Elec­ción de lí­de­res

Ci­fuen­tes pro­me­te apli­car en el con­gre­so ma­dri­le­ño una fór­mu­la como las pri­ma­rias

La Voz de Galicia (Ourense) - - España - NU­RIA VE­GA

El 30 de agos­to del 2003, el PP vi­vió «su úl­ti­mo de­da­zo» pa­ra ele­gir el lí­der del par­ti­do. O, al me­nos, se­gún fuen­tes de la for­ma­ción, así de­be­ría ser. La de­sig­na­ción de Ma­riano Ra­joy como su­ce­sor de Jo­sé Ma­ría Az­nar, ex­pli­can, per­te­ne­ce al pa­sa­do, a las di­ná­mi­cas de otros tiem­pos po­lí­ti­cos que po­co tie­nen que ver con el pa­no­ra­ma ac­tual. Es­te plan­tea­mien­to ga­na pe­so en las or­ga­ni­za­cio­nes te­rri­to­ria­les, que han pa­ga­do en las ur­nas el des­gas­te de sus si­glas y su pro­yec­to. Des­de allí, los po­pu­la­res avan­zan que ya no se per­mi­ti­rá que el su­ce­sor del pre­si­den­te sea ele­gi­do en un des­pa­cho y an­ti­ci­pan que da­rán la ba­ta­lla por una fór­mu­la que po­dría asi­mi­lar­se a las pri­ma­rias. «O en­ten­de­mos que las co­sas han cam­bia­do y los ciu­da­da­nos lo per­ci­ben así, o estamos muer­tos», ase­gu­ra­ba es­ta semana un diputado po­pu­lar, con­ven­ci­do de que la so­cie­dad pi­de a las fuer­zas po­lí­ti­cas de­mo­cra­cia in­ter­na, trans­pa­ren­cia y re­ge­ne­ra­ción.

La reflexión la asu­men en la cú­pu­la del PP. So­lo un es­ce­na­rio po­dría al­te­rar lo que se aco­ge como evi­den­cia. Al­gu­nas vo­ces en la for­ma­ción te­men que en ca­so de re­pe­ti­ción de las elec­cio­nes ge­ne­ra­les o in­clu­so ba­jo el pre­tex­to de intentar lle­gar a un acuer­do po­lí­ti­co con el PSOE pa­ra po­der con­ti­nuar en la Mon­cloa, el je­fe del Eje­cu­ti­vo dé un pa­so atrás y se­ña­le, en una jun­ta di­rec­ti­va na- cio­nal, a quien de­be­ría ocu­par su pues­to. Sin con­gre­so y sin mi­li­tan­tes. «Po­der se pue­de —res­pon­de an­te es­ta op­ción un di­ri­gen­te del par­ti­do—, pe­ro no se ha­rá».

En la cú­pu­la ar­gu­men­tan que Ra­joy, a día de hoy, es su can­di­da­to y que la con­vo­ca­to­ria de unos nue­vos co­mi­cios no al­te­ra­rá la vo­lun­tad el pre­si­den­te de con­ti­nuar al ti­món del bar­co. Pe­ro to­do si­gue en sus ma­nos. Quie­nes es­pe­cu­lan so­bre la po­si­bi­li­dad de que quie­ra nom­brar a su su­ce­sor aler­tan de que, en ca­so de que lo ha­ga en fe­chas pró­xi­mas a las elec­cio­nes, «el PP ten­drá que asu­mir la de­ci­sión sin po­der cues­tio­nar­la». Es la in­quie­tud de al­gu­nos car­gos in­ter­me­dios que se pre­gun­tan si po­dría lle­gar a pen­sar en la vi­ce­pre­si­den­ta So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría, pe­se a que «el par­ti­do no la quie­re», o en Cris­ti­na Ci­fuen­tes, a quien Ra­joy ha si­tua­do al fren­te de la ges­to­ra del PP ma­dri­le­ño. El mo­vi­mien­to de la cú­pu­la ubi­can­do a la pre­si­den­ta de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid al man­do de la for­ma­ción re­gio­nal tras la di­mi­sión de Es­pe­ran­za Agui­rre ha le­van­ta­do am­po­llas en los sec­to­res más agui­rris­tas del par­ti­do. Ci­fuen­tes de­fen­dió ayer que con su nom­bra­mien­to se ha bus­ca­do «que no ha­ya bi­ce­fa­lia» y ga­ran­ti­zó que su in­ten­ción es la con­vo­ca­to­ria de un con­gre­so «abier­to» en el que el lí­der au­to­nó­mi­co sea ele­gi­do con la fór­mu­la de «un mi­li­tan­te, un vo­to». Ella «po­si­ble­men­te» se pre­sen­ta­rá al cón­cla­ve.

El re­vul­si­vo

La di­ri­gen­te ma­dri­le­ña no ha si­do la úni­ca en plan­tear que sea la mi­li­tan­cia la que se pro­nun­cie so­bre quién en­ca­be­za su or­ga­ni­za­ción. El PP de Va­len­cia ha de­ci­di­do crear un gru­po de tra­ba­jo al que se le asig­na­rá la la­bor de en­con­trar la fór­mu­la pa­ra que en el pró­xi­mo con­gre­so los afi­lia­dos pue­dan vo­tar de ma­ne­ra di­rec­ta al pre­si­den­te de la for­ma­ción, aunque pa­ra en­ton­ces no se ha­yan re­for­ma­do aún los es­ta­tu­tos. Se ba­ra­ja la po­si­bi­li­dad de aco­ger­se a una fór­mu­la «asam­blea­ria» pa­ra im­pro­vi­sar una suer­te de pri­ma­rias, que en el fu­tu­ro de­be­rían nor­ma­li­zar­se con «un re­gla­men­to». «Es la ho­ra de que el PP dé ejem­plo», ase­gu­ra un di­ri­gen­te re­gio­nal, a pe­sar de que la di­rec­ción na­cio­nal ha­ya de­ci­di­do de­jar en suspenso la re­no­va­ción del par­ti­do has­ta que se for­me el nue­vo Go­bierno.

EFE

Ci­fuen­tes «pro­ba­ble­men­te» op­ta­rá a li­de­rar el PP ma­dri­le­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.