Cir­cu­la­ba dro­ga­do a 172 ki­ló­me­tros por ho­ra en una zo­na li­mi­ta­da a 60 en Ou­ren­se

El jo­ven de 24 años, de­tec­ta­do en Pitón, se en­fren­ta a un pro­ce­di­mien­to ju­di­cial

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada -

Ve­lo­ci­dad y dro­gas. Al jo­ven ou­ren­sano que ayer cir­cu­la­ba al vo­lan­te de un tu­ris­mo Seat Ibi­za de su pro­pie­dad se le acu­mu­la­ron los pro­ble­mas po­co des­pués de las on­ce y me­dia de la ma­ña­na. Un ra­dar de­tec­tó que cir­cu­la­ba a una ve­lo­ci­dad muy su­pe­rior al má­xi­mo per­mi­ti­do en un tra­mo de la ca­rre­te­ra de Ou­ren­se a Lu­go, en el lu­gar de Pitón. Y, por si fue­ra po­co, cuan­do los agen­tes de la Guar­dia Ci­vil de Trá­fi­co lo pa­ra­ron pa­ra iden­ti­fi­car­lo y ha­cer­le en­tre­ga del co­rres­pon­dien­te bo­le­tín de de­nun­cia, al­go en su mi­ra­da hi­zo sos­pe­char a los agen­tes que no es­ta­ba en las me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra con­du­cir. Dio po­si­ti­vo en dro­gas, con lo que la pers­pec­ti­va que tie­ne por de­lan­te su­ma pe­nas de pri­sión, mul­tas y re­ti­ra­das del per­mi­so de con­du­cir.

El ra­dar ins­ta­la­do en el co­che ofi­cial de­tec­tó una ve­lo­ci­dad de 172 ki­ló­me­tros por ho­ra. Ex­ce­sos a 80, in­clu­so a 100, en­tran den­tro de lo pre­vi­si­ble en un tra­mo do­ne los con­tro­les de ve­lo­ci­dad en­tran den­tro de lo pre­vi­si­ble y es una si­tua­ción que no sor­pren­de es­pe­cial­men­te a los ha­bi­tua­les de es­ta ca­rre­te­ra. El jo­ven que ayer uti­li­za­ba la N-540 a las 11,30 de la ma­ña­na en ese tra­mo del tér­mino mu­ni­ci­pal de Co­les, en di­rec­ción a Ou­ren­se, ig­no­ró las se­ña­les de li­mi­ta­ción de ve­lo­ci­dad, que prohí­ben cir­cu­lar a más de 60 ki­ló­me­tros por ho­ra.

Can­na­bis

Fue iden­ti­fi­ca­do a po­ca dis­tan­cia del lu­gar. Al chi­co de 24 años que iba al vo­lan­te del Seat Ibi­za, tam­po­co le pi­die­ron ex­pli­ca­cio­nes los agen­tes de la Agru­pa­ción de Trá­fi­co de Ou­ren­se de la Guar­dia Ci­vil que in­ter­cep­ta­ron su mar­cha. Le in­di­ca­ron la ve­lo­ci­dad a la que ha­bía si­do re­tra­ta­do y, ade­más, lo in­vi­ta­ron a so­me­ter­se a las prue­bas de al­coho­le­mia y dro­gas. Su­pe­ró sin ma­yor di­fi­cul­tad el test de al­cohol, pe­ro no ocu­rrió lo mis­mo con el de dro­gas, pues dio po­si­ti­vo a uno de las sus­tan­cias que de­tec­tan los equi­pos mó­vi­les que se uti­li­zan pa­ra es­tas ac­cio­nes. El análisis de sa­li­va dio re­sul­ta­do po­si­ti­vo, se­gún le re­fi­rie­ron los agen­tes, en THC, por con­su­mo de can­na­bis.

La in­ter­ven­ción po­li­cial ha da­do lu­gar a dos ac­tua­cio­nes di­fe­ren­tes. Por un la­do, en el ám­bi­to ad­mi­nis­tra­ti­vo se tra­mi­ta una de­nun­cia por una in­frac­ción co­rres­pon­dien­te a la con­duc­ción ba­jos los efec­tos de sus­tan­cias tó­xi­cas. La san­ción efec­ti­va, una vez que se ha­ya com­ple­ta­do el pro­ce­so y los análisis de la­bo­ra- to­rio con­fir­men la pre­sen­cia de THC y el con­su­mo de can­na­bis, es de 1.000 eu­ros, con la pér­di­da de seis pun­tos del per­mi­so de con­du­cir.

Por la ve­lo­ci­dad ex­ce­si­va, como quie­ra que se tra­ta de ci­fras ele­va­das, el con­duc­tor se en­fren­ta­rá a un pro­ce­di­mien­to ju­di­cial, pues el ates­ta­do de la in­ter­ven- ción se en­vía al juz­ga­do de guar­dia pa­ra la aper­tu­ra de di­li­gen­cias por un pre­sun­to de­li­to con­tra la se­gu­ri­dad vial.

Pri­sión, mul­ta y sin car­né

Por es­te úl­ti­mo apar­ta­do, la condena que pre­vé el Có­di­go Pe­nal in­clu­ye de tres a seis me­ses o mul­ta de seis a do­ce me­ses y tra­ba­jos en be­ne­fi­cios de la co­mu­ni­dad, de uno a no­ven­ta días, apar­te de la pri­va­ción del per­mi­so de con­du­cir por pe­río­do de tiem­po va­ria­ble en fun­ción de las cir­cuns­tan­cias que con­cu­rran en ca­da si­tua­ción. Se mue­ve esa pér­di­da del car­né en un aba­ni­co que va en­tre uno y cua­tro años. La DGT vi­gi­la pos­te­rior­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.