Cun­quei­ro, no­mi­na­do

Luís Pou­sa

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Aes­tas al­tu­ras del rui­do me­diá­ti­co y del caos or­ga­ni­za­ti­vo del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid —ya es más Aho­ra sí, Aho­ra no que Aho­ra Ma­drid—, no sa­be­mos si a Álvaro Cun­quei­ro lo van a des­ca­ta­lo­gar del plano mu­ni­ci­pal, pe­ro apa­re­ce en el in­for­me si­do eli­mi­na­do del Re­gis­tro Ofi­cial de Pe­rio­dis­tas y pri­va­do en con­se­cuen­cia del co­rres­pon­dien­te car­net».

Como se ve, lo de eli­mi­nar a don Álvaro es una ma­nía que vie­ne de an­ti­guo en Es­pa­ña. Una iró­ni­ca ex­cep­ción su­ce­dió en A Co­ru­ña en ma­yo del 2002, cuan­do se re­bau­ti­zó con su nom­bre un tra­mo de la ave­ni­da de­di­ca­da a uno de los tó­tems lo­ca­les del fran­quis­mo, el al­cal­de Alfonso Mo­li­na (aunque a pie de atas­co la vía siem­pre ha si­do La­ve­dra).

En ju­nio de 1936 Álvaro Cun­quei­ro pe­día con en­tu­sias­mo el sí al Es­ta­tu­to de Au­to­no­mía y un mes des­pués se ha­bía pa­sa­do al ban­do na­cio­nal. Tal vez pa­ra sal­var su pe­lle­jo. O qui­zás por su re­cha­zo a los sec­to­res más ex­tre­mos de la Re­pú­bli­ca. Quién sa­be. Y so­bre to­do, quié­nes so­mos no­so­tros pa­ra juz­gar, des­de la con­for­ta­ble de­mo­cra­cia en la que estamos ins­ta­la­dos, las de­ci­sio­nes de emer­gen­cia que se to­man en tiem­pos de gue­rra. El he­roís­mo es ad­mi­ra­ble, pe­ro no exi­gi­ble. Y lo cier­to es que cuan­do la dic­ta­du­ra des­ple­gó su ma­qui­na­ria pa­ra re­du­cir nues­tro idio­ma mi­le­na­rio a una jer­ga do­més­ti­ca, Cun­quei­ro hi­zo con su li­te­ra­tu­ra más que na­die por la su­per­vi­ven­cia del ga­lle­go como len­gua cul­ta.

Por eso cuen­ta Pa­co Lo­res que cuan­do Luis Seoane ya vi­vía los años pa­res en Bue­nos Ai­res y los im­pa­res en A Co­ru­ña, al re­gre­sar a Ar­gen­ti­na, los in­te­lec­tua­les del exi­lio le pre­gun­ta­ban por qué ha­cía tan bue­nas mi­gas con un fa­lan­gis­ta como Cun­quei­ro. Y Seoane los ata­ja­ba:

—Por­que es­cri­be como los án­ge­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.