Aho­ra a ca­sa de la Cam­pos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Alta Definición - San­dra Fa­gi­nas

Si den­tro de unos años mi­ra­mos ha­cia atrás con nos­tal­gia y que­re­mos co­lar­nos en el Mi­nis­te­rio del Tiem­po de es­ta épo­ca no sa­bre­mos muy bien a qué ca­sa ir. Por­que en to­das se es­tá co­cien­do lo mis­mo. Las puer­tas de la te­le se han abier­to a es­te for­ma­to — ya in­so­por­ta­ble— de ce­der­le la ca­ma, el sofá, la co­ci­na y el cuar­to de ba­ño al in­vi­ta­do. Que es­tá muy bien ver­los des­con­tex­tua­li­za­dos, pe­ro con que ha­ga uno el pa­pel de an­fi­trión es su­fi­cien­te. Aho­ra, al pa­re­cer, lo que quie­ren en Me­dia­set es dar­le un to­que de co­lor y que las Cam­pos ce­dan su mansión a un nue­vo show al es­ti­lo de Ber­tín, so­lo que con cam­bio de fa­mi­lia. Es de­cir, sus­ti­tuir a los Os­bor­ne por las Cam­pos, con to­do lo que ellas dan de sí, ya sea in­cor­po­ran­do a Bi­go­te Arro­cet o a Ro­cii­to, que es como una hi­ja más de Ma­ría Te­re­sa. Tal vez sea una bue­na for­ma de dar a co­no­cer la mansión, que se­gún ha con­fe­sa­do la pe­rio­dis­ta en una re­vis­ta, quie­re po­ner a la venta aho­ra que vi­ve en pa­re­ja y le so­bra es­pa­cio. Sea por eso, o por­que real­men­te hay que lle­nar­lo, lo que no pue­den ha­cer­nos a los es­pec­ta­do­res es con­ver­tir­nos en agen­tes in­mo­bi­lia­rios, por­que aca­ba­re­mos por co­no­cer todos los me­tros cua­dra­dos, me­na­je y ca­rac­te­rís­ti­cas de cuan­ta vi­vien­da hay. Con lo sen­ci­llo que era an­tes, cuan­do uno co­gía al in­vi­ta­do y le em­pe­za­ba a pre­gun­tar. Ten­gan ojo, si les tim­bran no abran la puer­ta. Es la te­le­vi­sión.

ming

Per­di­dos Star Wars VII: El des­per­tar de la fuer­za) y por el pro­pio Step­hen King, es­te th­ri­ller de cien­cia fic­ción lle­ga­rá a Es­pa­ña en abril a tra­vés de Fox.

La pre­mi­sa de la se­rie es la mis­ma que con­vir­tió a la no­ve­la del fa­mo­so au­tor de te­rror en uno de los me­jo­res li­bros de fic­ción del año 2011, se­gún The New York Ti­mes. Un pro­fe­sor de ins­ti­tu­to lla­ma­do Ja­ke Ep­ping (in­ter­pre­ta­do por el ac­tor Ja­mes Fran­co) se en­cuen­tra re­pen­ti­na­men­te con una puer­ta del tiem­po en el res­tau­ran­te de su ami­go Al Tem­ple­ton (in­ter­pre­ta­do por el ga­na­dor de un Óscar Ch­ris Coo­per, pro­ta­go­nis­ta de Adap­ta­tion. El la­drón de or­quí­deas). A tra­vés de ese con­duc­to, via­ja al pa­sa­do, con­cre­ta­men­te a Te­xas en el año 1960. Allí se de­di­ca a in­ves­ti­gar so­bre to­do lo re­la­cio­na­do con el mag­ni­ci­dio del pre­si­den­te John Fitz­ge­rald Ken­nedy y a intentar cam­biar la his­to­ria pa­ra im­pe­dir­lo. Pa­ra eso ten­drá que en­fren­tar­se a las ame­na­zas de Lee Har­vey Os­wald (Da­niel Web­ber), ase­sino de Ken­nedy, y al cur­so de la his­to­ria, que se re­sis­te a ser al­te­ra­do.

Se­gún se­ña­ló Fran­co a la re­vis­ta Ro­lling Sto­ne, el prin­ci­pal atrac­ti­vo de es­te pro­yec­to es la ca­pa­ci­dad de re­vi­sar una par­te muy fa­mi­liar de la his­to­ria de Nor­tea­mé­ri­ca con una nue­va pers­pec­ti­va. «Con el ele­men­to del via­je en el tiem­po, lle­ga­mos a re­vi­ta­li­zar la his­to­ria el ase­si­na­to —se­ña­la—. Las po­si­bi­li­da­des so­bre lo que ocu­rrió se re­abren». Al brin­dar­le al per­so­na­je la po­si­bi­li­dad de mo­di­fi­car la his­to­ria, el es­pec­ta­dor lle­ga a la fa­tí­di­ca fe­cha del 22 de no­viem- Da­niel Web­ber se­rá el ase­sino de John Fitz­ge­rald Ken­nedy, Lee Har­vey Os­wald bre de 1963 sin sa­ber qué ocu­rri­rá cuan­do la li­mu­si­na pre­si­den­cial des­fi­le por las ca­lles de Da­llas con el te­cho des­cu­bier­to.

El di­rec­tor Jo­nat­han Dem­me en­ca­be­zó un pri­mer in­ten­to de lle­var es­ta no­ve­la de King al ci­ne, aunque fi­nal­men­te se des­car­tó por la com­ple­ji­dad de desa­rro­llar su con­te­ni­do en una pe­lí­cu­la. La mi­ni­se­rie que aho­ra afron­ta Ke­vin Ma­cdo­nald ( El úl­ti­mo rey de Es­co­cia, La som­bra del po­der), di­rec­tor de su pri­mer epi­so­dio do­ble, ten­drá una du­ra­ción to­tal cer­ca­na a nue­ve ho­ras, que se di­vi­den en epi­so­dios de du­ra­ción va­ria­ble en fun­ción de las ne­ce­si­da­des de la his­to­ria.

En con­tra del cri­te­rio de Step­hen King, que que­ría que todos los epi­so­dios fue­ran pu­bli­ca­dos en Hu­lu al mis­mo tiem­po pa­ra que el pú­bli­co pu­die­ra ver­los de gol­pe, al es­ti­lo de lo que ha­ce la com­pe­ti­do­ra Net­flix, los ca­pí­tu­los de emi­ti­rán se­ma­nal­men­te en Es­ta­dos Uni­dos.

Es­ta es una nue­va adap­ta­ción de una obra de King a la te­le­vi­sión des­pués del éxi­to de la se­rie La cú­pu­la.

FOX

La se­rie «22/11/63» plan­tea un via­je en el tiem­po pa­ra intentar de­te­ner el ase­si­na­to de JFK.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.