Oba­ma y Pu­tin pac­tan por te­lé­fono una ma­yor coope­ra­ción en Si­ria

La lla­ma­da se pro­du­ce en un mo­men­to en que el Krem­lin ha­bla de «nue­va gue­rra fría»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - LAU­RA FER­NÁN­DEZ PA­LO­MO

El pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Ba­rack Oba­ma, le­van­tó el te­lé­fono tras una jornada lle­na de de­cla­ra­cio­nes que ha­bla­ban de «gue­rra fría» y una es­ca­la­da bé­li­ca, en la que Tur­quía bom­bar­dea­ba mi­li­cias kur­do-si­rias —alia­das de Was­hing­ton— y pla­nea­ba con Ara­bia Sau­dí una in­ter­ven­ción te­rres­tre. Al otro la­do de la lí­nea, su ho­mó­lo­go ru­so, Vla­di­mir Pu­tin, que es­tá ayu­dan­do a Da­mas­co en su ofen­si­va con­tra la in­sur­gen­cia. Fi­nal­men­te, am­bos acor­da­ron coope­rar en un fren­te co­mún «an­ti­te­rro­ris­ta» y avan­zar en la tre­gua en Si­ria.

No es­tán cla­ros los tér­mi­nos de la coope­ra­ción, ni si se tra­du­ci­rán en una coor­di­na­ción de las ope­ra­cio­nes mi­li­ta­res so­bre el te­rreno, don­de mantienen po­si­cio­nes an­ta­gó­ni­cas en lo re­la­ti­vo al con­flic­to si­rio y la per­ma­nen­cia del pre­si­den­te, Ba­char al Asad. Se­gún el co­mu­ni­ca­do ofi­cial, se cen­tra­rán en la lu­cha con­tra gru­pos ar­ma­dos, como el Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI), que emer­gie­ron en el caos de la gue­rra ci­vil.

En es­te sen­ti­do, Oba­ma pi­dió a Pu­tin que de­tu­vie­ra los bom­bar­deos aé­reos con­tra la opo­si­ción mo­de­ra­da —hoy mi­no­ri­ta­ria—, que ha lle­va­do a Al Asad a re­cu­pe­rar te­rreno de los in­sur­gen­tes en las úl­ti­mas se­ma­nas. Pa­ra Mos­cú, fer­vien­te alia­do de Da­mas­co, ca­si todos los gru­pos ar­ma­dos de opo­si­ción son con­si­de­ra­dos «te­rro­ris­tas», por lo que los ata­ca in­dis­cri­mi­na­da­men­te, pe­ro ape­nas un 30 % de las bom­bas han caí- do so­bre po­si­cio­nes de los yiha­dis­tas del ca­li­fa­to, se­gún de­nun­ció el Reino Uni­do.

Pe­se a que los re­cien­tes acuer­dos pa­ra re­du­cir la vio­len­cia no se re­fle­jan en el te­rreno, los dos man­da­ta­rios ala­ba­ron las con­ver­sa­cio­nes en­tre las po­ten­cias que pre­vén el ce­se de hos­ti­li­da­des en Si­ria pa­ra fi­na­les de semana. «Die­ron una va­lo­ra­ción po­si­ti­va de los re­sul­ta­dos de la reunión del Gru­po In­ter­na­cio­nal en Mú­nich [el jue­ves] y con­fir­ma­ron los prin­ci­pios de la re­so­lu­ción 2254 del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU, en cuan­to a los as­pec­tos hu­ma­ni­ta­rios, el al­to el fue­go y el im­pul­so de un ver­da­de­ro pro­ce­so po­lí­ti­co», ase­gu­ra la no­ta del Krem­lin, en cla­ra re­fe­ren­cia a las con­ver­sa­cio­nes en­tre opo­si­ción y Go­bierno que no sa­lie­ron ade­lan­te en Ginebra por la ac­tual ofen­si­va que Da­mas­co y Mos­cú la­za­ron el 1 de fe­bre­ro so­bre Ale­po.

Acuer­dos de Minsk

El lí­der es­ta­dou­ni­den­se apro­ve­chó pa­ra in­sis­tir en el cum­pli­mien­to de los acuer­dos de Minsk pa­ra Ucra­nia que, como en Si­ria, es­tán sien­do vio­la­dos con­ti­nua­men­te por las par­tes. Unas in­ter­ven­cio­nes ru­sas cu­ya si­mi­li­tud tras­cien­de en un con­tex­to de­fi­ni­do es­te sá­ba­do por el pri­mer mi­nis­tro del Krem­lin, Di­mi­tri Med­vé­dev, como «nue­va gue­rra fría».

Pe­ro ac­tual­men­te son mu­chas las po­ten­cias que in­ter­vie­nen en Si­ria con di­fe­ren­tes in­tere­ses. Como Ara­bia Sau­dí, cu­yo mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, Adel al Ju­beir, ase­gu­ra que no per­mi­ti­rán la per­ma­nen­cia de Al Asad. «Aban­do­na­rá, no te­ne­mos la me­nor du­da. Por un pro­ce­so po­lí­ti­co o por­que se­rá qui­ta­do por la fuer­za», desafió el sá­ba­do en una en­tre­vis­ta a la CNN an­te la po­si­bi­li­dad de que el pro­ce­so de Ginebra vuel­va a fa­llar.

Aunque todos jus­ti­fi­can sus in­tro­mi­sio­nes en Si­ria en el marco de la lu­cha con­tra el EI, el en­vío de avio­nes sau­díes a ba­ses tur­cas y la pro­pues­ta tur­co-sau­dí de en­viar tro­pas, así como la ac­tual ofen­si­va ru­sa, se in­ter­pre­tan como una in­je­ren­cia de las po­ten­cias que quie­ren in­ter­ve­nir en el fu­tu­ro po­lí­ti­co Si­ria.

ABDALRHMAN IS­MAIL

Ciu­da­da­nos si­rios so­bre los es­com­bros de un edi­fi­cio des­trui­do en un ata­que con­tra Ale­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.