El ta­len­to de Ben­ju­mea

Ru­bén Santamarta

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Ha de ser di­fí­cil intentar jus­ti­fi­car an­te una jue­za de la Au­dien­cia Na­cio­nal que uno co­bra 11,5 mi­llo­nes de eu­ros de in­dem­ni­za­ción mien­tras la em­pre­sa que he­re­dó se va a pi­que. Qui­zá ahí lo me­jor sea abri­gar­se en una jus­ti­fi­ca­ción elás­ti­ca, in­tan­gi­ble: el ta­len­to. A Fe­li­pe Ben­ju­mea, el hom­bre que ha pues­to la otro­ra ejem­plar Aben­goa en la pi­co­ta, no se le ocu­rrió me­jor ma­ne­ra de ex­pli­car su muy mi­llo­na­ria in­dem­ni­za­ción en que su pro­pia em­pre­sa te­nía que re­te­ner­le a ba­se de di­ne­ro, por su ta­len­to. Un blin­da­je es­tra­tos­fé­ri­co pa­ra evi­tar que otro le fi­cha­ra de la fir­ma de la que era due­ño. Di­fí­cil de tra­gar.

Pe­ro hay que re­co­no­cer­le ese ta­len­to al impu­tado Ben­ju­mea. Su em­pre­sa fue una de las más re­ga­das por sub­ven­cio­nes de la Ad­mi­nis­tra­ción: más de 1.000 mi­llo­nes de eu­ros en ape­nas cin­co años. Un in­for­me de Es­ta­dos Uni­dos la si­túa en­tre las 15 em­pre­sas más be­ne­fi­cia­das por ayu­das fe­de­ra­les. Hay que te­ner ta­len­to pa­ra lo­grar­lo ocul­tan­do la si­tua­ción de una com­pa­ñía que ha aca­ba­do por ex­plo­tar. Ben­ju­mea tam­bién ex­pli­có que el gru­po que él pre­si­día —el que le pa­gó la mi­llo­na­da an­tes de de­cla­rar­se en pre­con­cur­so de acree­do­res— so­lo atra­vie­sa por un pun­tual problema de li­qui­dez; es un ar­gu­men­to re­cu­rren­te. El ca­so es que los ban­cos no pen­sa­ron igual y ter­mi­na­ron pi­dien­do su ca­be­za al ad­ver­tir que el bar­co se es­ta­ba es­co­ran­do. Ellos, los acree­do­res, no le vie­ron ese ta­len­to, no. Vie­ron los números. La reali­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.