Des­de un safari en Áfri­ca a ro­pa y pe­lu­que­ría de los guar­daes­pal­das

La Voz de Galicia (Ourense) - - España -

Te­jei­ro de­ta­lló que los gas­tos que le pa­sa­ban ba­jo el epí­gra­fe de «su ex­ce­len­cia», la in­fan­ta, iban des­de com­pras de po­ca en­ti­dad, como cen­tros de flo­res o li­bros, a gas­tos como bo­te­llas de vino de 2.000 eu­ros, un safari fa­mi­liar a Áfri­ca, otro via­je a Bra­sil o un cur­so de

por 6.672 eu­ros. «No co­rres­pon­dían al ob­je­to so­cial de Ai­zoon. Se me­tie­ron por­que me di- je­ron que los me­tie­ra», con­fe­só. Te­jei­ro re­ve­ló in­clu­so que se en­do­sa­ron múl­ti­ples gas­tos de es­col­tas de la Ca­sa Real a la so­cie­dad, como ti­ques de apar­ca­mien­to o de co­mi­das, pe­ro tam­bién otros mu­chos más di­fí­ci­les de car­gar, como «ro­pa» o «pe­lu­que­ría» de los agen­tes, que Marco An­to­nio Te­jei­ro afir­mó que re­cha­zó por­que los veía im­po­si­bles de de­du­cir. usa­da su­pues­ta­men­te pa­ra des­viar di­ne­ro pú­bli­co a bol­si­llos pri­va­dos y de­frau­dar a Ha­cien­da. No era un te­ma ba­la­dí por­que la ex­du­que­sa se sien­ta en el ban­qui­llo so­lo por su res­pon­sa­bi­li­dad en Ai­zoon.

Sin con­tac­to con la in­fan­ta

Te­jei­ro, que era el con­ta­ble tam­bién de esa fir­ma, man­tu­vo que la in­fan­ta nun­ca le en­tre­gó fac­tu­ras ni le dio ór­de­nes ni le en­vió nin­gún co­rreo so­bre Ai­zoon. «Yo no tu­ve con­tac­to con Cris­ti­na de Bor­bón», apos­ti­lló. Pe­ro ins­tan­tes des­pués, Marco An­to­nio Te­jei­ro se con­vir­tió en el arre­pen­ti­do de Ma­nos Lim­pias. Y em­pe­za­ron los man­do­bles a la in­fan­ta y su ma­ri­do. Re­co­no­ció que le or­de­na­ban, ca­si siem­pre Ju­li­ta Cu­que­re­lla, la se­cre­ta­ria de Ur­dan­ga­rin, en­do­sar a Ai­zoon to­do ti­po de gas­tos que na­da te­nían que ver con la so­cie­dad fan­tas­ma y sí mu­cho con los del ma­tri­mo­nio y sus hi­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.