«La cri­sis ha in­cre­men­ta­do la de­man­da en mu­chos de los ser­vi­cios que ha­ce­mos»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense -

El per­fil ma­yo­ri­ta­rio en el ser­vi­cio es el fe­me­nino. El pa­sa­do año el pro­gra­ma aten­dió a tres­cien­tos va­ro­nes fren­te a 1.162 mu­je­res.

—¿Por qué hay esa di­fe­ren­cia?

—In­flu­yen va­rios fac­to­res. Uno de ellos es bio­ló­gi­co: se­gún se avan­za en edad, el por­cen­ta­je de mu­je­res es ma­yor que el de va­ro­nes; y qui­zá ellas aguan­tan tam­bién más vi­vien­do en ca­sa por­que se ma­ne­jan me­jor en las ta­reas del ho­gar. Pe­ro ade­más in­flu­ye el te­ma de los ta­lle­res. Ellos pre­sen­tan un me­nor in­te­rés en par­ti­ci­par en ese ti­po de ac­ti­vi­da­des. Y la di­fe­ren­cia es más acu­sa­da en el ru­ral.

—¿Có­mo lle­ga el usua­rio a es­te ser­vi­cio?

—Hay va­rios ca­na­les. A ve­ces lle­ga por de­man­da pro­pia o de sus fa­mi­lia­res, otras ve­ces de­ri­va­dos de los ser­vi­cios so­cia­les mu­ni­ci­pa­les o de los cen­tros de sa­lud y hos­pi­ta­les, que de­tec­tan que tie­ne ne­ce­si­da­des que pue­den en­ca­jar en lo que ofre­ce­mos. Pe­ro la ma­yo­ría es a tra­vés de otros ser­vi­cios nues­tros, que den­tro de dis­tin­tos programas, como el de te­lea­sis­ten­cia, ven que esa per­so­na pue­de be­ne­fi­ciar­se de la ayu­da que pres­ta­mos en es­te pro­yec­to. En Cruz Ro­ja nues­tro plan es aten­der a las per­so­nas que se acer­can a no­so­tros de ma­ne­ra in­te­gral, por­que aunque lle­guen por una cues­tión pun­tual a ve­ces hay mu­chas otras ne­ce­si­da­des por de­trás que son tan im­por­tan­tes o más que la que les trae aquí.

—¿Ha cam­bia­do la de­man­da en es­tos úl­ti­mos años?

—La cri­sis ha in­cre­men­ta­do la de­man­da en mu­chos de los ser­vi­cios que ha­ce­mos, pe­ro fun­da­men­tal­men­te se no­ta en los de acom­pa­ña­mien­to a mé­di­cos. A los fa­mi­lia­res ca­da vez les su­po­nen más pro­ble­mas te­ner que pe­dir días en el tra­ba­jo pa­ra ir con ellos y, como se­gún van pa­san­do los años la per­so­na sue­le te­ner más con­sul­tas mé­di­cas, es un ser­vi­cio muy de­man­da­do. Al prin­ci­pio ha­cía­mos dos acom­pa­ña­mien­tos por semana y aho­ra te­ne­mos jor­na­das de cua­tro al día.

—¿Hay vo­lun­ta­rios su­fi­cien­tes?

—Siem­pre ne­ce­si­ta­mos más. Pro­cu­ra­mos lle­gar a to­do, pe­ro a ve­ces es di­fí­cil. Por eso, por ejem­plo, en el ca­so de acom­pa­ña­mien­tos a mé­di­cos, pe­di­mos que nos avi­sen con al me­nos cua­tro días, pa­ra po­der or­ga­ni­zar­nos.

Na­ta­lia Belmonte.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.