El ase­sino de Be­ce­rreá, an­tes de ma­tar a su mu­jer: «Ven pa­ra ama­ñar as cou­sas»

La víc­ti­ma, de 40 años, lle­va­ba unos días vi­vien­do en otra ca­sa con sus dos hi­jos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - D. CE­LA, X. CARREIRA

La mu­jer que mu­rió como con­se­cuen­cia de un ti­ro que le dio por la es­pal­da su es­po­so, en la tar­de del jue­ves en una vi­vien­da si­tua­da a cua­tro ki­ló­me­tros de Be­ce­rreá, pi­dió a su ma­dre que la aco­gie­ra en su ca­sa de Pe­dra­fi­ta a ella y a sus dos hi­jos. Ana Gó­mez Nieto, de 40 años, no desea­ba se­guir la re­la­ción con Jo­sé Ma­nuel Carballo Nei­ra, O Cha­ma­co, el pre­sun­to au­tor del cri­men. De he­cho ya lle­va­ba unos días vi­vien­do en una ca­sa en la que tam­bién re­si­día la ma­dre de su es­po­so. Y no se hu­bie­se pro­du­ci­do el fa­tal desen­la­ce si el pa­sa­do jue­ves no hu­bie­se acu­di­do acom­pa­ña­da de sus hi­jos a la vi­vien­da en la que ocu­rrie­ron los he­chos. Pe­ro su ma­ri­do le ha­bía pe­di­do que fue­se a la ca­sa pa­ra «ama­ñar as cou­sas».

Y ese arre­glo aca­bó a ti­ros. Ana Gó­mez mu­rió a con­se­cuen­cia de un dis­pa­ro de es­co­pe­ta que re­ci­bió por la es­pal­da. Ocu­rrió en pre­sen­cia de sus dos hi­jos, que se pu­sie­ron a sal­vo como pu­die­ron, y de su sue­gra. Las re­la­cio­nes en­tre el ma­tri­mo­nio ha­bían em­peo­ra­do no­ta­ble­men­te en los úl­ti­mos tiem­pos, se­gún di­ver­sas fuen­tes con­sul­ta­das por La Voz, pe­ro no hay cons­tan­cia de que se hu­bie­sen da­do epi­so­dios de malos tra­tos an­te­rior­men­te. La pri­me­ra re­fe­ren­cia a los des­en­cuen­tros en­tre am­bos apa­re­ce ha­ce unas se­ma­nas cuan­do él su­pues­ta­men­te la ame­na­zó con pe­gar­le un ti­ro con la es­co­pe­ta.

Alle­ga­dos a O Cha­ma­co ase­gu­ran que él lle­va­ba una tem­po­ra­da con­tra­ria­do y que la ma­la si­tua­ción de la pa­re­ja pu­do desem­bo­car en la su­pues­ta ame­na­za que mo­ti­vó que Ana Gó­mez pen­sa­se en asen­tar­se de­fi­ni­ti­va­men­te con sus hi­jos en la ca­sa de su ma­dre. De he­cho pa­re­ce que se ha­bía lle­va­do ya de la ca­sa mu­chas per­te­nen­cias.

Jo­sé Ma­nuel Carballo pro­vie­ne de una fa­mi­lia deses­truc­tu­ra­da. Su ma­dre tie­ne, se­gún al­gu­nos ve­ci­nos, do­ce hi­jos. Y la ma­yo­ría de ellos se en­cuen­tran tu­te­la­dos por la Xun­ta.

Fue a por la es­co­pe­ta

So­bre los que ocu­rrie­ron el jue­ves por la tar­de en la ca­sa de la al­dea de Her­bón hay una ver­sión que apun­ta a que la dis­cu­sión en­tre la pa­re­ja fue muy vio­len­ta y que O Cha­ma­co, muy en­fa­da­do, fue en bus­ca de la es­co­pe­ta que uti­li­za­ba pa­ra ir a la ca­ce­ría de ja­ba­líes, la car­gó con un car­tu­cho y le dis­pa­ró por la es­pal­da a su esposa. Los dos hi­jos de Ana

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.