Cruz Ro­ja ofre­ció ayu­da a do­mi­ci­lio com­ple­men­ta­ria a 1.462 ou­ren­sa­nos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense -

de las nue­ve asam­bleas lo­ca­les que Cruz Ro­ja tie­ne en la pro­vin­cia. Ellos son los que se en­car­gan de ha­cer las vi­si­tas, de acom­pa­ñar al usua­rio a con­sul­tas mé­di­cas o a rea­li­zar trá­mi­tes bu­ro­crá­ti­cos. Tam­bién son ellos —se­gún su cua­li­fi­ca­ción pro­fe­sio­nal— los que pla­ni­fi­can y di­ri­gen los ta­lle­res de me­mo­ria, de ani­ma­ción a la lec­tu­ra, de es­ti­mu­la­ción cog­ni­ti­va, de edu­ca­ción pa­ra la sa­lud y las ac­ti­vi­da­des fí­si­cas y de ocio cul­tu­ral que se or­ga­ni­zan pa­ra los que par­ti­ci­pan en es­te pro­gra­ma. «Los téc­ni­cos eva­lua­mos los ca­sos, asig­na­mos el re­cur­so que ca­da uno ne­ce­si­ta y coor­di­na­mos los me­dios y per­so­nas, ade­más del ha­cer el se­gui­mien­to de los ca­sos, pe­ro ab­so­lu­ta­men­te to­do lo de­más lo ha­cen vo­lun­ta­rios», ex­pli­ca Na­ta­lia Belmonte.

Tam­bién son los vo­lun­ta­rios los que ges­tio­nan el pro­gra­ma Pro­xi­mi­dad Lo­cal, un sis­te­ma in­for­má­ti­co que tie­nen to­das las asam­bleas pa­ra rea­li­zar el se­gui­mien­to de los usua­rios a tra­vés de lla­ma­das te­le­fó­ni­cas. «Hay gen­te que igual so­lo nos ne­ce­si­ta una vez ca­da tres me­ses pe­ro con esos con­tac­tos lo­gra­mos de­tec­tar otras ne­ce­si­da­des que pue­den ir sur­gien­do», ma­ti­za Belmonte.

A pe­sar de su nom­bre, la ayu­da a do­mi­ci­lio com­ple­men­ta­ria de Cruz Ro­ja no tie­ne na­da que ver con la asis­ten­cia do­mi­ci­lia­ria en ta­reas del ho­gar que pres­tan los ser­vi­cios so­cia­les mu­ni­ci­pa­les. El acom­pa­ña­mien­to, tan­to den­tro como fue­ra del do­mi­ci­lio, es uno de los ser­vi­cios más ha­bi­tua­les y ade­más, una de las prin­ci­pa­les he­rra­mien­tas pa­ra evi­ta­re el ais­la­mien­to.

SANTI M. AMIL

Vo­lun­ta­rios del ser­vi­cio lle­van­do un tra­ta­mien­to mé­di­co pa­ra un usua­rio del ser­vi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.