Agui­rre di­mi­te aco­sa­da por la sos­pe­cha de fi­nan­cia­ción ile­gal del PP de Ma­drid

Apun­ta a Ra­joy y di­ce de que «no es tiem­po de per­so­na­lis­mos y sí de sa­cri­fi­cios»

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo - GON­ZA­LO BAREÑO

«La corrupción nos es­tá ma­tan­do a todos». Aco­sa­da por la in­ves­ti­ga­ción en torno a la fi­nan­cia­ción ile­gal del PP de Ma­drid, Es­pe­ran­za Agui­rre ti­ró ayer la toa­lla y re­nun­ció a su car­go de pre­si­den­ta de los po­pu­la­res ma­dri­le­ños, tra­tan­do de ex­ten­der la man­cha a todos los po­lí­ti­cos, in­clui­dos los de su par­ti­do. Tras com­pa­re­cer an­te la co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción de la Asam­blea de Ma­drid so­bre la corrupción sin asu­mir nin­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad por el re­gis­tro de la Guar­dia Ci­vil en el par­ti­do en bus­ca de prue­bas, Agui­rre dio un gi­ro a su es­tra­te­gia y re­nun­ció. «He­mos co­no­ci­do no­ti­cias de in­dis­cu­ti­ble tras­cen­den­cia re­la­cio­na­das con el PP de Ma­drid. No hay que dar­las por ab­so­lu­ta­men­te cier­tas, no es­tán de­mos­tra­das, pe­ro su gra­ve­dad me lle­va a pre­sen­tar mi di­mi­sión como pre­si­den­ta del PP de Ma­drid», se­ña­ló, sin ex­pli­car el cam­bio de opi­nión.

Ra­joy: «Te en­tien­do»

Agui­rre des­ve­ló que ha­bía man­da­do un men­sa­je a Ma­riano Ra­joy pa­ra ade­lan­tar­le la no­ti­cia y que es­te le res­pon­dió con otro en­ca­be­za­do con la fra­se «te en­tien­do». Des­pués de eso, am­bos man­tu­vie­ron una con­ver­sa­ción «de com­pren­sión y cor­dia­li­dad», se­gún Agui­rre. La ex pre­si­den­ta de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid ex­pli­có que asu­mía su res­pon­sa­bi­li­dad «in eli­gen­do» por ha­ber nom­bra­do se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PP a Francisco Gra­na­dos, ac­tual­men­te pre­so por su im­pli­ca­ción en la tra­ma Pú­ni­ca. «El he­cho de que un juez lo man­ten­ga tan­to tiem­po en pri­sión nos ha- ce pen­sar que al­go gra­ve de­be de ha­ber he­cho», ex­pli­có. Pe­ro tam­bién asu­mió su res­pon­sa­bi­li­dad «in vi­gi­lan­do» por no ha­ber­se ocu­pa­do, se­gún di­jo, de la con­ta­bi­li­dad de su par­ti­do ni en­te­rar­se de las pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des. «Na­die pien­sa que yo me ha­ya lle­va­do un du­ro, ni los de Po­de­mos», afir­mó, de­jan­do cla­ro que no asu­me nin­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad por un po­si­ble en­ri­que­ci­mien­to per­so­nal. «Yo ni me he lle­va­do na­da, ni pue­do es­tar en­cau­sa­da por na­da», aña­dió.

En su de­ci­sión, mu­chos vie­ron un men­sa­je a Ma­riano Ra­joy pa­ra que re­nun­cie por las mis­mas res­pon­sa­bi­li­da­des que ella en los ca­sos de corrupción que afec­tan al PP na­cio­nal. «El se­ñor Ra­joy de­be se­guir su ca­mino. Es­tá en una si­tua­ción muy im­por­tan­te pa­ra todos y él me­jor que na­die sa­be lo que tie­ne que ha­cer. No es el tiem­po de los par­ti­dis­mos ni los per­so­na­lis­mos. Es el tiem­pos de los sa­cri­fi­cios y las ce­sio­nes», afir­mó, sin re­ba­tir pa­ra na­da esa in­ter­pre­ta­ción cuan­do fue pre­gun­ta­da por ello. En to­do ca­so, se­ña­ló que la su­ya es una de­ci­sión «ab­so­lu­ta y to­tal­men­te per­so­nal» y que na­die le ha­bía pe­di­do que di­mi­tie­ra.

