El al­to tri­bu­nal ha­ce jus­ti­cia con los pac­tos su­ce­so­rios

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía - Ro­ber­to Pe­rei­ra Con­se­jo Ge­ne­ral de Eco­no­mis­tas

Es muy bien re­ci­bi­da la sen­ten­cia que re­co­no­ce la exen­ción de los pac­tos su­ce­so­rios ga­lle­gos en el IRPF. Es­pe­cial­men­te por los pro­fe­sio­na­les fis­ca­lis­tas, que veía­mos con cier­ta de­ses­pe­ra­ción el en­cono de al­gún re­pre­sen­tan­te de la AEAT en de­fen­der a ul­tran­za la su­je­ción al IRPF de las ga­nan­cias pa­tri­mo­nia­les de­ri­va­das de los pac­tos su­ce­so­rios. En más de una oca­sión me preo­cu­pé de or­ga­ni­zar unas jor­na­das pa­ra que los dis­tin­tos ar­gu­men­tos que de­fen­dían las par­tes im­pli­ca­das se pu­die­ran ex­po­ner y po­der des­pe­jar to­das aque­llas du­das que en­som­bre­cían el ho­ri­zon­te de es­ta fi­gu­ra pro­pia del de­re­cho ci­vil ga­lle­go. A pe­sar de la con­tun­den­cia de la res­pues­ta del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Xus­ti­za de Ga­li­cia (TSXG), que ya se ha­bía ma­ni­fes­ta­do so­bre la exen­ción de los pac­tos en el IRPF y su su­je­ción al im­pues­to so­bre su­ce­sio­nes, nos he­mos te­ni­do que enfrentar du­ran­te es­tos úl­ti­mos años a la to­zu­dez de la Agen­cia Tri­bu­ta­ria en re­co­no­cer­lo, y to­do ello ade­re­za­do con más sen­ten­cias del TSXG de Ga­li­cia, en la mis­ma di­rec­ción, y el pro­pio pro­ce­der del Tri­bu­nal Eco­nó­mi­co-Ad­mi­nis­tra­ti­vo Re­gio­nal (TEAR) de Ga­li­cia, que tam­bién acep­ta la po­si­ción doc­tri­nal del tri­bu­nal ga­lle­go en sus re­so­lu­cio­nes.

En un Es­ta­do de De­re­cho, uno de los prin­ci­pios más im­por­tan­tes es el de la se­gu­ri­dad jurídica, y de igual ma­ne­ra que la Ad­mi­nis­tra­ción de­be de vi­gi­lar por el cum­pli­mien­to de las nor­mas y el pa­go de los im­pues­tos, tam­bién el ad­mi­nis­tra­do tie­ne que sen­tir­se res­pal­da­do por una Ad­mi­nis­tra­ción se­ria, se­gu­ra y efi­cien­te. Los cam­bios de cri­te­rio, la no ho­mo­ge­nei­dad en la in­ter­pre­ta­ción de las nor­mas, y la no ob­ser­van­cia de la doc­tri­na ju­ris­pru­den­cial, crean in­se­gu­ri­dad jurídica e in­efi­cien­cia y el Es­ta­do no es­tá pa­ra con­sen­tir el des­pil­fa­rro.

No ol­vi­de­mos que una de las ta­reas más im­por­tan­tes de un pro­fe­sio­nal de la ase­so­ría fis­cal es la de pla­ni­fi­car de acuer­do con el marco nor­ma­ti­vo fis­cal y le­gal, ta­rea que re­sul­ta to­tal­men­te im­po­si­ble sin la ne­ce­sa­ria se­gu­ri­dad jurídica, de mo­do que el es­ce­na­rio en el que se mue­ve va a per­ma­ne­cer es­ta­ble du­ran­te un cier­to tiem­po, y no se van a pro­du­cir cam­bios de cri­te­rio u otras in­ter­pre­ta­cio­nes que adul­te­ren el tra­ba­jo.

Aho­ra sí se pue­de rea­li­zar un ase­so­ra­mien­to pa­ra la su­ce­sión he­re­di­ta­ria, tan­to del pa­tri­mo­nio per­so­nal como de la em­pre­sa fa­mi­liar, con se­gu­ri­dad y sin ti­tu­beos, apro­ve­chan­do el marco de los pac­tos su­ce­so­rios ga­lle­gos y la re­cien­te mo­di­fi­ca­ción de la ley ga­lle­ga en el im­pues­to so­bre su­ce­sio­nes, que co­lo­ca a nues­tra co­mu­ni­dad en un lu­gar pre­fe­ren­te. Bien­ve­ni­da pues la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pre­mo, pe­ro du­ran­te to­do es­te tiem­po se ha mal­gas­ta­do la mal­tre­cha ca­ja de re­cur­sos eco­nó­mi­cos del Es­ta­do, que, so­mos todos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.