Vi­ce­pre­si­den­cia con más po­der, con­sul­ta ca­ta­la­na, gran au­men­to del gas­to y subida de im­pues­tos

Es­tas son las prin­ci­pa­les exi­gen­cias que di­fi­cul­tan el acuer­do

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo - EN­RI­QUE CLE­MEN­TE

Re­fe­ren­do de au­to­de­ter­mi­na­ción «im­pres­cin­di­ble» en Ca­ta­lu­ña, vi­ce­pre­si­den­cia to­do­po­de­ro­sa con ma­yo­res com­pe­ten­cias que la ac­tual pa­ra Pa­blo Igle­sias y au­men­to es­pec­ta­cu­lar del gas­to pú­bli­co, que se com­pen­sa­ría en una bue­na me­di­da con una im­por­tan­te subida de va­rios im­pues­tos. Es­tas son las con­di­cio­nes más di­fí­ci­les de acep­tar, en el ca­so del re­fe­ren­do di­rec­ta­men­te im­po­si­ble, por Pe­dro Sán­chez pa­ra con­se­guir un acuer­do de go­bierno con Po­de­mos o al me­nos su apo­yo en la in­ves­ti­du­ra.

CA­TA­LU­ÑA Re­fe­ren­do y mi­nis­te­rio de Plu­ri­na­cio­na­li­dad.

El do­cu­men­to de Po­de­mos con­si­de­ra «im­pres­cin­di­ble» la con­vo­ca­to­ria de un re­fe­ren­do de au­to­de­ter­mi­na­ción de Ca­ta­lu­ña. El Co­mi­té Fe­de­ral del PSOE lo se­ña­ló ex­pre­sa­men­te como una lí­nea ro­ja pa­ra pac­tar. Pe­dro Sán­chez tam­bién lo re­cha­za, aunque en su pro­gra­ma de go­bierno de­ci­dió no po­ner ne­gro so­bre blan­co pa­ra fa­ci­li­tar la ne­go­cia­ción. En la rue­da de pren­sa de ayer Igle­sias di­jo que era «fun­da­men­tal» y que de­bía cons­tar ex­pre­sa­men­te en el acuer­do de go­bierno, tal como ha exi­gi­do el por­ta­voz de En Co­mú Po­dem en el Con­gre­so, Xavier Do­mè­nech. Se tra­ta de una im­po­si­ción de Ada Co­lau, que fue la fi­gu­ra que per­mi­tió a es­ta for­ma­ción ga­nar las elec­cio­nes ge­ne­ra­les en Ca­ta­lu­ña. El lí­der de Po­de­mos, sin em­bar­go, di­jo al mis­mo tiem­po que es­tá dis­pues­to a dia­lo­gar y a es­cu­char otras pro­pues­tas. Ahí se ve cla­ra­men­te el equi­li­bris­mo en el que de­be ju­gar pa­ra cum­plir con la con­fluen­cia ca­ta­la­na y tam­bién con En Ma­rea. El Mi­nis­te­rio de Plu-

Un re­fe­ren­do pa­ra de­ci­dir si se re­for­ma la Carta Mag­na

ri­na­cio­na­li­dad ten­dría como ob­je­ti­vo, se­gún Igle­sias, fa­vo­re­cer el re­fe­ren­do. El PSOE tam­bién lo re­cha­za ta­jan­te­men­te.

VI­CE­PRE­SI­DEN­CIA Con­trol del CNI y la lu­cha an­ti­co­rrup­ción.

Igle­sias con­si­de­ra in­ne­go­cia­ble ser vi­ce­pre­si­den­te po­lí­ti­co del Go­bierno con más com­pe­ten­cias aún de las que po­see ac­tual­men­te So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría. No quie­re re­nun­ciar en nin­gún ca­so al Cen­tro Na­cio­nal de In­te­li­gen­cia (CNI). Cuan­do un pe­rio­dis­ta le pre­gun­tó si eso plan­tea­ría pro­ble­mas por las re­la­cio­nes de Po­de­mos con los re­gí­me­nes de Ve­ne­zue­la e Irán res­pon­dió que lo preo­cu­pan­te es que los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia ha­yan es­ta­do en mano de una «ma­qui­na­ria pa­ra de­lin­quir», en re­fe­ren­cia al PP. Tam­bién quie­re re­te­ner el Cen­tro de In­ves­ti­ga­cio­nes So­cio­ló­gi­cas (CIS) y el Bo­le­tín Ofi­cial del Es­ta­do (BOE). A esas com­pe­ten­cias quie­re aña­dir la crea­ción de un Ofi­ci­na de De­re­chos Hu­ma­nos, pe­ro so­bre to­do des­ta­ca la se­cre­ta­ría de Es­ta­do de Lu­cha con­tra la Corrupción y Po­de­mos pro­po­ne tam­bién un re­fe­ren­do pa­ra la re­for­ma de la Cons­ti­tu­ción. Cons­cien­te de que el PP tie­ne una ma­yo­ría de blo­queo, pre­ten­de sal­tar­se la po­si­ción de los po­pu­la­res in­ter­pe­lan­do di­rec­ta­men­te a los es­pa­ño­les, de ma­ne­ra que en ca­so de que los ciu­da­da­nos apo­ya­ran una mo­di­fi­ca­ción de la Carta Mag­na, los po­pu­la­res di­fí­cil­men­te po­drían man­te­ner su po­si­ción po­lí­ti­ca con­tra­ria a la re­for­ma. el Cri­men Or­ga­ni­za­do. Es­te re­for­za­mien­to de la vi­ce­pre­si­den­cia de­ja­ría en las ma­nos de Igle­sias cues­tio­nes tan sen­si­bles como el es­pio­na­je y la lu­cha con­tra la corrupción.

