Bru­se­las quie­re re­co­lo­car a los pa­ra­dos an­tes de 18 me­ses

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía -

El pa­ro de lar­ga du­ra­ción es, jun­to al des­em­pleo ju­ve­nil, uno de los gran­des desafíos pa­ra la re­cu­pe­ra­ción en Es­pa­ña y un ries­go pa­ra la cohe­sión so­cial, como con­cluía un in­for­me di­vul­ga­do ayer mis­mo por el cen­tro de es­tu­dios eco­nó­mi­cos Fe­dea. En él se sub­ra­ya que es­te des­em­pleo que se en­quis­ta en el tiem­po (más de un año) «es mu­cho más ge­ne­ra­li­za­do y arrai­ga­do en Es­pa­ña» que en el res­to de los paí­ses desa­rro­lla­dos agru­pa­dos en la OCDE. Y que por es­ta si­tua­ción, y las di­fi­cul­ta­des que en­cuen­tra es­te co­lec­ti­vo pa­ra ac­ce­der a las opor­tu­ni­da­des de em­pleo que sí em­pie­zan a aso­mar pa­ra los que lle­van me­nos tiem­pos en el an­ti­guo Inem, se es­tá crean­do un «con­si­de­ra­ble ries­go de ex­clu­sión so­cial y eco­nó­mi­ca».

Cla­ro que es­te no es un problema ex­clu­si­vo de Es­pa­ña. Aunque en ca­si nin­gún otro país de for­ma tan gra­ve —so­lo Gre­cia nos em­peo­ra—, la la­cra del des­em­pleo de lar­ga du­ra­ción cas­ti­ga ya a más de 10,5 mi­llo­nes de europeos, ca­si la mi­tad de los pa­ra­dos to­ta­les en los vein­tio­cho es­ta­dos que com­po­nen la UE. La si­tua- ción ha pues­to en aler­ta a las au­to­ri­da­des co­mu­ni­ta­rias, que ad­vier­ten de que la si­tua­ción se ha con­ver­ti­do en una de las prin­ci­pa­les cau­sas de po­bre­za en nues­tro en­torno. Y las po­si­bi­li­da­des pa­ra es­ca­par de ella es­tán di­rec­ta­men­te li­ga­das a las que ten­gan los afec­ta­dos pa­ra en­con­trar un em­pleo.

Las pro­pues­tas

Por eso, al igual que an­tes hi­cie­ron con los pa­ra­dos me­no­res de 30 años a tra­vés de la lla­ma­da ga­ran­tía ju­ve­nil, las au­to­ri­da­des co­mu­ni­ta­rias han lan­za­do un plan, al­go más va­go en es­te ca­so, pa­ra intentar dar un em­pu­jón de vuel­ta al mer­ca­do la­bo­ral a los pa­ra­dos de lar­ga du­ra­ción. Como en el ca­so de los jó­ve­nes, uno de los gran­des ob­je­ti­vos es que todos los afec­ta­dos es­tén ins­cri­tos en los ser­vi­cios de em­pleo —mu­chos, ago­ta­das las pres­ta­cio­nes, se dan de ba­ja— y, a par­tir de ahí, se pro­po­ne fa­ci­li­tar una aten­ción in­di­vi­dua­li­za­da que atien­da a las ne­ce­si­da­des de ca­da pa­ra­do, que es­te ten­ga ac­ce­so en una mis­ma ofi­ci­na a todos los re­cur­sos asis­ten­cia­les que pue­da ne­ce­si­tar y, so­bre to­do, un plan con­cre­to pa­ra vol­ver a tra­ba­jar.

En ese sen­ti­do, la gran pro­pues­ta que lan­za el Con­se­jo Eu­ro­peo, a pro­pues­ta de la Co­mi­sión, pa­sa por es­ta­ble­cer un acuer­do pa­ra la in­te­gra­ción la­bo­ral, un con­tra­to en­tre el ser­vi­cio de em­pleo y el pa­ra­do que le ga­ran­ti­ce a es­te úl­ti­mo que, an­tes de que cum­pla 18 me­ses en des­em­pleo, se le ofre­ce­rá un plan de re­co­lo­ca­ción. Pa­ra ello, se con­ta­rá con fi­nan­cia­ción del Fon­do So­cial Eu­ro­peo que po­drán com­ple­men­tar los Es­ta­dos miem­bros.

Pró­rro­ga de los 400 eu­ros

Mien­tras la pro­pues­ta to­ma for­ma, el BOE re­co­gía ayer la dé­ci­ma pró­rro­ga, has­ta agos­to, del plan Pre­pa­ra, que ga­ran­ti­za 400 eu­ros (450 eu­ros si tie­nen car­gas fa­mi­lia­res) a los pa­ra­dos que si­gan programas de re­cua­li­fi­ca­ción. El pro­gra­ma se re­nue­va au­to­má­ti­ca­men­te siem­pre que la ta­sa de des­em­pleo su­pere el 20 % —la úl­ti­ma EPA arro­jó un 20,9 %—.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.