Vi­vien­do con el in­vi­ta­do

La Voz de Galicia (Ourense) - - Alta Definición - Bea­triz Pallas

Ca­si al mis­mo tiem­po que Ber­tín Os­bor­ne inau­gu­ra­ba sus cor­dia­les en­tre­vis­tas, Ana Rosa Quin­ta­na con­ge­nia­ba con los que en­ton­ces eran candidatos a las elec­cio­nes. AR pi­lló a Pa­blo Igle­sias en ca­sa, re­cién sa­li­do de la du­cha, y a Ra­joy se lo lle­vó de ca­ñas. Con Pe­dro Sán­chez, emu­ló una pa­chan­ga y, en­tre ca­nas­ta y ca­nas­ta, pre­gun­ta­ba con na­tu­ra­li­dad: «¿Pac­ta­rías con Po­de­mos?». «¿Y por qué no con Ciu­da­da­nos?», sor­tea­ba él.

La en­tre­vis­ta dis­ten­di­da y ama­ble es el gé­ne­ro de mo­da y Susanna Gri­so aca­ba de su­mar­se pa­san­do Dos días y una no­che como in­vi­ta­da de su in­vi­ta­do. Mien­tras En la tu­ya o en la mía se gra­ba más que na­da en la su­ya, en la de Ber­tín, el nue­vo pro­gra­ma es­ce­ni­fi­ca un fin de semana en el ho­gar del pro­ta­go­nis­ta, con ma­ña­na en el mer­ca­do, tar­de de com­pras, ce­na en el sofá y, aunque sea do­min­go, vi­si­ta al tra­ba­jo. La ojea­da a la ca­sa y la de­co­ra­ción po­ne el in­gre­dien­te de co­ti­lleo que es­pe­ra el es­pec­ta­dor. En el pri­mer pro­gra­ma, en­tre co­mi­das y pa­seos, char­ló con Ser­gio Dal­ma de amor, fa­mi­lia, Ca­ta­lu­ña y tra­ta­mien­tos an­ti­aging. Un sur­ti­do de te­mas re­sul­ta­do de 48 ho­ras con­vi­ven­cia que, con­den­sa­das en tres cuar­tos de ho­ra, ha­cen re­sal­tar los cor­tes de edi­ción. Dor­mir y desa­yu­nar con el in­vi­ta­do es una ex­cu­sa que apor­ta po­co más que un plano en pi­ja­ma, el ar­ti­fi­cio de guar­dar la ro­pa en el ca­jón pa­ra que­dar­se so­lo una no­che y el aro­ma de los chu­rros re­cién he­chos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.