Los ti­bios apo­yos a la Tem­po­ra­da Lí­ri­ca ha­cen te­mer su pró­xi­ma des­apa­ri­ción

Las ad­mi­nis­tra­cio­nes se cul­pan en­tre ellas de re­ba­jar el pre­su­pues­to en el 2016

La Voz de Galicia (Ourense) - - Cultura - X. P.

So­bre el pa­pel se tra­ta­ba de una reunión pa­ra sal­var de­fi­ni­ti­va­men­te la Tem­po­ra­da Lí­ri­ca co­ru­ñe­sa, pe­ro la ci­ta a puer­ta ce­rra­da que el pa­sa­do miér­co­les ce­le­bra­ron Concello, Xun­ta y Dipu­tación, y cu­yo con­te­ni­do ín­te­gro tras­cen­dió al día si­guien­te, so­lo ha ser­vi­do, en la prác­ti­ca, pa­ra aña­dir más zo­zo­bra so­bre el fu­tu­ro de la prin­ci­pal ci­ta ga­lle­ga con la ópe­ra. Se­gún lo des­ve­la­do has­ta aho­ra, las apor­ta­cio­nes ba­ja­rían del mi­llón dos­cien­tos mil eu­ros de la tem­po­ra­da 14/15 a 500.000 pa­ra to­do el 2016. En la prác­ti­ca su­pon­dría can­ce­lar to­da la ac­ti­vi­dad pre­vis­ta y anun­cia­da de aquí has­ta ju­lio, y con­cen­trar la nue­va tem­po­ra­da en­tre los me­ses de sep­tiem­bre a di­ciem­bre.

«Con esa apor­ta­ción, que ade­más es aún me­nor, de 400.000 eu­ros, pues­to que se­gún han di­cho con­si­de­ran las es­ti­ma­cio­nes de in­gre­sos por ta­qui­lla, so­lo po­dría rea­li­zar­se un pe­que­ño fes­ti­val, de un mes más o me­nos, con una úni­ca ópe­ra re­pre­sen­ta­da», ex­pli­có ayer Cé­sar Wo­nen­bur­ger, di­rec­tor ar­tís­ti­co de la Tem­po­ra­da Lí­ri­ca co­ru­ñe­sa. «De­ja­ría­mos de dispu­tar la Cham­pions con el pre­su­pues­to de un club mo­des­to pa­ra ju­gar en se­gun­da di­vi­sión en ape­nas dos años». «Si no era po­si­ble man­te­ner la fi­nan­cia­ción an­te­rior, que era la más ba­ja de Es­pa­ña en­tre to­das las tem­po­ra­das, tres mi­llo­nes de eu­ros me­nor que la Ovie­do, la si­guien­te por la co­la, aún se po­dría rea­li­zar una tem­po­ra­da me­nor en el tiem­po, en­tre ma­yo y di­ciem­bre, que unie­ra lo que an­tes era el Fes­ti­val Mo­zart con el Fes­ti­val de Ópe­ra, y pre­ser­var la ca­li­dad con pro­yec­tos muy po­ten­tes. Ha­bía dos de los me­jo­res te­no­res in­ter­na­cio­na­les de hoy que que­rían ve- nir a gra­bar sen­dos dis­cos en A Co­ru­ña, uno de ellos pa­ra el se­llo Deuts­che Gram­mop­hon, en con­cier­tos con la Sin­fó­ni­ca de Ga­li­cia», co­men­ta Wo­nen­bur­ger, quien tam­bién sub­ra­ya la di­men­sión la­bo­ral de la ac­ti­vi­dad: «Per­so­nal téc­ni­co, ma­qui­nis­tas, uti­le­ros, re­gi­do­res, sas­tras, ma­qui­lla­do­ras… ten­drán me­nos tra­ba­jo. La par­te esen­cial del pre­su­pues­to se va en crear em­pleo».

«Pe­ro —con­ti­núa el di­rec­tor ar­tís­ti­co— lo que más lás­ti­ma nos da es que esa la­bor que ha­bía­mos ini­cia­do de se­gui­mien­to de nues­tros jó­ve­nes can­tan­tes ga­lle­gos, de ir in­cor­po­rán­do­los a los re­par­tos de las ópe­ras y ofre­cer­les con­cier­tos y for­ma­ción, se per­de­rá. Si no hay ac­ti­vi­dad con­ti­nua­da sus po­si­bi­li­da­des de desa­rro­llar­se como ar­tis­tas se ven muy li­mi­ta­das. Y te­ne­mos in­tér­pre­tes fan­tás­ti­cos, como se pu­do apre­ciar en el Con­cer­to po­la lí­ri­ca del otro día en el Rosalía».

Uno de los im­pul­so­res de es­te re­ci­tal, for­ja­do en la can­te­ra co­ru­ñe­sa, es Bor­ja Qui­za, que en el 2006 inau­gu­ró el ci­clo As no­vas vo­ces galegas, pues­to en mar­cha por Ami­gos de la Ópe­ra, y des­pués ha can­ta­do en el Real ma­dri­le­ño, en el Li­ceo bar­ce­lo­nés o La Fenice de Venecia. «Si per­de­mos la Tem­po­ra­da Lí­ri­ca, la ciu­dad se ha­brá que­da­do sin Fes­ti­val Mo­zart pri­me­ro, y aho­ra sin otra re­fe­ren­cia in­ter­na­cio­nal», afir­ma. «Nues­tra ima­gen se de­te­rio­ra­rá rá­pi­da­men­te. En el res­to de Es­pa­ña na­die da cré­di­to a lo que es­tá pa­san­do. Pe­ro so­bre to­do se per­de­rá la opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca de que nues­tros can­tan­tes si­gan te­nien­do opor­tu­ni­da­des en su pro­pio país, al­go que los de otras épo­cas, como la ou­ren­sa­na Án­ge­les Gu­lín, ca­si no tu­vie­ron has­ta re­gre­sar ya con­sa­gra­dos», ex­pli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.