«Es muy edu­ca­do, siem­pre me sa­lu­da y des­pués ha­ce más de 20»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - M. G. Rei­go­sa

Es muy co­no­ci­da la fra­se de Mal­ko­vic so­bre Na­va­rro en la que di­ce: «Es muy edu­ca­do. Siem­pre me sa­lu­da an­tes de los par­ti­dos, y des­pués ha­ce siem­pre más de vein­te pun­tos. Hoy han si­do vein­ti­séis». Su­ce­dió en el Eu­ro­bas­ket de Li­tua­nia, cuan­do el téc­ni­co bal­cá­ni­co di­ri­gía a la se­lec­ción de Eslovenia. Sin pre­ten­der­lo, pro­ba­ble­men­te hi­zo la me­jor de­fi­ni­ción de uno de los ta­len­tos ano­ta­do­res del ba­lon­ces­to eu­ro­peo más cua­li­fi­ca­dos de todos los tiem­pos. Por­que el es­col­ta del Bar­ce­lo­na siem­pre se ha ca­rac­te­ri­za­do por su fa­ci­li­dad na­tu­ral pa­ra ver el aro sin es­fuer­zo apa­ren­te. No es un por­ten­to fí­si­co, tam­po­co un mo­de­lo de or­to­do­xia. Son­ríe y eje- cu­ta, como si fue­se así de sen­ci­llo.

A to­das esas cua­li­da­des le su­ma otra que no ha­ce sino amplificar sus pres­ta­cio­nes: es de esa es­tir­pe de de­por­tis­tas que se cre­ce en las gran­des ci­tas. Po­drá es­tar me­jor o peor (ca­si siem­pre lo pri­me­ro), pe­ro ni se es­con­de ni le que­ma la res­pon­sa­bi­li­dad en las ma­nos.

Des­pués de al­can­zar el cé­nit so­lo ca­be una tra­yec­to­ria, por­que cer­ca ya de los 36 años el cha­sis ya no es el mis­mo de ha­ce uno, dos o tres lus­tros, por más que la ca­be­za si­ga des­ci­fran­do el ba­lon­ces­to con la agi­li­dad de siem­pre. En las úl­ti­mas tem­po­ra­das, las le­sio­nes no le es­tán per­mi­tien­do dis­fru­tar de los mi­nu­tos y la con­ti­nui­dad que le gus­ta­ría.

En cual­quier ca­so, cuan­do Juan Car­los Na­va­rro es­tá so­bre la pis­ta siem­pre se pue­de es- pe­rar un lan­za­mien­to tri­ple de los que pun­túan igual pe­ro ha­cen el do­ble de da­ño, por­que sa­be ele­gir esos mo­men­tos que tie­nen va­lor aña­di­do. O una de sus ya le­gen­da­rias bom­bas, esas pa­rá­bo­las que tra­za so­bre la mar­cha en mi­tad de una ca­rre­ra ha­cia el aro. O cual­quier re­cur­so pa­ra sa­lir de un atas­co.

Le que­da cuer­da, por­que el ta­len­to en­ca­ja me­jor los em­ba­tes del tiem­po. Y quie­nes acu­dan es­tos días a pre­sen­ciar los par­ti­dos del Co­li­seum, cuan­do sea el turno del Bar­ce­lo­na ten­drán la opor­tu­ni­dad de ver en di­rec­to a un ju­ga­dor que ya tie­ne ase­gu­ra­da su pla­za en­tre las le­yen­das del ba­lon­ces­to eu­ro­peo, un co­lec­cio­nis­ta de tí­tu­los y elo­gios ga­na­dos a pul­so, de los que se di­vier­te en la pis­ta y di­vier­te a la con­cu­rren­cia en la gra­da. Pre­ci­sa­men­te, el Va­len­cia Bas­ket so­lo ten­drá a tres de­bu­tan­tes en la com­pe­ti­ción, una edi­ción a la que acu­di­rá tam­bién con dos ju­ga­do­res que ya han con­quis­ta­do el tí­tu­lo.

El ba­se fran­cés An­toi­ne Diot, el ala-pí­vot es­ta­dou­ni­den­se John Shur­na y su com­pa­trio­ta y pí­vot Jus­tin Ha­mil­ton se­rán los tres ju­ga­do­res del con­jun­to va­len­ciano que dis­pu­ten por pri­me­ra vez es­ta com­pe­ti­ción.

De los do­ce ju­ga­do­res del con­jun­to va­len­ciano hay dos que ya sa­ben lo que es ga­nar la Co­pa, se tra­ta del pí­vot Jor­di Trias, que la con­quis­tó con el Bar­ce­lo­na en 2007, una edi­ción en la que fue ele­gi­do el me­jor ju­ga­dor del tor­neo, y en 2010 y el ale­ro Fer­nan­do San Eme­te­rio que la ga­nó en 2009 con el Bas­ko­nia.

El cán­ta­bro es tam­bién el ju­ga­dor de la plan­ti­lla va­len­cia­na con más ex­pe­rien­cia en el tor­neo pues ha dispu­tado ca­tor­ce cho­ques co­pe­ros, tres más que Ra­fa Mar­tí­nez que acu­mu­la on­ce y todos ellos con el Va­len­cia. De he­cho, si jue­ga ma­ña­na igua­la­rá a Na­cho Ro­di­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.