La ra­ma va­len­cia­na del ca­so Nóos in­sis­te en la le­ga­li­dad de los con­tra­tos con Iña­ki Ur­dan­ga­rin

La Voz de Galicia (Ourense) - - España - MEL­CHOR SAIZ-PAR­DO

En la ra­ma va­len­cia­na del ca­so Nóos que de­cla­ra­rá a par­tir de hoy nin­gún impu­tados vin­cu­la­dos al ayun­ta­mien­to o a la Ge­ne­ra­li­tat ha pac­ta­do una con­fe­sión con la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción. Jor­ge Ve­la, ex­di­rec­tor del Ins­ti­tu­to Va­len­ciano de Fi­nan­zas; Elisa Mal­do­na­do, ex res­pon­sa­ble jurídica de la Ciu­dad de las Ar­tes y las Cien­cias (Cac­sa); Jo­sé Ma­nuel Agui­lar, ex­di­rec­tor de Cac­sa; Luis Lobón, ex se­cre­ta­rio au­to­nó­mi­co de Tu­ris­mo; y el ex­vi­ceal­cal­de de Va­len­cia y mano de­re­cha de Ri­ta Bar­be­rá, Alfonso Grau, es­tán acu­sa­dos de ha­ber ad­ju­di­ca­do al Ins­ti­tu­to Nóos 3,6 mi­llo­nes de eu­ros en con­tra­tos sin con­cur­so pú­bli­co pa­ra or­ga­ni­zar tres cum­bres de­por­ti­vo-em­pre­sa­ria­les co­no­ci­das como Va­len­cia Su­mits en el 2004, 2005 y 2006.

En reali­dad, aque­llos en­cuen­tros pa­ga­dos por Cac­sa y la Fun­da­ción Tu­ris­mo Va­len­cia Con­ven­tion Bu­reau fue­ron el ma­yor ne­go­cio de Nóos por­que, se­gún Ha­cien­da, a Ur­dan­ga­rin y To­rres so­lo les cos­ta­ron 910.600 eu­ros.

Los cin­co impu­tados se en­fren­tan a los de­li­tos de pre­va­ri­ca­ción, mal­ver­sa­ción, frau­de y trá­fi­co de in­fluen­cias. El fis­cal pi­de seis años de cár­cel pa­ra Agui­lar y ocho pa­ra Lobón, Ve­la y Mal­do­na­do. El PSPV-PSOE y Ma­nos Lim­pias, por su par­te, re­cla­man on­ce años pa­ra Grau.

Nin­guno tie­ne in­ten­ción de re­co­no­cer irre­gu­la­ri­dad al­gu­na en las ad­ju­di­ca­cio­nes a Nóos. Se­gún fuen­tes del pro­ce­so, de­fen­de­rán la le­ga­li­dad de aque­llas con­tra­ta­cio­nes. Los nom­bres de sus su­pe­rio­res en la épo­ca, Ri­ta Bar­be­rá y Francisco Camps, sa­lie­ron de ma­ne­ra re­cu­rren­te en la ins­truc­ción, has­ta el pun­to que el juez Cas­tro in­ten­tó sen­tar­los en el ban­qui­llo y así se lo pi­dió al Tri­bu­nal Su­pe­rior de Va­len­cia. Sin em­bar­go, es­te ór­gano re­cha­zó impu­tar­los al en­ten­der que su in­ter­ven­ción no fue de­ci­si­va pa­ra ad­ju­di­car los en­car­gos al yerno de Juan Car­los I.

Cas­tro ba­só su pe­ti­ción en la con­fe­sión y los co­rreos elec­tró­ni­cos en­tre­ga­dos en el juz­ga­do por To­rres, que des­ve­ló que él mis­mo y el ma­ri­do de la in­fan­ta Cris­ti­na tu­vie­ron una reunión en el pa­la­cio de la Zar­zue­la el 29 de enero del 2004 con Camps y Bar­be­rá, y que aquel en­cuen­tro fue el que abrió las puer­tas a Nóos pa­ra sus ne­go­cios en Va­len­cia.

Bar­be­rá siem­pre lo ha ne­ga­do to­do. Aunque sí re­co­no­ció otros tres en­cuen­tros con Ur­dan­ga­rin en los que se li­mi­tó a es­cu­char las «ideas» de Ur­dan­ga­rin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.