La Gran­ja, 12 años an­tes que Cruyff

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - PA­BLO GÓ­MEZ

1970. Due­lo de ri­va­li­dad en el vie­jo cam­po de La Gran­ja. Un clá­si­co co­ru­ñés. Im­pe­rá­tor-Santa Mar­ga­ri­ta. ¿Dón­de es­tá la fron­te­ra? Aquel te­rreno de jue­go plan­ta­do en me­dio de la Gran­ja Agrí­co­la Ex­pe­ri­men­tal del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra en el ba­rrio de Mo­ne­los era la ca­te­dral del fút­bol. Los mi­les de afi­cio­na­dos que arro­pa­ban al de­por­te mo­des­to te­nían el pri­vi­le­gio de pre­sen­ciar ju­ga­das que na­die más po­día ni so­ñar. Como aquel lan­za­mien­to de pe­nal­ti.

«Pa­sa­ron dé­ca­das y con­ti­núa sien­do la co­mi­di­lla de las ce­nas anua­les del Im­pe­rá­tor. Y más en la de es­te año [se ce­le­bra es­te vier­nes], des­pués de ver un gol igual en el Bar­ce­lo­na-Cel­ta del do­min­go», re­cu­pe­ra Quis­co Vázquez Ma­ri­ño, au­tor del gol de pe­nal­ti que des­pués emu­ló Cruyff en 1982.

Aque­lla so­lea­da ma­ña­na do­mi­ni­cal, el ce­re­bro de la ju­ga­da y au­tor del pa­se des­de el pun­to de pe­nal­ti fue Pe­dro Viei­tes. Aquel vir­tuo­so que ju­ga­ba de diez, que era el or­ga­ni­za­dor del equi­po y uno de los ve­te­ra­nos, se le acer­có al oí­do al jo­ven­zue­lo Quis­co y le di­jo: «Oye, yo la to­co, tú en­tras y me­tes el gol, ¿va­le?».

Y el Pe­dro Mos­que­ra de la épo­ca, el que me­jor re­su­mía el fút­bol co­ru­ñés, de ex­po­si­ción co­me­di­da pe­ro de to­que su­til, asin­tió sin más pre­gun­tas. Gol.

Dos co­ru­ñe­ses im­pro­vi­san­do un ges­to his­tó­ri­co y un com­pa­ñe­ro de Cur­tis como tes­ti­go de ex­cep­ción. An­drés Ma­ri­ño, me­dio­cen­tro evo­lu­cio­na­do a cen­tral, lo vio to­do.

Ron­da los se­ten­ta años de edad, como Viei­tes (Quis­co na­ció en 1950). Los re­cuer­dos son di­fu­sos, pe­ro hay de­ta­lles que son im­po­si­bles de ol­vi­dar. «Era to­da una no­ve­dad. Y lo mar­có. Va­ya si lo mar­có», re­la­ta An­drés.

Lo que su­ce­dió des­pués fue si­mi­lar a lo su­ce­di­do en múl­ti­ples oca­sio­nes en los cam­pos de Pri­me­ra Di­vi­sión. «No es que a los del Santa Mar­ga­ri­ta les pa­re­cie­se mal aque­lla ma­ne­ra de mar­car gol, es que de­cían que no era le­gal, así que se mon­tó una tri­ful­ca im­por­tan­te que aca­bó con un par de ex­pul­sa­dos», cuen­ta el ex cen­tro­cam­pis­ta del Im­pe­rá­tor.

«Por aquel en­ton­ces, no todos los ju­ga­do­res se sa­bían las re­glas del fút­bol, así que lo nor­mal era que su­ce­die­sen es­te ti­po de co­sas an­te una ju­ga­da po­co ha­bi- tual», jus­ti­fi­ca an­tes de po­ner otro ejem­plo: «El fút­bol pu­do dar de co­mer a Pe­dro y a Quis­co, pe­ro no ha­bía tan­to co­no­ci­mien­to como hoy. Po­co se sa­bía del jue­go. No ha­bía li­nie­res, y el mis­mo ár­bi­tro pi­ta­ba sin ayu­da cua­tro par­ti­dos el mis­mo día...».

«Cuan­do vi el gol del Ba­rça pen­sé: ‘No lo in­ven­tó Cruyff, en to­do ca­so el fút­bol mo­des­to co­ru­ñés’», di­ce.

An­te­ayer, todos re­tro­ce­die­ron ca­si me­dio si­glo. Y vol­vie­ron sen­tir el cam­po de La Gran­ja ba­jo sus pies. De un la­do, el Im­pe­rá­tor de Yan­qui, Pe­dro, Quis­co, Celso, Ma­ri­ño, Ri­ve­ra, To­go­res, Pu­ga, Mariñas... En­fren­te, el Santa de Lo­ren­zo, Ven­tu­rei­ra, Su­so Yá­ñez, Fon­cho, Lu­cho, Terry, Die­go...

Y vol­vie­ron a mar­car aquel pe­nal­ti, del que des­pués en el ima­gi­na­rio po­pu­lar aca­bó adue­ñán­do­se Johan Cruyff do­ce años des­pués. Pe­ro que todos los que es­tu­vie­ron en aquel Im­pe­rá­tor-Santa Mar­ga­ri­ta de La Gran­ja sa­bían de dón­de ha­bía sa­li­do se­me­jan­te gol.

CÉ­SAR QUIAN

Pe­dro Viei­tes, Quis­co Vázquez y An­drés Ma­ri­ño re­me­mo­ran el pe­nal­ti en el cam­po del Olím­pi­co.

El cam­po de la Gran­ja, has­ta la ban­de­ra en un par­ti­do de mo­des­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.