Una ges­to­ra, po­si­ble so­lu­ción

«Es­to de la corrupción nos es­tá ha­cien­do mu­cho da­ño a todos los par­ti­dos, no so­lo al PP. Las no­ti­cias se su­ce­den y no es que llue­va so­bre mo­ja­do, llue­ve so­bre una inun­da­ción. La gen­te no quie­re más, quie­re ges­tos, y el mío es di­mi­tir pa­ra asu­mir mi res­pon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca», afir­mó Agui­rre. Pe­se a to­do, man­tie­ne su car­go de con­ce­ja­la y lí­der de la opo­si­ción en el Ayun­ta­mien­to ma­dri­le­ño, lo que le per­mi­ti­rá se­guir te­nien­do voz po­lí­ti­ca. Res­pec­to al fu­tu­ro del par­ti­do en Ma­drid, se­ña­ló que co­rres­pon­de al PP na­cio­nal de­ci­dir si se eli­ge a una ges­to­ra o se con­vo­ca una jun­ta di­rec­ti­va pa­ra es­co­ger a su su­ce­sor a la es­pe­ra de un con­gre­so. «De­fen­de­ré que sea abier­to, en el que los mi­li­tan­tes se pue­dan ex­pre­sar», di­jo so­bre ese fu­tu­ro cón­cla­ve. La pre­si­den­ta de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, Cris­ti­na Ci­fuen­tes, es la gran fa­vo­ri­ta pa­ra ocu­par ese car­go. Ma­riano Ra­joy elu­dió pro­nun­ciar­se pú­bli­ca­men­te, ni si­quie­ra a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do o un men­sa­je en las re­des so­cia­les, so­bre la di­mi­sión de la ex pre­si­den­ta del PP de Ma­drid. La reac­ción ofi­cial del par­ti­do no pu­do ser más es­cue­ta. «#Gra­cia­sEs­pe­ran­za» es lo úni­co que col­gó el PP en su cuen­ta de Twit­ter, sin acom­pa­ñar­lo de tex­to al­guno. Más ac­ti­vos se mos­tra­ron sus con­trin­can­tes po­lí­ti­cos, que in­clu­so ri­va­li­za­ron a la ho­ra de atri­buir­se la re­nun­cia de la pre­si­den­ta del PP de Ma­drid. El por­ta­voz en el Con­gre­so y se­cre­ta­rio po­lí­ti­co de Po­de­mos, Íñi­go Erre­jón, pu­bli­có un men­sa­je en el que ase­gu­ra­ba que Agui­rre «asu­me su res­pon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca y di­mi­te des­pués de pa­sar por la co­mi­sión con­tra la corrupción im­pul­sa­da por Po­de­mos». «No te equi­vo­ques», le con­tes­ta­ron des­de la cuen­ta de Ciu­da­da­nos, en la que se ase­gu­ra­ba que la co­mi­sión con­tra la corrupción fue pro­mo­vi­da por el par­ti­do de Al­bert Ri­ve­ra. El pro­pio lí­der de la for­ma­ción na­ran­ja pu­bli­có un tex­to en Twit­ter en el que afir­ma que «la co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción pro­mo­vi­da por @Ciu­da­da­no­sCs en Asam­blea de Ma­drid em­pie­za a dar fru­tos: di­mi­sión de Es­pe­ran­za Agui­rre. Se­gui­mos».

El con­ce­jal del PSOE en Ma­drid An­to­nio Miguel Car­mo­na se cen­tró en el he­cho de que Agui­rre si­ga como edi­la y di­jo que ten­drá que ex­pli­car por qué «no va­le como di­ri­gen­te del PP» pe­ro sí como con­ce­ja­la. Car­mo­na aña­dió que el PP de Ma­drid se ha con­ver­ti­do en un «fo­co de im­pu­ni­dad».

LU­CA PIERGIOVANNI EFE

Agui­rre ase­gu­ró que la corrupción le es­tá ha­cien­do mu­cho da­ño a todos los par­ti­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.