La Ru­ta da Lam­prea im­pul­sa on­ce iti­ne­ra­rios pa­ra di­na­mi­zar 16 con­ce­llos

La Xun­ta avan­za que la guía lle­ga­rá a las ofi­ci­nas de Tu­ris­mo en uno o dos me­ses

La Voz de Galicia (Ourense) - - Marítima - ALFONSO AN­DRA­DE

Her­bón, río Ulla. La lam­prea re­mon­ta el cau­ce mien­tras va per­dien­do gra­sa por el es­fuer­zo y ha­cién­do­se más fi­bro­sa y apre­cia­da por los nu­me­ro­sos de­vo­tos que tie­ne en Ga­li­cia. El río se es­tre­cha ha­cia las enor­mes es­truc­tu­ras de pie­dra que ca­na­li­zan el pa­so del pez y lo con­du­cen di­rec­ta­men­te has­ta las re­des de los pes­ca­do­res. Son las pes­quei­ras, le­van­ta­das en el acuí­fe­ro pa­ra fa­ci­li­tar la cap­tu­ra y una de las gran­des atrac­cio­nes de la Ru­ta da Lam­prea, la guía a la que la Axen­cia Tu­ris­mo de Ga­li­cia (ATG) da es­tos días los úl­ti­mos re­to­ques. «En un ou dous me­ses es­ta­rá nas axencias de tu­ris­mo da co­mu­ni­da­de», di­cen los téc­ni­cos de la pro­pia Axen­cia, que avan­zan que es­ta­rá dis­po­ni­ble —tam­bién en In­ter­net— en ga­lle­go, cas­te­llano e in­glés.

El Ulla asu­me tres iti­ne­ra­rios de los on­ce que in­clu­ye la pu­bli­ca­ción. Uno co­rres­pon­de al Tam­bre y sie­te, al Mi­ño. El re­co­rri­do de Her­bón, de­no­mi­na­do Sa­bor a lam­prea e pe­men­tos de Pa­drón, ilus­tra bien uno de los ob­je­ti­vos de la guía: la co­ne­xión de todos los ele­men­tos y sa­be­res re­la­cio­na­dos con la pes­ca de es­te ci­clós­to­mo, como por ejem­plo la gas­tro­no­mía.

Es­ta ru­ta par­te de las pes­quei­ras de Her­bón, Car­ca­cía y O La­pi­do, con un re­co­rri­do et­no­grá­fi­co y cul­tu­ral en el que se in- clu­ye la vi­si­ta al mo­nas­te­rio fran­cis­cano de san An­to­nio de Her­bón, por su his­tó­ri­ca re­la­ción con la lam­prea. Mu­chas ins­ti­tu­cio­nes re­li­gio­sas pres­ta­ban tie­rras a agri­cul­to­res que pa­ga­ban con ese pro­duc­to. La ter­ce­ra pa­ta del ban­co es la gas­tro­no­mía, en es­te ca­so, en re­la­ción con los pi­mien­tos. «Os iti­ne­ra­rios pro­pos­tos —ex­pli­can en la ATG— te­rán sem­pre es­ta es­tru­tu­ra: pes­ca, cul­tu­ra, et­no­gra­fía e gas­tro­no­mía, con in­di­ca­ción de re­cei­tas de lam­prea pro­pias da zo­na e re­co­men­da­ción de res­tau­ran­tes pa­ra de­gus­ta­las».

Ga­li­cia, úl­ti­mo re­duc­to

Pe­ro el fin úl­ti­mo es po­ner en va­lor un pes­ca­do cu­yo úl­ti­mo re­duc­to en Es­pa­ña es Ga­li­cia. Hay ade­más un in­ten­to de di­na­mi­zar 16 con­ce­llos que guar­dan es­tre­cha re­la­ción con la lam­prea, tan­to en la ri­be­ra del Tam­bre como en la del Mi­ño y el Ulla.

Os ro­dei­ros do Tam­bre es la úni­ca ru­ta pre­vis­ta por aho­ra en un río que tu­vo una po­bla­ción im­por­tan­te de ci­clós­to­mos, mer­ma­da de ma­ne­ra no­ta­ble en el si­glo XX por la cons­truc­ción de pre­sas. Un obs­tácu­lo más pa­ra un ani­mal que tie­ne 500 mi­llo­nes de To­xo­sou­tos.

En to­tal, la Ru­ta da Lam­prea pon­drá en va­lor 47 re­cur­sos vin­cu­la­dos al río, como ro­dei­ros, pes­quei­ras, ca­se­tas y pues­tos de pes­ca­do­res... Y otros re­cla­mos tu­rís­ti­cos, como pla­yas y pa­seos flu­via­les, mi­ra­do­res, sen­de­ros, áreas re­crea­ti­vas, cas­tros, puen­tes, ca­pi­llas, edi­fi­ca­cio­nes de­fen­si­vas...

