Ru­sia agi­ta el fan­tas­ma de la gue­rra fría

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

si «¿nos en­con­tra­mos en el año 2016 o en 1962?», en re­fe­ren­cia a la cri­sis de los mi­si­les en Cu­ba. Med­vé­dev pa­re­ció re­to­mar la in­ter­ven­ción del pre­si­den­te ru­so en la con­fe­ren­cia mu­ni­que­sa de 2007, cuan­do acu­só a Oc­ci­den­te de hos­ti­li­dad ha­cia su país y ca­li­fi­có la am­plia­ción de la Alianza Atlán­ti­ca ha­cia el Es­te de Eu­ro­pa de «fac­tor pro­vo­ca­dor».

Pa­ra Med­vé­dev, y no hay du­da de que pa­ra Pu­tin tam­bién, las co­sas es­tán hoy mu­cho peor que en­ton­ces. Bas­ta con es­cu­char su ad­ver­ten­cia de un po­si­ble apocalipsis: «¿Ne­ce­si­ta­mos una ter­ce­ra con­mo­ción mun­dial pa­ra ver que hoy ne­ce­si­ta­mos coope­ra­ción y no con­fron­ta­ción?». Las ad­ver­ten­cias, que tam­bién pue­den to­mar­se como ame­na­zas, fue­ron acom­pa­ña­das de re­cuer­dos del pa­sa­do, como su re­fe­ren­cia a la gue­rra fría de los 60, cuan­do EE.UU. y la URSS «com­pren­die­ron que la lu­cha en­tre es­ta­dos y sis­te­mas no me­re­cía el sa­cri­fi­cio de vi­das hu­ma­nas». De pa­so dis­cul­pó a su país y cul­pó al res­to de que no se apli­que el acuer­do de Minsk en Ucra­nia o que la in­mer­sión de Si­ria en una gue­rra ci­vil ten­ga su ori­gen en la in­ter­ven­ción ex­te­rior. De los de­más, no la ru­sa. Ni una pa­la­bra so­bre la ane­xión de Cri­mea vio­lan­do el de­re­cho in­ter­na­cio­nal o so­bre la bru­tal gue­rra del ré­gi­men de Ba­char el-Asad con­tra su pue­blo apo­ya­do por bom­bar­deos ru­sos.

Pa­pel mo­ja­do

El pri­mer mi­nis­tro ru­so no es­tu­vo so­lo en sus re­cri­mi­na­cio­nes. «Ya no es­toy aho­ra tan se­gu­ro de que es­te en­cuen­tro aquí en Mú­nich ha­ya si­do tan exi­to­so, so­bre to­do en lo que se re­fie­re al al­to el fue­go», di­jo el mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, Ser­gei La­vrov. Fue otro ja­rro más de agua fría so­bre los asis­ten­tes. Lo de­jó caer en un de­ba­te jun­to a sus co­le­gas de Ale­ma­nia y Gran Bre­ta­ña, Frank Wal­ter Stein­meier y Phi­lipp Ham­mond, mo­de­ra­do por el or­ga­ni­za­dor del fo­ro, el di­plo­má­ti­co ale­mán Wolf­gang Is­chin­ger. Con esas pa­la­bras La­vrov con­ver­tía prác­ti­ca­men­te en pa­pel mo­ja­do el acuer­do al­can­za­do por el gru­po de con­tac­to pa­ra Si­ria. La­vrov se su­mó a los re­pro­ches de su pri­mer mi­nis­tro al ase­gu­rar que Es­ta­dos Uni­dos no es­tá dis­pues­to a una ma­yor coope­ra­ción con Ru­sia en la iden­ti­fi­ca­ción de gru­pos te­rro­ris­tas y que so­lo con esa coor­di­na­ción se­rá po­si­ble al­can­zar un al­to el fue­go en Si­ria.

CHRISTOF STACHE AFP

Med­vé­dev, en un mo­men­to de su in­ter­ven­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.