«Com­pén­sa­lles máis rou­bar­che o mó­bil que a car­tei­ra, por­que po­des le­var só 20 eu­ros»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - T. M.

Pro­cu­ra no com­prar te­lé­fo­nos de­ma­sia­do ca­ros por lo que pue­da vol­ver a pa­sar. El­ba Ten­rei­ro (Olei­ros, 1993) ha su­fri­do en sus car­nes lo que sig­ni­fi­ca que­dar­se sin te­lé­fono mó­vil has­ta en cin­co oca­sio­nes. En una de ellas es­tá se­gu­ra de que fue víc­ti­ma de un ro­bo: «Es­ta­ba de fes­ta coas mi­ñas ami­gas na zo­na do Or­zán. Pu­xen o bol­so ao meu ca­rón e es­ta­ba bai­lan­do. Ao ca­bo dun ra­to, o bol­so es­ta­ba, pe­ro o mó­bil xa non». ¿Có­mo se reac­cio­na? «Pri­mei­ro foi mi­rar se o per­de­ra. Pen­din­lle a un­ha ami­ga que me cha­ma­ra a ver se o es­coi­ta­ba­mos. Des­pois avi­sa­mos aos do­nos do lo­cal e ta­mén aos por­tei­ros». No lo re­cu­pe­ró nun­ca. Lla­mó a la com­pa­ñía te­le­fó­ni­ca y pi­dió que le blo­quea­sen su tar­je­ta SIM pa­ra que no pu­die­sen uti­li­zar­lo, por lo me­nos con su tar­je­ta. No te­nía ni copia de se­gu­ri­dad de los da­tos ni apli­ca­ción pa­ra intentar lo­ca­li­zar­lo, así que lo úni­co que pu­do ha­cer fue ir po­nién­do­se en con­tac­to con la gen­te pa­ra po­der re­cu­pe­rar los números de te­lé­fono. «Com­pén­sa­lles rou­bar­che o mó­bil e non a car­tei­ra, por­que na car­tei­ra po­des le­var só 20 eu­ros e un mó­bil po­de va­ler 200 eu­ros», di­ce. Nun­ca lle­gó a ir a la po­li­cía a de­nun­ciar el ro­bo «por­que xa non con­fia­ba en re­cu­pe­ra­lo». Ad­qui­ría otro ter­mi­nal y se­guía con un du­pli­ca­do de la tar­je­ta pa­ra no per­der el nú­me­ro.

En el res­to de oca­sio­nes no es­tá se­gu­ra de si se lo ro­ba­ron o lo ha­bía per­di­do. La úl­ti­ma ocu­rrió es­te mis­mo en­troi­do. «Creo que pui­do caer­me no ta­xi, por­que sen­ti­mos un ruí­do. Ao día se­guin­te cha­mei á com­pa­ñía e lo­ca­li­za­ron ao con­du­tor, pe­ro di­xo que non ato­pa­ra nin­gún te­lé­fono. Igual pui­do co­lle­lo al­guén», ex­pli­ca El­ba, que no es la úni­ca de su en­torno que se ha en­fren­ta­do a es­ta si­tua­ción. Ca­si to­das sus ami­gas o han ex­tra­via­do su ter­mi­nal o se lo han ro­ba­do. A una de ellas mien­tras se da­ba un ba­ño en la pla­ya. Otra de­nun­ció a la po­li­cía el ro­bo, apor­tan­do sus da­tos y el nú­me­ro de IMEI del te- lé­fono. «Di­xé­ron­lle que es­ti­ve­se aten­ta por se apa­re­cía». Apa­re­ció cua­tro me­ses des­pués en ob­je­tos per­di­dos. «Ago­ra xa es­tou in­ten­tan­do po­ñer­me ao día», y te­ner copia de se­gu­ri­dad. Por si se re­pi­te la si­tua­ción.

Á. BALLESTEROS

El­ba Ten­rei­ro se ha que­da­do sin mó­vil va­rias ve­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.