«El De­por­ti­vo me­re­ce cre­cer»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes -

Adán, aquel por­te­ro de la can­te­ra del Ma­drid que ha­bía sen­ta­do a Ca­si­llas en el ban­qui­llo, jue­ga hoy ( 22.05 ho­ras, La 1) por pri­me­ra vez en Ria­zor. «Es un cam­po his­tó­ri­co, de un equi­po que ha vi­vi­do gran­des co­sas. Se crea un am­bien­te de fút­bol bo­ni­to y a todos los que ju­ga­mos a es­to es un cam­po que nos gus­ta vi­si­tar», afir­ma.

—Es el por­te­ro que más in­ter­vie­ne de la Li­ga ¿eso es bueno o ma­lo?

—Des­de el pun­to de vis­ta per­so­nal sig­ni­fi­ca que es­toy ha­cien­do un buen tra­ba­jo, que es­toy pa­ran­do mu­cho, pe­ro tam­bién quie­re de­cir que como equi­po en de­fen­sa te­ne­mos que me­jo­rar un po­co más. Que yo in­ter­ven­ga mu­cho tam­bién quie­re de­cir que los ri­va­les lle­gan mu­cho a por­te­ría y eso es un problema que en­tre todos te­ne­mos que so­lu­cio­nar. Me gus­ta­ría apa­re­cer mu­cho me­nos y que apa­re­cie­ran más nues­tros de­lan­te­ros.

—Al me­nos le ha ser­vi­do como re­co­no­ci­mien­to y que se ha­ble de us­ted como uno de los me­jo­res por­te­ros de la Li­ga.

—Yo te­nía cla­ro que en el mo­men­to que sa­lie­ra del Ma­drid y tu­vie­ra una con­ti­nui­dad do­min­go tras do­min­go po­día ju­gar al má­xi­mo ni­vel. Ya son tres años en el Be­tis y es­toy con­ten­tí­si­mo. En to­das par­tes se con­fía en mí y en mi tra­ba­jo, y pue­do se­guir cre­cien­do. Es lo que bus­ca­ba. Es­te club y es­ta ciu­dad me ha da­do to­do, es­ta­bi­li­dad en todos los sen­ti­dos y so­bre to­do la po­si­bi­li­dad de ju­gar.

—Al Be­tis le es­tá cos­tan­do mu­cho ga­nar.

—Ha ha­bi­do un cam­bio de di­ná­mi­ca des­de que ha em­pe­za­do la se­gun­da vuel­ta. El día del Vi­lla­rreal sa­ca­mos el em­pa­te en un cam­po com­pli­ca­do, con­tra el Ma­drid en nues­tro cam­po hi­ci­mos un gran par­ti­do, el otro día con la Real el equi­po vol­vió al ca­mino don­de en­ten­de­mos que de­be­mos es­tar, que es el de la en­tre­ga y dar el cien por cien. Y el otro día en ca­sa con­tra el Va­len­cia hi­ci­mos un par­ti­do muy se­rio, así que lle­va­mos un ini­cio de se­gun­da vuel­ta bueno, a pe­sar de la di­fi­cul­tad de los ri­va­les. Ese es el ca­mino a se­guir. Nos he­mos da­do cuen­ta des­pués de di­ciem­bre, cuan­do el equi­po tu­vo mu­chas de­rro­tas y mu­chos par­ti­dos en que no es­tu­vi­mos bien. Ha­bía que dar un pa­so al fren­te y el equi­po es­tá otra vez en la di­ná­mi­ca bue­na.

—¿Tie­nen equi­po más allá del por­te­ro y el go­lea­dor?

—Qui­zá sea lo que más se vea, por­que al fi­nal de la can­ti­dad de go­les que lle­va­mos Ru­bén Cas­tro ha he­cho prác­ti­ca­men­te el 80 %, y eso de ca­ra al es­pec­ta­dor ha­ce que se vea más. Pe­ro los úl­ti­mos par­ti­dos han si­do un tra­ba­jo de todos y no se pue­de des­ta­car a na­die. Han si­do en­cuen­tros muy se­rios en to­das las lí­neas, don­de to­do el mundo ha da­do el cien por cien, sa­be­mos la di­fi­cul­tad que tie­ne la Pri­me­ra Di­vi­sión y ne­ce­si­ta­mos de todos. Creo que el equi­po es­tá en esa lí­nea.

—¿Có­mo es­tá Ru­bén Cas­tro?