ECONOMÍA 96.000 mi­llo­nes más de gas­to y fuer­te subida de im­pues­tos.

Po­de­mos no se com­pro­me­te con la es­ta­bi­li­dad pre­su­pues­ta­ria, como ha­ce el PSOE, sino que abo­ga por «una sen­da ex­pan­si­va». Su pro­pues­ta im­pli­ca un au­men­to de 96.000 mi­llo­nes de eu­ros del gas­to pú­bli­co al fi­nal de la le­gis­la­tu­ra, que se­ría com­pen­sa­da en­tre otras par­ti­das con subidas de di­ver­sos im­pues­tos que per­mi­ti­rían re­cau­dar 28.000 mi­llo­nes, que pro­ven­drían del IRPF (10.00) y el im­pues­to de so­cie­da­des (12.000). «A par­tir de 60.000 eu­ros de ba­se im­po­ni­ble, se au­men­ta­rá el nú­me­ro de tra­mos del IRPF y el ti­po mar­gi­nal de ca­da tra­mo des­de el 45 % ac­tual has­ta un 55 % pa­ra ren­tas su­pe­rio­res a 300.000 eu­ros anua­les», ase­gu­ra el do­cu­men­to.

Tam­bién au­men­ta­rá el im­pues­to de so­cie­da­des, «con unos ti­pos efec­ti­vos real­men­te pró­xi­mos a los ti­pos no­mi­na­les, que se fi­ja­rán en el 30 %». Pro­po­ne re­cu­pe­rar y re­vi­ta­li­zar los im­pues­tos so­bre la ri­que­za, su­ce­sio­nes y do­na­cio­nes y una subida del IVA al 25 % pa­ra pro­duc­tos de lu­jo. Se­rá del 4 % pa­ra la ma­yo­ría de los ali­men­tos y del 10 % pa­ra todos los ser­vi­cios bá­si­cos (ca­le­fac­ción, elec­tri­ci­dad y gas). Ade­más, plan­tea nue­vos im­pues­tos pa­ra re­cau­dar has­ta 8.000 mi­llo­nes adi­cio­na­les, que pro­ce­de­rán de la ban­ca, las transac­cio­nes fi­nan­cie­ras y me­dioam­bien­ta­les, prin­ci­pal­men­te. Po­de­mos ase­gu­ra que pue­de ob­te­ner 12.000 mi­llo­nes de in­cre­men­tar la lu­cha con­tra el frau­de fis­cal.

Es­tas can­ti­da­des no bas­tan pa­ra cua­drar las cuen­tas. Po­de­mos sos­tie­ne que lo­gra­rá otros 29.700 mi­llo­nes por lo que lla­ma el «efec­to mul­ti­pli­ca­dor» de­ri­va­do del efec­to ex­pan­si­vo de la pro­pia po­lí­ti­ca pre­su­pues­ta­ria.

Con todos es­tos in­gre­sos la for­ma­ción que li­de­ra Igle­sias pre­ten­de in­cre­men­tar el gas­to en sa­ni­dad y edu­ca­ción, la me­jo­ra de las pen­sio­nes y el plan de ren­ta mí­ni­ma ga­ran­ti­za­da, un pro­yec­to de tran­si­ción ener­gé­ti­ca y ma­yor in­ver­sión en I+D+i.

DÉ­FI­CIT Retrasar el cum­pli­mien­to en de­sa­fío a Bru­se­las.

Pa­ra Po­de­mos es im­pres­cin­di­ble retrasar el cum­pli­mien­to del ob­je­ti­vo de dé­fi­cit y que no ba­je del 2,3 % del PIB has­ta el 2019, lo que su­po­ne un abier­to de­sa­fío a Bru­se­las. Se­gún sus cuen­tas, la re­la­ja­ción del dé­fi­cit li­be­ra­ría otros 26.300 mi­llo­nes de eu­ros. Tam­bién pro­po­ne sua­vi­zar las con­di­cio­nes y los pla­zos de pa­go de la deu­da con­traí­da con la UE por el res­ca­te ban­ca­rio.

ZI­PI EFE

Igle­sias pro­po­ne que la elec­ción de unos 80 al­tos car­gos sea por con­sen­so po­lí­ti­co y con par­ti­ci­pa­ción po­pu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.