Es la deu­da prin­ci­pal por la ma­cro­ur­ba­ni­za­ción, sin in­tere­ses

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía - S. ACOS­TA

El Concello de Mi­ño ya ha re­ci­bi­do el prés­ta­mo de 12,5 mi­llo­nes pro­ce­den­te del Fon­do de Im­pul­so Eco­nó­mi­co del Go­bierno pa­ra ha­cer fren­te a la deu­da prin­ci­pal de los ex­pro­pia­dos de Cos­ta Mi­ño en el ca­so Fa­de­sa. Así lo ma­ni­fes­tó ayer el al­cal­de, Ri­car­do Sán­chez, que anun­ció que el pró­xi­mo 28 de fe­bre­ro se in­gre­sa­rá en una cuen­ta del juz­ga­do el di­ne­ro pa­ra que sea es­ta ins­ti­tu­ción la que co­mien­ce a abo­nar la deu­da que en su día con­tra­jo me­dian­te sen­ten­cia Mar­tin­sa Fa­de­sa con los ex­pro­pia­dos.

El mo­ti­vo por el que de­be el Concello de­be abo­nar la deu­da, que su­pera los vein­te mi­llo­nes de eu­ros si se con­ta­bi­li­zan los in­tere­ses ge­ne­ra­dos, es por­que el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Xus­ti­za de­cla­ró al Concello res­pon­sa­ble sub­si­dia­rio de es­te pa­go —al ser el ayun­ta­mien­to la en­ti­dad que ex­pro­pió los te­rre­nos— en el su­pues­to de que la in­mo­bi­lia­ria no pu­die­ra ha­cer fren­te al pa­go, como así ha si­do al en­con­trar­se en pro­ce­so de li­qui­da­ción.

El abono de es­ta deu­da de­ja al Concello en una si­tua­ción muy de­li­ca­da. Por un la­do, de­be de­vol­ver los 12,5 mi­llo­nes en un pla­zo de do­ce años (y el pre­su­pues­to anual ape­nas lle­ga a 5), lo su­po­ne que el go­bierno lo­cal ten­drá que asu­mir me­di­das muy du­ras, como una subida del IBI de has­ta el 25 %, el in­cre­men­to de la ta­sa de ba­su­ra, la re­nun­cia al trans­por­te me­tro­po­li­tano o su­pri­mir o re­co­lo­car a tra­ba­ja­do­res even­tua­les en el Concello, se­gún ex­pli­có el in­ter­ven­tor en el pleno de di­ciem­bre. An­te es­ta si­tua­ción, el Concello anun­ció que ya es­tá ne­go­cian­do una am­plia­ción de la de­vo­lu­ción del prés- ta­mo has­ta en 25 años.

Ade­más, el re­cha­zo por par­te del juz­ga­do de que el Concello sea con­si­de­ra­do acree­dor prio­ri­ta­rio en la li­qui­da­ción de Fa­de­sa, cie­rra la puer­ta a que pue­da re­cu­pe­rar el di­ne­ro. An­te es­ta si­tua­ción, el go­bierno lo­cal ya ha re­cu­rri­do la sen­ten­cia a sa­bien­das de que tie­ne po­cas po­si­bi­li­da­des de que sea acep­ta­do el re­cur­so. Por otro la­do, que­da en el ai­re el res­to de la deu­da con­traí­da con los ex­pro­pia­dos por los in­tere­ses de de­mo­ra, que su­pe­ran los ocho mi­llo­nes de eu­ros. El al­cal­de ya ma­ni­fes­tó su in­ten­ción de ne­go­ciar la con­do­na­ción de la deu­da con los ex­pro­pia­dos.

G. RI­VAS

El pa­go su­po­ne el tri­ple del pre­su­pues­to anual de Mi­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.