Un pro­yec­to ga­lle­go bus­ca me­ce­nas pa­ra desa­rro­llar fár­ma­cos pa­ra la pan­crea­ti­tis

Fue se­lec­cio­na­do pa­ra en­trar en la pla­ta­for­ma de mi­cro­me­ce­naz­go del Fecyt

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad - R. ROMAR

Epi­so­dios de in­ten­so y agudo do­lor ab­do­mi­nal con pro­ble­mas di­ges­ti­vos que tien­den a cro­ni­fi­car­se en una pro­gre­si­va de­ge­ne­ra­ción del pán­creas que sue­le pro­du­cir dia­be­tes e in­clu­so pue­de des­en­ca­de­nar en un cán­cer en es­te ór­gano. Es la pan­crea­ti­tis, una en­fer­me­dad in­fla­ma­to­ria de la que se diag­nos­ti­can unos 2.000 ca­sos al año en Es­pa­ña, prin­ci­pal­men­te en per­so­nas de en­tre 30 y 40 años, y pa­ra la que no exis­te nin­gún ti­po de cura. So­lo se tra­tan los sín­to­mas, los do­lo­res agu­dos, con anal­gé­si­cos que ali­vian el ma­les­tar, pe­ro que no lo so­lu­cio­nan. No exis­ten, a día de hoy, me­di­ca­men­tos es­pe­cí­fi­cos pa­ra la pan­crea­ti­tis, pe­ro en su mano es­tá que al­gún día pue­dan lle­gar a des­cu­brir­se. Es el re­to que ha pro­pues­to el Gru­po de In­ves­ti­ga­ción en Far­ma­co­lo­gía de las En­fer­me­da­des Cró­ni­cas (CDPhar­ma) de la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go, que bus­ca el apo­yo ciu­da­dano pa­ra di­se­ñar nue­vos fár­ma­cos que pue­dan re­sul­tar efec­ti­vos con­tra la en­fer­me­dad.

Su pro­yec­to ha si­do se­lec­cio­na­do por la pla­ta­for­ma Pre­ci­pi­ta (www.pre­ci­pi­ta.es) pro­mo­vi­da por la Fun­da­ción Es­pa­ño­la de Cien­cia y Tec­no­lo­gía (Fecyt) pa­ra re­ca­bar la co­la­bo­ra­ción de los par­ti­cu­la­res y em­pre­sas en la fi­nan­cia­ción de la in­ves­ti­ga­ción. Los do­na­ti­vos, a par­tir de diez eu­ros, pue­den tra­mi­tar­se en la pro­pia pá­gi­na web. El ob­je­ti­vo es lle­gar a re­cau­dar 25.000 eu­ros, una ayu­da muy mo­des­ta pa­ra po­der desa­rro­llar un fár­ma­co, pe­ro sí su­fi­cien­te como pa­ra con­ti­nuar con la lí­nea de in­ves­ti­ga­ción del equi­po ga­lle­go, su­fra­gar el cos­te de los reac­ti­vos y po­der con­tra­tar a tiem­po par­cial du­ran­te dos años a la per­so­na que se de­di­ca­rá de su­per­vi­sar y di­se­ñar la ex­pe­ri­men­ta­ción. El gru­po com­ple­ta­rá la in­ver­sión con fon­dos pro­pios y con otros pro­yec­tos de or­ga­nis­mos ofi­cia­les que es­pe­ra con­se­guir.

