Al PP ma­dri­le­ño

Sos­pe­chan que el mi­llón ha­lla­do a los sue­gros del ex al­to car­go era de Ló­pez Ma­drid

La Voz de Galicia (Ourense) - - España - MA­TEO BA­LÍN

Los ma­nus­cri­tos in­ter­ve­ni­dos por la Guar­dia Ci­vil a Francisco Gra­na­dos, ex­se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PP de Ma­drid y en pri­sión pre­ven­ti­va por la tra­ma Pú­ni­ca, han per­mi­ti­do a los in­ves­ti­ga­do­res dar un sal­to cua­li­ta­ti­vo en bus­ca de su­pues­tos pa­gos de em­pre­sa­rios des­ti­na­dos a fi­nan­ciar irre­gu­lar­men­te al par­ti­do re­gio­nal a cam­bio de ad­ju­di­ca­cio­nes. La co­la­bo­ra­ción con el juez de su mano de­re­cha, el cons­truc­tor Da­vid Mar­ja­li­za, des­ci­fran­do las si­glas y las con­sig­nas de di­ne­ro re­co­gi­dos en los pa­pe­les de Gra­na­dos, pro­vo­ca­ron ayer cin­co re­gis­tros en Ma­drid que se­ña­la­ron de for­ma di­rec­ta a dos per­so­nas: Beltrán Gu­tié­rrez, ex­ge­ren­te de los po­pu­la­res ma­dri­le­ños, y Ja­vier Ló­pez Ma­drid, con­se­je­ro de la cons­truc­to­ra OHL y yerno del pre­si­den­te del gru­po, Juan Miguel Vi­llar Mir.

El 13 de no­viem­bre pa­sa­do, el arre­pen­ti­do Mar­ja­li­za re­la­cio­nó an­te el juez Velasco las si­glas J.L.M. con Ja­vier Ló­pez Ma­drid y B.G. con Beltrán Gu­tié­rrez. De aque­lla co­la­bo­ra­ción vi­nie­ron los re­gis­tros del jue­ves y se abrió la puer­ta a in­ves­ti­gar la su­pues­ta fi­nan­cia­ción irre­gu­lar de la for­ma­ción re­gio­nal pre­si­di­da por Agui­rre. Otro nom­bre cla­ve de los pa­pe­les de Gra­na­dos es Ig­na­cio Pa­la­cios, ex­je­fe de ga­bi­ne­te de es­te al que los in­ves­ti­ga­do­res si­túan como co­bra­dor o su­pues­to tes­ta­fe­rro. Tras per­ma­ne­cer un año en pri­sión, el ins­truc­tor de la Pú­ni­ca or­de­nó su pues­ta en li­ber­tad y la de su mu­jer so­lo seis días des­pués de que Mar­ja­li­za des­ci­fra­ra los ma­nus­cri­tos.

El 16 de di­ciem­bre, Velasco agra­de­ció la co­la­bo­ra­ción de Mar­ja­li­za con su li­ber­tad pro­vi­sio­nal tras de­po­si­tar 100.000 eu­ros de fian­za y so­lo dos días des­pués sal­tó la lie­bre con el re­gis- tro de la ca­sa de los sue­gros de Gra­na­dos, don­de apa­re­ció en un al­ti­llo de un ar­ma­rio un ma­le­tín con cer­ca de un mi­llón de eu­ros en me­tá­li­co. Unos fon­dos que los pa­dres de la tam­bién in­ves­ti­ga­da Nie­ves Alar­cón, mu­jer de Gra­na­dos, ex­pli­ca­ron al juez con una ver­sión un tan­to sor­pren­den­te: «Un la­drón, fue un la­drón el que lo de­jó ahí», lle­gó a de­cla­rar el sue­gro. Ese mi­llón pro­ce­día, se­gún los in­ves­ti­ga­do­res, de las su­pues­tas ac­ti­vi­da­des ilí­ci­tas del ex­con­se­je­ro ma­dri­le­ño, es de­cir, del co­bro de co­mi­sio­nes a cam­bio de fa­vo­res po­lí­ti­cos. Y los re­gis­tros del jue­ves iban pre­ci­sa­men­te a bus­car prue­bas so­bre los su­pues­tos pa­gos de Ló­pez Ma­drid a Gra­na­dos y el pa­pel de in­ter­me­dia­rio que en es­te en­tra­ma­do ten­dría Beltrán Gu­tié­rrez. Tan­to el juez como los agen­tes de la UCO sos­pe­chan que el ha­llaz­go del ma­le­tín con el mi­llón de eu­ros po­drían pro­ce­der de esos pa­gos opa­cos a cam­bio de ad­ju­di­ca­cio­nes de con­tra­tos pú­bli­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.