mis­mos que te­nía Fa­ce­book en el 2009. La no­ti­cia es otro torpe­do ba­jo la lí­nea de flo­ta­ción pa­ra una red so­cial ca­paz de ca­na­li­zar la opi­nión pú­bli­ca mun­dial con men­sa­jes muy cor­tos, pe­ro con­de­na­da a rein­ven­tar­se por la fal­ta de ex­pec­ta­ti­vas y de ren­ta­bi­li­dad. Ya sa­ben, el mer­ca­do man­da. Y es­te di­ce que el pá­ja­ro azul de­be cam­biar ra­di­cal­men­te. ¿Y ven­der su al­ma al dia­blo?

Se aca­bó el or­den cro­no­ló­gi­co que la ha con­ver­ti­do en una re­fe­ren­cia in­for­ma­ti­va. Y se de­rri­ba­rá el mí­ti­co lí­mi­te de los 140 ca­rac­te­res, el que ha de­vuel­to a los al­ta­res de la es­cri­tu­ra en lí­nea a la ve­ne­ra­ble dio­sa con­ci­sión. ¿Por qué hay que de­rrum­bar las co­lum­nas del tem­plo y eri­gir uno nue­vo? ¿Pa­ra que me­jo­re la ex­pe­rien­cia de los cien­tos de mi­llo­nes de tui­te­ros que anidan allí y la han con­ver­ti­do en un re­fe­ren­te in­for­ma­ti­vo? Pues no. No sea­mos ilu­sos. Jack Dor­sey, el con­se­je­ro de­le­ga­do de Twit­ter, quie­re (ne­ce­si­ta) que son­rían sus ac­cio­nis­tas. Y tam­bién los lo­bos de Wall Street, con su col­mi­llo re­tor­ci­do. Es­tos han ben­de­ci­do es­tas po­lé­mi­cas in­no­va­cio­nes y otras me­jo­ras como el ser­vi­cio de ví­deo Pe­ris­co­pe. De na­da sir­ve te­ner una pa­lan­ca ca­paz de mo­ver el mundo y de ha­ber crea­do una gran are­na de de­ba­te pú­bli­co si tus ba­lan­ces con­ta­bles se ti­ñen de rojo.

Ta­lent,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.