Man­ten­ga­mos la ilu­sión

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía - Ma­ría Ca­da­val Pro­fe­so­ra de Economía Apli­ca­da USC

La economía mun­dial es, más que nun­ca, po­lié­dri­ca y mul­ti­po­lar. Los mer­ca­dos se han te­ñi­do de ne­gro es­ta semana, a lo que se su­ma la ra­cha ne­ga­ti­va del úl­ti­mo año, que ha pro­vo­ca­do una caí­da de la ca­pi­ta­li­za­ción bur­sá­til mun­dial equi­va­len­te al PIB de la eu­ro­zo­na, si­tuan­do al sec­tor fi­nan­cie­ro en su ni­vel más ba­jo. La cues­tión ra­di­ca en de­ter­mi­nar si estamos a las puer­tas de una nue­va cri­sis o es un co­le­ta­zo más de la re­ce­sión ac­tual.

Es­te ejer­ci­cio se pre­sen­ta car­ga­do de in­cer­ti­dum­bre. Los emer­gen­tes las­tran las ex­pec­ta­ti­vas e inun­dan de des­con­fian­za los mer­ca­dos. El pe­tró­leo no ayu­da a los áni­mos de los in­ver­so­res, cuan­do las re­ser­vas de cru­do en EE. UU. al­can­zan ni­ve­les his­tó­ri­cos en un mo­men­to de ex­ce­den­tes. A ello de­be­mos aña­dir la des­con­fian­za que vie­ne de Chi­na.

Mien­tras, en Eu­ro­pa, a pe­sar de las me­di­das del BCE, no estamos en con­di­cio­nes de asu­mir una nue­va re­ce­sión. Es­ta semana vi­mos tam­ba­lear­se al gi­gan­te Deuts­che Bank e, inevi­ta­ble­men­te, he­mos pen­sa­do en el fan­tas­ma de Leh­man Brot­hers, al tiem­po que se ha­ce pal­pa­ble la fal­ta de sol­ven­cia de la ban­ca eu­ro­pea en su con­jun­to, y los pro­ble­mas de desa­rro­llo de su ne­go­cio clá­si­co. Y, por si fue­ra po­co, las de­cla­ra­cio­nes de la pre­si­den­ta de la FED vi­nie­ron a afian­zar los te­mo­res eco­nó­mi­cos. Los in­ver­so­res hu­yen a los va­lo­res re­fu­gio: el oro y el bono ale­mán.

Te­ne­mos los in­gre­dien­tes ne­ce­sa­rios pa­ra que se desa­rro­lle una tor­men­ta eco­nó­mi­ca con tres sec­to­res cla­ve en cri­sis: el ener­gé­ti­co, el de las ma­te­rias pri­mas y el fi­nan­cie­ro. ¿Qué ca­pa­ci­dad de res­pues­ta te­ne­mos an­te es­to?

La po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria ya no es la so­lu­ción y, aunque na­die nos po­drá de­cir que es­ta vez no lo vi­mos ve­nir, no es­tá cla­ro que Eu­ro­pa ten­ga ca­pa­ci­dad de reac­ción an­te los nue­vos re­tos. La fal­ta de un Go­bierno real de los Es­ta­dos Uni­dos de Eu­ro­pa las­tra la ca­pa­ci­dad de reac­ción de las au­to­ri­da­des eco­nó­mi­cas. El BCE pre­pa­ra nue­vas me­di­das de es­tí­mu­lo pa­ra mar­zo, si bien, has­ta el mo­men­to, sus es­fuer­zos han si­do in­fruc­tuo­sos pa­ra im­pul­sar el cre­ci­mien­to real.

Es ne­ce­sa­rio aña­dir po­lí­ti­ca fis­cal a la mo­ne­ta­ria, aunque so­lo los acon­te­ci­mien­tos nos di­rán si los ale­ma­nes acep­ta­rán una po­lí­ti­ca pre­su­pues­ta­ria más la­xa con los dé­fi­cits pú­bli­cos o si el Go­bierno ame­ri­cano es­tá por la la­bor de apli­car un nue­vo plan de es­tí­mu­lo ca­paz de con­ven­cer a los ciu­da­da­nos de que, es­ta vez sí, la si­tua­ción es­tá con­tro­la­da. Las au­to­ri­da­des tie­nen el de­ber de traer la cal­ma, coor­di­nar sus ac­cio­nes y evi­tar en­trar en una gue­rra de di­vi­sas que no ven­dría más que a agran­dar la bre­cha de la de­sigual­dad. Man­ten­ga­mos, pues, la ilu­sión. po­nen­tes. Ra­fael Galán com­pa­ra la si­tua­ción con la del Ja­pón que vi­vió las dos dé­ca­das per­di­das, «aunque no ha­brá un es­ce­na­rio de­fla­cio­na­rio, pe­ro no se al­can­za­rá el ob­je­ti­vo del 2 % del BCE en los pró­xi­mos dos años al me­nos». Y en un es­ce­na­rio eu­ro­peo tru­fa­do de de­sigual­dad y fal­ta de cohe­sión, las re­ce­tas ex­pan­si­vas del BCE, a las que Ma­rio Drag­hi po­dría dar una nue­va vuel­ta de tuer­ca en mar­zo, si­guen sin dar el re­sul­ta­do es­pe­ra­do.

EL SEC­TOR FI­NAN­CIE­RO Mie­do a un nue­vo Leh­man.

La ban­ca es­tá en­ca­jan­do un du­ro cas­ti­go en la bol­sa. Al fac­tor de ines­ta­bi­li­dad que in­tro­du­jo el de­ba­te so­bre có­mo sa­near los ba­lan­ces (las­tra­dos por la mo­ro­si­dad) de la ban­ca ita­lia­na, se su­man otros ele­men­tos am­pli­fi­ca­do­res del pá­ni­co in­ver­sor. Las du­das so­bre la sol­ven­cia de Deuts­che Bank o los de­cep­cio­nan­tes be­ne­fi­cios de So­cié­té Gé­né­ra­le han dis­pa­ra­do el mie­do y pro­vo­ca­do un efec­to con­ta­gio en las en­ti­da­des es­pa­ño­las, que des­de prin­ci­pios de año han per­di­do un ter­cio de su va­lor en bol­sa. En un es­ce­na­rio de ti­pos ba­jos —el eu­rí­bor a 12 me­ses es­tá en ne­ga­ti­vo por pri­me­ra vez en su his­to­ria—, sus már­ge­nes se es­tre­chan y se dis­pa­ran las du­das so­bre la sos­te­ni­bi­li­dad de su mo­de­lo de ne­go­cio.

ES­PA­ÑA La in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca.

Es la guin­da del pas­tel de los ries­gos. Los in­ver­so­res te­men un Go­bierno de ses­go «po­de­mi­ta» que, ade­más de po­ner fin —e in­clu­so re­ver­tir— las re­for­mas, in­cum­pla el dé­fi­cit, suba im­pues­tos, dis­pa­re el gas­to pú­bli­co y aca­be abo­can­do al país a la sa­li­da del eu­ro. Y de vuel­ta al año ce­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.