Los paí­ses de la ru­ta de los Bal­ca­nes aban­do­nan a Gre­cia a su suer­te

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

Los paí­ses de Vi­se­gra­do (Re­pú­bli­ca Che­ca, Es­lo­va­quia, Po­lo­nia y Hun­gría) ya no es­con­den su en­fa­do con Gre­cia por la len­ti­tud y la fal­ta de con­trol en la ges­tión de sus fron­te­ras, es­pe­cial­men­te la te­rres­tre, que com­par­te con Ma­ce­do­nia. Más de un mi­llón de des­pla­za­dos las atra­ve­sa­ron el pa­sa­do año rum­bo al nor­te del con­ti­nen­te, pro­vo­can­do ten­sión y co­lap­sos en los pa­sos fron­te­ri­zos. La in­dig­na­ción de es­tos paí­ses si­gue au­men­tan­do y sus lí­de­res se reunie­ron ayer en Pra­ga con los ho­mó­lo­gos de Bul­ga­ria y Ma­ce­do­nia pa­ra tra­tar de ce­rrar un acuer­do que ali­vie el trán­si­to irre­gu­lar de per­so­nas por sus te­rri­to­rios.

Las di­rec­tri­ces son cla­ras. Las fron­te­ras se ce­rra­rán a cal y canto pa­ra los mi­gran­tes, mul­ti­pli­ca­rán la vigilancia y, en ca­so de es­ti­mar­lo ne­ce­sa­rio, ele­va­rán nue­vas va­llas: «Nues­tro ob­je­ti­vo es im­pe­dir que los hún­ga­ros ten­ga­mos que vi­vir con quie­nes no que­re­mos», ase­gu­ró ayer el pri­mer mi­nis­tro ma­giar Vik­tor Or­bán, quien es­tá li­de­ran­do el fren­te del es­te eu­ro­peo con­tra la po­lí­ti­ca re­cep­ti­va de la can­ci­ller An­ge­la Mer­kel. Pa­ra ser más efec­ti­vos, los paí­ses de Vi­se­gra­do se com­pro­me­ten a ayu­dar a Ma­ce­do­nia a lo lar­go de su va­lla­do de más de 37 ki­ló­me­tros pa­ra con­te­ner la lle­ga­da de re­fu­gia­dos des­de Gre­cia.

Las me­di­das ten­drán un cos­te muy al­to pa­ra el país he­leno. Que­da­rá to­tal­men­te ais­la­do, aban­do­na­do a su suer­te y li­dian­do en so­li­ta­rio con la lle­ga­da dia­ria de más de 2.000 per­so­nas cuan­do sus cen­tros de iden­ti­fi­ca­ción de mi­gran­tes ape­nas han echa­do a an­dar. Bru­se­las anun­ció ayer ayu­das a Ate­nas por 12.7 mi­llo­nes pa­ra cul­mi­nar de for­ma ur­gen­te las 50.000 nue­vas pla­zas de re­cep­ción acor­da­das con los so­cios europeos en oc­tu­bre del pa­sa­do año. El nú­me­ro de­be­ría ayu­dar a paí­ses como Ale­ma­nia a ga­nar tiem­po y or­ga­ni­zar sus cen­tros, des­bor­da­dos por los so­li­ci­tan­tes de asi­lo.

Mer­kel ce­de

La can­ci­ller An­ge­la Mer­kel se vio obli­ga­da ayer a sua­vi­zar sus pro­pues­tas pa­ra es­ta­ble­cer ex­cep­cio­nes en el sa­la­rio mí­ni­mo pa­ra los re­fu­gia­dos des­pués de las du­ras crí­ti­cas que for­mu­la­ron los so­cios so­cial­de­mó­cra­tas de la gran coa­li­ción. La de­ci­sión pue­de ten­sar la cuer­da con el ala más con­ser­va­do­ra de su pro­pio par­ti­do, que ayer re­ci­bió la no­ti­cia de que la po­li­cía ha­bía iden­ti­fi­ca­do a 73 sos­pe­cho­sos de los ata­ques de Co­lo­nia en No­che­vie­ja. La ma­yo­ría no son re­fu­gia­dos sino in­mi­gran­tes eco­nó­mi­cos de ori­gen ma­rro­quí y ar­ge­lino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.