El problema en el ca­so de la pan­crea­ti­tis, es que se co­no­ce muy po­co de la en­fer­me­dad. Aún no se sa­be qué la cau­sa ni cuá­les son los me­ca­nis­mos mo­le­cu­la­res in­vo­lu­cra­dos en ella, una in­ves­ti­ga­ción bá­si­ca, pe­ro fun­da­men­tal pa­ra de­fi­nir a qué dia­nas del or­ga­nis­mo lan­zar las mo­lé­cu­las con po­ten­cial te­ra­péu­ti­co que se prue­ben en el pro­yec­to. Es un tra­ba­jo, en to­do ca­so, en el que el equi­po ga­lle­go cuen­ta con una am­plia ex­pe­rien­cia. No par­te pre­ci­sa­men­te de ce­ro en es­te nue­vo re­to. «Le­va­mos máis de trin­ta anos tra­ba­llan­do no es­tu­do das ba­ses mo­le­cu­la­res de di­ver­sas pa­to­lo­xías cró­ni­cas», ex­pli­ca Ma­nuel Cam­pos Toimil, el coor­di­na­dor del gru­po.

Su ob­je­ti­vo ini­cial, a par­tir de los ha­llaz­gos del co­no­ci­mien­to bá­si­co, con­sis­ti­rá en el desa­rro­llo de un mo­de­lo ex­pe­ri­men­tal

vá­li­do pa­ra las fa­ses pre­clí­ni­cas y que per­mi­ta pre­de­cir la efec­ti­vi­dad de las mo­lé­cu­las que se en­sa­yen y que en su ma­yor par­te for­man par­te de la qui­mio­te­ca del de­par­ta­men­to de Quí­mi­ca Or­gá­ni­ca de la Fa­cul­tad de Far­ma­cia. La inexis­ten­cia de es­te sis­te­ma es, pre­ci­sa­men­te, uno de los gran­des pro­ble­mas que aho­ra exis­ten a la ho­ra de desa­rro­llar fár­ma­cos pa­ra es­ta pa­to­lo­gía. «Ca­re­ce­mos de un mo­de­lo ex­pe­ri­men­tal óp­ti­mo en las fa­ses pre­clí­ni­cas que nos per­mi­ta pre­de­cir la efec­ti­vi­dad de nue­vas mo­lé­cu­las pa­ra su uso como fár­ma­cos», apun­ta Ma­ría Lua­ces, que par­ti­ci­pa en el equi­po.

Una vez es­ta­ble­ci­do el mo­de­lo es cuán­do se po­drá lle­var a ca­bo el ver­da­de­ro ob­je­ti­vo del pro­yec­to, en sus fa­ses más avan­za­das, que no es otro que ana­li­zar el pa­pel de los po­ten­cia­les agen­tes te­ra­péu­ti­cos que pue­dan re­ver­tir la en­fer­me­dad. «A idea se­ría po­der le­var os fár­ma­cos ata un­ha fa­se pre­clí­ni­ca en ani­mais e lo­go po­der che­gar a al­gún ti­po de co­la­bo­ra­ción ou acor­do pa­ra po­der fa­cer os en­saios en pa­cien­tes», pre­ci­sa Cam­pos Toimil.

El efec­to del tabaco

A ni­vel de in­ves­ti­ga­ción, el equi­po ga­lle­go co­la­bo­ró en los es­tu­dios que de­mos­tra­ron por pri­me­ra vez que el tabaco tie­ne un efec­to di­rec­to so­bre las al­te­ra­cio­nes ce­lu­la­res aso­cia­das a la pan­crea­ti­tis. Es­ta en­fer­me­dad se ha li­ga­do ha­bi­tual­men­te al con­su­mo ex­ce­si­vo de al­cohol, un fac­tor de ries­go que se man­tie­ne, pe­ro al que aho­ra ha­brá que aña­dir el tabaco. De­jar de fu­mar, se­gún un es­tu­dio pen­dien­te de pu­bli­car de es­te gru­po, pue­de ser cla­ve en la pre­ven­ción.

Jour­nal of Epi­de­miology & Com­mu­nity Health, apun­ta que Reino Uni­do tie­ne una de las pro­por­cio­nes más al­tas de po­bla­ción que vi­ve en zo­nas de ba­ja su­per­vi­ven­cia de per­so­nas ma­yo­res.

La fi­nan­cia­ción que se ob­ten­ga se des­ti­na­rá a cos­tear reac­ti­vos y con­tra­tar a una in­ves­ti­ga­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.