Los herederos del úl­ti­mo due­ño de Ons y On­za re­ci­bi­rán 605.000 eu­ros de in­dem­ni­za­ción

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

di­cial por el ar­chi­pié­la­go, tan­to las Ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas como los dis­tin­tos tri­bu­na­les siem­pre die­ron por sen­ta­do que la re­ver­sión ma­te­rial de las is­las a los de­man­dan­tes no se pue­de pro­du­cir. Ons y On­za, que fue­ron ex­pro­pia­das ori­gi­na­ria­men­te con un fin de de­fen­sa mi­li­tar, ac­tual­men­te for­man par­te del Par­que Na­cio­nal Illas Atlán­ti­cas de Ga­li- cia. El ar­chi­pié­la­go es­tá afec­ta­do por un fin pú­bli­co y por lo tan­to la Ad­mi­nis­tra­ción no se pue­de des­pren­der de él. De es­te mo­do, la com­pen­sa­ción eco­nó­mi­ca a la que los due­ños tie­nen de­re­cho as­cien­de al 5 % del va­lor fi­ja­do pa­ra las is­las en el mo­men­to de la sen­ten­cia con­fir­ma­to­ria de su re­cla­ma­ción, que se pro­du­jo en el año 2005. El jo­ven vi­gués que con­fe­só ha­ber ma­ta­do a cu­chi­lla­das a su ma­dre el 8 de no­viem­bre del 2015 por­que creía que ella era el «de­mo­nio» se qui­tó la vi­da el lu­nes en la pe­ni­ten­cia­ría pon­te­ve­dre­sa de A La­ma. Los fun­cio­na­rios ha­lla­ron a Ra­món Mar­tí­nez Cen­dón, de 27 años, ahor­ca­do en la cel­da de la en­fer­me­ría.

La mis­ma no­che del cri­men, el jo­ven fue in­gre­sa­do en la uni­dad psi­quiá­tri­ca del Hospital Álvaro Cun­quei­ro de Vi­go y los mé­di­cos que lo aten­die­ron diag­nos­ti­ca­ron que ha­bía su­fri­do un bro­te psi­có­ti­co, no se sa­be si an­tes o des­pués del de­li­to. La jue­za ra­ti­fi­có su in­ter­na­mien­to no vo­lun­ta­rio. To­do apun­ta a que el Ra­món Mar­tí­nez ma­ni­fes­ta­ba un des­equi­li­brio men­tal des­de ha­cía tiem­po y que la ma­dre in­clu­so ha­bía pe­di­do el in­ter­na­mien­to ju­di­cial de su hi­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.