¿ S

¿Quién se ha equi­vo­ca­do?

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

e ha equi­vo­ca­do Ma­riano Ra­joy al no res­pon­der­le al rey lo mis­mo que le res­pon­dió Pe­dro Sán­chez so­bre lo de intentar for­mar Go­bierno? Es di­fí­cil de­ter­mi­nar­lo, pe­ro ya hay opi­nio­nes y en­cues­tas pa­ra todos los gus­tos y disgustos. Por­que es in­ne­ga­ble que a es­tas al­tu­ras el lí­der socialista se ha con­ver­ti­do en el pro­ta­go­nis­ta del rui­do me­diá­ti­co, aunque to­da­vía no ha­ya avan­za­do lo ne­ce­sa­rio en el ca­mino de las po­si­bi­li­da­des o pro­ba­bi­li­da­des de en­ca­be­zar el Go­bierno. Y así si­guen las co­sas hoy, sin cam­bios. Por­que tam­po­co ha ser­vi­do de na­da el en­cuen­tro Ra­joy-Sán­chez del vier­nes.

¿Se ha equi­vo­ca­do Ra­joy? Yo creo que sí, pe­ro tam­bién creo que no se tra­ta de un error irreparable, como pre­ten­den sus fie­les de­trac­to­res. Por­que al fi­nal de to­do es­te pro­ce­so ten­drá que pro­du­cir­se un re­sul­ta­do, y si ese re­sul­ta­do no es un acuer­do, sino un desacuer­do, ¿qué di­re­mos de quie­nes nos han he­cho per­der to­do es­te tiem­po, tal vez con el úni­co pro­pó­si­to de ha­cer­se más po­pu­la­res o re­sul­tar­nos más con­fia­bles o fa­mi­lia­res?

Sí, yo creo que Ra­joy se ha equi­vo­ca­do al apar­tar­se del fo­co que da­ba más luz. Pe­ro tam­bién creo que se es­tá equi­vo­can­do Sán­chez al dar por he­cho que los fo­cos siem­pre lo fa­vo­re­cen a uno por el sim­ple he­cho de es­tar an­te ellos. La reali­dad es que los fo­cos ilu­mi­nan por igual los acier­tos y las tor­pe­zas: so­lo ha­cen que se vean me­jor. Si al fi­nal to­da es­ta es­ce­ni­fi­ca­ción dia­ria no con­du­ce a na­da, ca­da uno de­be­rá bus­car sus me­jo­res ar­gu­men­tos pa­ra no ser con­si­de­ra­do cul­pa­ble de ello. Y en es­te pun­to el fo­co vol­ve­ría so­bre Ra­joy y muy pro­ba­ble­men­te so­bre una nue­va con­vo­ca­to­ria de elec­cio­nes.

Por to­do es­to, no tie­ne sen­ti­do que na­die lan­ce las cam­pa­nas al vue­lo. To­da­vía no. Por­que a ve­ces los re­sul­ta­dos elec­to­ra­les los car­ga el dia­blo y dan de sí lo que no es­tá es­cri­to. Ra­joy se ha apar­ta­do y Sán­chez se ha lle­va­do los fo­cos. Pe­ro ¿al­guien sa­be adón­de estamos yen­do? Yo no. Por ello man­ten­go mi con­vic­ción, ya reite­ra­da en es­tas pá­gi­nas, de que son pre­fe­ri­bles unas nue­vas elec­cio­nes a se­guir pre­go­nan­do acuer­dos ilu­so­rios o im­po­si­bles ba­jo unos fo­cos que pa­re­cen alum­brar so­lo la im­po­ten­cia negociadora.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.