Los pes­ca­do­res, sa­tis­fe­chos

La bús­que­da de esos 47 re­cur­sos ha lle­va­do a la Xun­ta a re­cu­pe­rar pre­via­men­te va­rias de esas ins­ta­la­cio­nes. Así, la pues­ta en mar­cha de uno de los iti­ne­ra­rios más im­por­tan­tes del Mi­ño, Lam­preas e pes­quei­ras en Ar­bo, su­pu­so «a ac­tua­ción pre­via en dúas pes­quei­ras xun­to á pon­te in­ter­na­cio­nal, máis ou­tra de cre­ci­da, in­tere­san­te por­que o ni­vel da au­ga ca­se nun­ca che­ga ata ela, po­lo que sem­pre que­da á vis­ta», de­ta­llan los téc­ni­cos de la ATG.

El iti­ne­ra­rio con­ti­núa por las pes­quei­ras de Se­la y el Cen­tro de In­ter­pre­ta­ción do Vi­ño e a Lam­prea, ya que la guía es­ta­ble­ce un ma­ri­da­je gas­tro­nó­mi­co con el vino de O Con­da­do, pro­pio de la zo­na.

Los pro­fe­sio­na­les de la pes­ca de lam­prea con­sul­ta­dos por La Voz ven con bue­nos ojos «to­das as ini­cia­ti­vas que se fa­gan pa­ra dar a co­ñe­cer es­te pro­du­to, ao que non to­do o mundo che­ga po­lo seu pre­zo ele­va­do», sos­tie­ne Pe­pe Ba­rrei­ro, va­lei­ro de Pon­te­ce­su­res. A la eu­ro­dipu­tada socialista fran­ce­sa Isa­bel Tho­mas, miem­bro de la Co­mi­sión de Pes­ca del Par­la­men­to Eu­ro­peo, le ha to­ca­do rea­li­zar el in­for­me so­bre el re­gla­men­to de con­trol de la pes­ca, ese ins­tru­men­to que ade­más del po­lé­mi­co car­né por pun­tos re­co­ge el con­tro­ver­ti­do aviso pre­vio de en­tra­da en puer­to. Y ese re­pa­so que es­tá ha­cien­do pa­ra ve­ri­fi­car los re­sul­ta­dos de la nor­ma­ti­va la han traí­do has­ta Vi­go, don­de el sá­ba­do se reunió con la con­se­llei­ra de Mar, Rosa Quin­ta­na, y el di­rec­tor xe­ral de Pes­ca, Juan Ma­nei­ro. Am­bos ex­pu­sie­ron a la eu­ro­dipu­tada bre­to­na las tra­bas que el re­gla­men­to oca­sio­na al tra­ba­jo del día a día de la pes­ca por las pe­cu­lia­ri­da­des que pre­sen­ta la ac­ti­vi­dad en Ga­li­cia, al tiem­po que de­fen­die­ron la ne­ce­si­dad de ade­cuar el re­gla­men­to a las ca­rac­te­rís­ti­cas de la flo­ta ga­lle­ga.

Los pri­me­ros cam­bios que de­ben in­tro­du­cir­se en esa nor­ma­ti­va son los que ata­ñen al obli­ga­to­rio preavi­so de des­car­ga en puer­to, que de­be dar­se con cua­tro ho­ras de an­te­la­ción cuan­do par­te de la flo­ta ga­lle­ga ope­ra en oca­sio­nes a una ho­ra es­ca­sa de tie­rra. Aunque esa an­te­la­ción se re­du­jo, to­da­vía es de­ma­sia­do am­plio y en mu­chos ca­sos su­pe­rior al tiem­po de na­ve­ga­ción del ca­la­de­ro, lo que obli­ga a los bar­cos a ha­cer tiem­po en me­dio del mar y no siem­pre en con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas be­nig­nas.

Quin­ta­na tam­bién tras­la­dó a Tho­mas la ne­ce­si­dad de re­co­ger me­di­das de fle­xi­bi­li­dad pa­ra me­jo­rar la ope­ra­ti­vi­dad de la flo­ta. Así, plan­tea que se dé la po­si­bi­li­dad de pe­sar en des­tino la mer­can­cía que se des­car­ga en un puer­to pa­ra, con una guía de trans­por­te, ven­der­la en otro.

Más coor­di­na­ción

En cuan­to al con­trol, la con­se­llei­ra de Mar apos­tó por un plan es­ta­tal que «per­mi­ta es­ta­ble­cer un­ha me­llor coor­di­na­ción, es­ta­ble­cen­do un­ha dis­tri­bu­ción da fre­cuen­cia e du­ra­ción das ins­pec­cións nos bar­cos que non in­ter­fi­ra na súa ac­ti­vi­da­de e que se­xa acor­de con ela, evi­tan­do du­pli­ci­da­des nu mes­mo día ou re­pe­ti­cións das mes­mas nun cor­to pe­río­do de tem­po».

Quin­ta­na y Ma­nei­ro de­ta­lla­ron a la bre­to­na el fun­cio­na­mien­to del Ser­vi­zo de Gar­da­cos­tas de Ga­li­cia y sus ta­reas de con­trol, sal­va­men­to y lu­cha con­tra la con­ta­mi­na­ción.

MER­CE ARES

La ini­cia­ti­va par­te de la re­cu­pe­ra­ción de nu­me­ro­sas pes­quei­ras, tan­to en el Ulla (en la ima­gen) como en el Mi­ño y el Tam­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.