De los ba­za­res y los res­tau­ran­tes de an­ta­ño a las tien­das de mo­da y cen­tros de be­lle­za

La Voz de Galicia (Ourense) - - La Voz de Ourense -

A na­die se le es­ca­pa que la pre­sen­cia en Ou­ren­se de ciu­da­da­nos chi­nos res­pon­de al in­te­rés por te­ner un tra­ba­jo aunque en la ma­yor par­te de los ca­sos ca­da fa­mi­lia que lle­ga a la ca­pi­tal o a los dis­tin­tos mu­ni­ci­pios de la pro­vin­cia, se las arre­gla pa­ra abrir un ne­go­cio pro­pio. Has­ta ha­ce unos años los ba­za­res y los res­tau­ran­tes eran el ne­go­cio que más ex­plo­ta­ban es­tos ciu­da­da­nos pe­ro de un tiem­po a es­ta par­te han ido dan­do sal­tos cua­li­ta­ti­vos y ex­pan­dien­do sus ob­je­ti­vos. Así, aho­ra mis­mo ya son va­rios los ne­go­cios tex­ti­les que re­gen­tan em­pre­sa­rios ori­gi­na­rios en el país orien­tal, así como es­ta­ble­ci­mien­tos de es­té­ti­ca y cen­tros de pe­lu­que­ría. Por aho­ra el sec­tor de la ali­men­ta­ción, que tra­ba­ban mu­cho en otras co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, como Ma­drid, no pa­re­ce in­tere­sar­les pa­ra Ou­ren­se.

«Ca­si todos los lo­ca­les en los que se mon­tan co­mer­cios chi­nos son al­qui­la­dos y, en ge­ne­ral, con un pre­cio a la ba­ja, son bue­nos ne­go­cia­do­res», ase­gu­ran des­de una in­mo­bi­lia­ria ou­ren­sa­na, don­de ex­pli­can que la co­mu­ni­dad chi­na es «muy bue­na pa­ga­do­ra» y, en el ca­so de que ten­gan que de­jar un lo­cal por­que ce­san en su ac­ti­vi­dad, «lo ha­cen to­do siem­pre muy bien, sin de­jar des­per­fec­to al­guno y con to­do lo que se les re­cla­me abo­na­do».

Por otro la­do, la ma­yor par­te de los re­si­den­tes chi­nos re­si­den en vi­vien­das de al­qui­ler y no es in­fre­cuen­te que va­rias fa­mi­lias com­par­tan una mis­ma vi­vien­da. Cuan­do lle­gan a Ou­ren­se lo ha­cen tras con­tac­tar con ami­gos o alle­ga­dos y, al me­nos en los pri­me­ros mo­men­tos, sue­len alo­jar­se en sus vi­vien­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.