«O Cha­ma­co de­be­ría ama­ñar as cou­sas dou­tro xei­to, non cun­ha es­co­pe­ta», di­ce un her­mano

Su fa­mi­lia co­no­cía los pro­ble­mas con su mu­jer, pe­ro no pen­sa­ron que fue­se a ma­tar­la

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - XO­SÉ CARREIRA

Be­ce­rreá y Pe­dra­fi­ta van di­gi­rien­do como pue­den el cri­men que co­me­tió el pa­sa­do jue­ves Jo­sé Ma­nuel Carballo Nei­ra, de 29 años, con­tra su esposa, Ana Gó­mez Nieto, de 40. Eduar­do Carballo, uno de los her­ma­nos del co­no­ci­do como O Cha­ma­co, se sen­tía aún muy im­pre­sio­na­do por lo ocu­rri­do: «Só pen­so que se ti­ñan cou­sas, meu ir­mán de­be­ría ama­ña­las dou­tra ma­nei­ra, non sa­can­do un­ha es­co­pe­ta, pe­ro non sei o que se lle pui­do ter pa­sa­do po­la ca­be­za. ¡Que sei eu como reac­cio­nou!».

Ve­ci­nos y fa­mi­lia­res sa­bían que en los úl­ti­mos días la re­la­ción de es­ta pa­re­ja pa­sa­ba por di­fi­cul­ta­des, pe­ro nun­ca pen­sa­ron que lle­ga­se a una si­tua­ción tan dra­má­ti­ca. Ni si­quie­ra la fa­lle­ci­da po­día in­tuir que cuan­do acu­dió con su nue­ra y sus dos hi­jos a la ca­sa de Her­bón, en Be­ce­rreá, don­de es­ta­ba O Cha­ma­co, pu­die­se co­rrer al­gún pe­li­gro. Eduar­do Carballo apun­ta­ba so­bre la re­la­ción de su her­mano Jo­sé Ma­nuel —en la pri­sión de Bon­xe a la es­pe­ra de que vuel­va a de­cla­rar en el juz­ga­do de Be­ce­rreá— que «can­do as cou­sas van mal hai que fa­la­las, e se nun mo­men­to de ca­breo vas dar un­ha vol­ta a co­ller o ai­re, me­llor, pe­ro mi­ra, xa ter un­ha es­co­pe­ta na ca­sa é como me­ter o de­mo den­tro». El her­mano de O Cha­ma­co —tra­ba­ja­dor en una em­pre­sa de pien­sos de Be­ce­rreá y uno de los tres her­ma­nos de un to­tal de do­ce a los que la Xun­ta no le re­ti­ró la cus­to­dia a su ma­dre— apun­ta que no se me­tían en los pro­ble­mas de la pa­re­ja y los que co­no­ce se­ña­la que es me­jor que no se ai­reen en pú­bli­co. «Son cou­sas de pa­re­lla das que eu non que­ro fa­lar. Un foi pa­ra o ce­mi­te­rio e o ou­tro pa­ra a ca­dea. Fas­tí­dia­me que se­xa meu ir­mán, pe­ro o que pa­sou pa­sou».

Por otra par­te, se es­tán ha­cien­do ges­tio­nes pa­ra ver quién se ha­rá car­go de los pe­rros de ca­za de O Cha­ma­co, a los que al pa­re­cer el au­tor con­fe­so del cri­men apre­cia­ba mu­cho. Por el mo­men­to es­tán con su ma­dre.

Jo­sé Ma­nuel Carballo Nei­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.