Tusk re­cha­za que Gre­cia se mar­che del tra­ta­do Schen­gen

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

El pre­si­den­te del Con­se­jo Eu­ro­peo, Do­nald Tusk, gas­tó ayer uno de sus úl­ti­mos car­tu­chos pa­ra de­fen­der la li­bre cir­cu­la­ción en el es­pa­cio Schen­gen. Du­ran­te su vi­si­ta a Ate­nas, y jun­to al pri­mer mi­nis­tro grie­go, Ale­xis Tsi­pras, el po­la­co ad­vir­tió al res­to de so­cios europeos de que las ame­na­zas y las pre­sio­nes al país he­leno no ser­vi­rán pa­ra fre­nar una cri­sis mi­gra­to­ria, que «es­tá po­nien­do a prue­ba los lí­mi­tes de la UE».

Tusk ten­dió su mano a Tsi­pras y lan­zó una ad­ver­ten­cia con­tra los de­seos de al­gu­nos paí­ses del cen­tro y el es­te de Eu­ro­pa, que pre­ten­den de­jar a Gre­cia en la es­ta­ca­da: «Ex­cluir­la de Schen­gen no re­sol­ve­rá nues­tros pro­ble­mas. No aca­ba­rá con la gue­rra de Si­ria ni ha­rá que Eu­ro­pa de­je de ser atrac­ti­va pa­ra los mi- gran­tes», in­di­có an­tes de in­vi­tar al res­to de paí­ses de la UE a «mi­rar con de­ta­lle» si Tur­quía es­tá cum­plien­do su par­te del tra­to.

An­ka­ra se com­pro­me­tió a fre­nar las sa­li­das de re­fu­gia­dos des­de su te­rri­to­rio a Gre­cia a cam­bio de un so­bre de 3.000 mi­llo­nes de eu­ros y la ace­le­ra­ción de su pro­ce­so de ad­he­sión. El pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Jean Clau­de Junc­ker, tam­bién re­cha­zó la po­si­bi­li­dad «abe­rran­te» de ais­lar al país.

Tsi­pras acu­di­rá a la cum­bre de lí­de­res europeos de ma­ña­na en Bru­se­las con al­gu­nos de los de­be­res he­chos. De los cin­co «hots­pots» que de­bía po­ner en mar­cha, cua­tro ya fun­cio­nan. So­lo en el de Kos con­ti­núan los tra­ba­jos: «El jue­go de re­mi­tir res­pon­sa­bi­li­da­des a Gre­cia se ter­mi­nó», ad- vir­tió ayer el mi­nis­tro he­leno de De­fen­sa, Pa­nos Kam­me­nos.

Ber­lín, sin em­bar­go, si­gue en sus tre­ce. No con­fía en que Ate­nas lo­gre con­tro­lar los flu­jos de lle­ga­da y sa­li­da de re­fu­gia­dos. La can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel, lan­zó ayer un ór­da­go. O se afian­za la coope­ra­ción con Tur­quía o se «aban­do­nan» y se cie­rran las fron­te­ras con Gre­cia, «con to­das sus consecuencias». Esa coope­ra­ción pa­sa por ali­viar la pre­sión al país ve­cino a tra­vés de ca­na­les le­ga­les pa­ra la lle­ga­da or­de­na­da de re­fu­gia­dos, una ini­cia­ti­va ca­si utó­pi­ca a es­tas al­tu­ras si se tie­ne en cuen­ta que la UE ni si­quie­ra es ca­paz de re­ubi­car a 160.000 asi­la­dos en­tre sus miem­bros.

Mien­tras la UE to­ca a cie­gas to­das las te­clas tra­tan­do de en- con­trar una so­lu­ción co­mún, los paí­ses afec­ta­dos por los flu­jos mi­gra­to­rios en la ru­ta de los Bal­ca­nes se si­guen blin­dan­do. Aus­tria anun­ció ayer que le­van­ta­rá 12 pues­tos de con­trol fron­te­ri­zos jun­to a Hun­gría e Ita­lia, ade­más de re­for­zar la vigilancia en el flan­co es­lo­veno: «Si son ne­ce­sa­rias más va­llas, cons­trui­re­mos más va­llas», ad­vir­tió la mi­nis­tra del In­te­rior, Mikl-Leit­ner. El re­plie­gue acre­cien­ta el te­mor a que Gre­cia que­de ais­la­da tras el cie­rre her­mé­ti­co en ca­de­na de fron­te­ras. La UE te­me que así sea, por eso los lí­de­res de los 28 acor­da­rán en la cum­bre pres­tar más aten­ción al desa­rro­llo de ru­tas al­ter­na­ti­vas en las que se po­drían aden­trar los re­fu­gia­dos como la pe­li­gro­sa tra­ve­sía por mar ha­cia Ita­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.