Fa­jar­do se afe­rra a que no lo cues­tio­nó el 60 % del cen­so pa­ra se­guir en el car­go

De­ci­de con­ti­nuar al fren­te de los pó­si­tos ga­lle­gos con 62 vo­tos en con­tra y 32 a fa­vor

La Voz de Galicia (Ourense) - - Marítima - ES­PE ABUÍN

To­más Fa­jar­do de­ci­dió ayer con­ti­nuar al fren­te de la Fe­de­ra­ción Ga­le­ga de Con­fra­rías al dar por su­pe­ra­da la cues­tión de con­fian­za a la que se so­me­tió vo­lun­ta­ria­men­te. Hu­bo más vo­tos a fa­vor de que se mar­cha­se (62), que de que per­ma­ne­cie­se en el car­go (37), ade­más de una abs­ten­ción. Pe­ro como no se al­can­zó una ma­yo­ría cua­li­fi­ca­da del cen­so (el 60 %; es­to es, 76 pe­ti­cio­nes de di­mi­sión), Fa­jar­do se con­si­de­ra lo su­fi­cien­te­men­te res­pal­da­do como pa­ra se­guir sien­do pre­si­den­te de las co­fra­días ga­lle­gas, por más que le ha­ya pe­di­do la di­mi­sión una fe­de­ra­ción pro­vin­cial al com­ple­to —la de Pon­te­ve­dra—, la de Lu­go res­pal­de su des­ti­tu­ción e in­clu­so sim­pa­ti­cen con su mar­cha par­te de los pa­tro­nes ma­yo­res de A Co­ru­ña.

Por­que a la arit­mé­ti­ca sim­plis­ta que em­pleó Fa­jar­do pa­ra, na­da más ter­mi­nar el es­cru­ti­nio, dar por va­li­da­da su ges­tión y anun­ciar —hay quien in­clu­so di­ce que de for­ma triun­fa­lis­ta— su con­ti­nui­dad al fren­te de la ins­ti­tu­ción, en­se­gui­da se con­fron­tó otra más realista: «O 62 % dos vo­tan­tes di­xe­ron ‘ve­te’; iso xa é un­ha lec­tu­ra o su­fi­cien­te­men­te cla­ra», ex­pli­ca Jo­sé Ma­nuel Ro­sas, pa­trón ma­yor de Bueu. Ro­sas fue, pre­ci­sa­men­te, el que de­to­nó la cri­sis en la fe­de­ra­ción ga­lle­ga al pre­sen­tar su di­mi­sión como vi­ce­pre­si­den­te de la en­ti­dad por dis­cre­pan­cias con la ges­tión de Fa­jar­do, un mo­vi­mien­to que in­fla­mó a los pó­si­tos de Pon­te­ve­dra, que re­cha­za­ron la re­nun­cia de Ro­sas y se unie­ron pa­ra pe­dir la ca­be­za del pre-

si­den­te de la Fe­de­ra­ción Ga­le­ga de Con­fra­rías.

«Se ti­ve­ra un mí­ni­mo de dig­ni­da­de sai­ría po­la por­ta co­rren­do», aña­dió Ro­sas, que no du­dó en com­pa­rar su mo­vi­mien­to con el de Pi­no­chet pa­ra ha­cer­se pre­si­den­te vi­ta­li­cio y en iro­ni­zar con su ape­go al car­go y una co­no­ci­da mar­ca de pe­ga­men­to de fi­ja­ción ex­tra fuer­te.

De que el sec­tor que­da en una «si­tua­ción in­có­mo­da» tam­bién da fe el pre­si­den­te de la fe­de­ra­ción

de Pon­te­ve­dra, Jo­sé An­to­nio Gó­mez: «Qui­xo fa­cer un­ha de­mos­tra­ción de for­za, pe­ro o re­sul­ta­do é un cla­ro re­cha­zo; afé­rra­se a un éxi­to tris­te can­do, por dig­ni­da­de, non de­be­ría con­ti­nuar».

Qui­zá no se ha­yan al­can­za­do los 3/5 del cen­so, que era de 126 per­so­nas, pe­ro sí se su­pe­ró ese lí­mi­te si se atien­de al nú­me­ro de vo­tan­tes (100 en to­tal), ha­ce ver Ba­si­lio Otero, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción de Lu­go, que re­sal­ta «a po­si­ción dé­bil na que que­da a ins­ti­tu­ción». Por­que pa­ra Otero, lo que cuen­ta es la ins­ti­tu­ción, por eso con­fía en que el pre­si­den­te re­fle­xio­ne en ca­sa, ana­li­ce con cal­ma los re­sul­ta­dos y co­rri­ja su de­ci­sión.

Unos re­sul­ta­dos que, ade­más, hay que con­tex­tua­li­zar­los. De Pon­te­ve­dra, fe­de­ra­ción que pi­dió en ma­sa su di­mi­sión, fal­ta­ron diez per­so­nas de­bi­do a que la vo­ta­ción coin­ci­dió con el fu­ne­ral del hi­jo del ex pa­trón ma­yor de Vi­go, des­apa­re­ci­do jun­to a otro com­pa­ñe­ro en el mar ha­ce una semana. Vo­tos, con otros cua­tro de Lu­go, que se­rían con­tra­rios a la con­ti­nui­dad de Fa­jar­do: «Ve­laí os 76», di­ce Otero.

Aho­ra bien, mien­tras unos ha­blan ya de mo­ción de cen­su­ra, otros no son tan op­ti­mis­tas so­bre las po­si­bi­li­da­des de que ese cues­tio­na­mien­to pros­pe­re.

SAN­DRA ALON­SO

De un cen­so de 126 per­so­nas, fue­ron cien las que se pro­nun­cia­ron so­bre la ges­tión de Fa­jar­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.