—Pa­ra mí es un ju­ga­dor de otro ni­vel. Des­de que lle­gó a Se­vi­lla, y con la ayu­da de Pe­pe Mel, en­con­tró una es­ta­bi­li­dad don­de es­tá mar­can­do una can­ti­dad de go­les tre­men­da todos los años, has­ta con­ver­tir­se en má­xi­mo go­lea­dor de la his­to­ria de un club como el Be­tis. Eso lo di­ce to­do. Pa­ra mí Ru­bén es de otro ni­vel. Ló­gi­ca­men­te tie­ne una edad y por eso no pue­de ir más ade­lan­te, pe­ro es un gran­dí­si­mo fut­bo­lis­ta que a cual­quier equi­po le gus­ta­ría te­ner.

—¿Qué le es­tá pa­re­cien­do el Dé­por es­ta tem­po­ra­da?

—Lle­va una lí­nea muy re­gu­lar. La lle­ga­da de Víc­tor le ha da­do esa es­ta­bi­li­dad en re­sul­ta­dos. Tie­ne gen­te arri­ba muy com­pe­ten­te y muy bue­na. En lí­neas ge­ne­ra­les es un equi­po muy com­pe­ti­ti­vo y es­tá sa­can­do los re­sul­ta­dos y le es­tá yen­do muy bien. Es un club que me­re­ce cre­cer.

—En el Cas­ti­lla us­ted coin­ci­dió con Mos­que­ra.

—Sí, ju­ga­mos jun­tos y lue­go nos he­mos ido vien­do por los cam­pos. Cuan­do es­ta­ba en Ge­ta­fe y de­más.

—¿Le lla­ma la aten­ción que apa­rez­ca al­gún club dis­pues­to a pa­gar más de 4 mi­llo­nes por él y de­ci­da que­dar­se?

—Es nor­mal. Sa­lió del Ma­drid sien­do muy jo­ven, ha es­ta­do en va­rios equi­pos ce­di­do y no ha­bía en­con­tra­do su si­tio y una es­ta­bi­li­dad. Es nor­mal que quie­ra es­tar allí. En po­cos me­ses ha en­con­tra­do lo que que­ría, es de allí y por la ciu­dad y el en­torno ha en­con­tra­do es­ta­bi­li­dad. Es­to, su­ma­do a va­rios años como pro­fe­sio­nal, le ha da­do la ma­du­rez que es­tá de­mos­tran­do. Es nor­mal que ha­ya equi­pos que se in­tere­sen por él y es en­ten­di­ble que des­pués de pa­sar por va­rios clu­bes quie­ra es­ta­bi­li­dad y la ha en­con­tra­do allí.

—¿Es­te De­por­ti­vo es al­go más que un ad­ver­sa­rio por la per­ma­nen­cia?

—A día de hoy es­tá un pa­so por en­ci­ma de no­so­tros, pe­ro si nos que­re­mos en­gan­char a la zo­na tran­qui­la, te­ne­mos que ir a por los tres pun­tos allí. So­mos equi­pos que vamos a es­tar en esa zo­na de mi­tad de ta­bla pa­ra aba­jo. Des­de el dé­ci­mo pues­to ha­cia aba­jo, don­de ha­brá mu­chos equi­pos con di­fe­ren­cia pe­que­ña, así que es­tos par­ti­dos sig­ni­fi­can mu­cho pa­ra todos, pa­ra ellos pa­ra mi­rar pa­ra arri­ba y se­pa­rar­se de los de­más, y pa­ra no­so­tros pa­ra en­gan­char­nos a esa zo­na más tran­qui­la.

—¿No fir­ma su­mar un pun­to con el rey del em­pa­te?

—No, nues­tra men­ta­li­dad es la de sa­lir siem­pre a por los tres pun­tos. Sa­be­mos que vamos a un cam­po com­pli­ca­do, con­tra un ri­val que es­tá ha­cien­do bien las co­sas, pe­ro vamos en una bue­na di­ná­mi­ca de jue­go y re­sul­ta­dos fren­te a con­tra­rios di­fí­ci­les y por su­pues­to que vamos a por los tres pun­tos.

J. COR­CHE­RO ES­TA­DIO DE­POR­TI­VO

Adán ad­vier­te del ex­de­por­ti­vis­ta Ru­bén Cas­tro, a quien con­si­de­ra un de­lan­te­ro «de otro ni­vel».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.