Bei­ras re­co­no­ce que Po­de­mos elu­dió las pro­pues­tas ga­lle­gas de En Ma­rea

Atri­bu­ye a al­gún «des­fa­se» que Pa­blo Igle­sias ig­no­ra­ra el in­for­me que se le en­tre­gó

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - DO­MIN­GOS SAMPEDRO

«Fal­ta de flui­dez», «des­fa­ses» en la re­la­ción... Es­tos fue­ron al­gu­nas de las ra­zo­nes ex­pues­tas ayer por Xo­sé Ma­nuel Bei­ras pa­ra ex­pli­car que el pro­gra­ma de 98 pá­gi­nas ela­bo­ra­do por Po­de­mos pa­ra for­mar go­bierno con el PSOE ig­no­ra­ra las exi­gen­cias pues­tas so­bre la me­sa por la con­fluen­cia de la coa­li­ción tri­par­ti­ta En Ma­rea, pues el re­sul­ta­do es que Ga­li­cia ni si­quie­ra es ci­ta­da en el do­cu­men­to. El di­ri­gen­te na­cio­na­lis­ta pu­so en evi­den­cia la de­fi­cien­te co­ne­xión de los in­te­gran­tes del « mé­na­ge à trois » —así lo de­no­mi­nó— que for­man los tres so­cios de En Ma­rea (Po­de­mos, Es­quer­da Uni­da y Ano­va), pe­ro in­sis­tió en que la coa­li­ción ga­lai­ca ela­bo­ró un in­for­me pa­ra de­jar cla­ras sus pro­pues­tas an­tes la cons­ti­tu­ción de un Go­bierno de iz­quier­das, a la vez que cer­ti­fi­có que di­cho in­for­me «té­ñeno en Po­de­mos».

En la po­si­ción negociadora que En Ma­rea pu­so ne­gro so­bre blan­co pa­ra en­tre­gár­se­la a Pa­blo Igle­sias fi­gu­ra­ban as­pec­tos trans­ver­sa­les, re­la­ti­vos a la re­ge­ne­ra­ción de­mo­crá­ti­ca o las po­lí­ti­cas so­cia­les, pe­ro tam­bién otras más con­cre­tas como, por ejem­plo, la de de­jar sin efec­to la au­to­ri­za­ción por 60 años más otor­ga­da a Ence en la ría de Pon­te­ve­dra, la fir­ma de un nue­vo acuer­do lác­teo que re­co­ja las de­man­das de los ga­na­de­ros o la re­ne­go­cia­ción de las cuo­tas de pes­ca a ni­vel de Es­ta­do pa­ra aten­der las pe­ti­cio­nes de la flo­ta del cer­co.

Nin­gu­na de ellas apa­re­ce ci­ta­da en el pro­gra­ma que el lu­nes dio a co­no­cer Igle­sias Tu­rrión, pe­ro Bei­ras no ex­pli­có el mo­ti­vo con­cre­to. Eso sí, alu­dió a la po­si­bi­li­dad de que «ha­xa fal­ta de flui­dez ne­se mé­na­ge à trois » e in­clu­so a que En Ma­rea no hu­bie­ra «axi­li­da­de su­fi­cien­te na co­ne­xión» con el fun­cio­na­mien­to del gru­po par­la­men­ta­rio de Po­de­mos en Ma­drid. «Po­de ha­ber es­te ti­po de des­fa­ses», abun­dó el por­ta­voz na­cio­nal de Ano­va, que den lu­gar a que al­guien se pue­da pre­gun­tar «¿on­de es­tá En Ma­rea?».

Las «bou­ta­des» de Bei­ras

Bei­ras elu­dió dar más ex­pli­ca­cio­nes so­bre el asun­to y lo hi­zo vi­si­ble­men­te irri­ta­do. «Che­gou ben», amo­nes­tó a los pe­rio­dis­tas que pre­gun­ta­ban por es­ta cues­tión y no por la ini­cia­ti­va que aca­ba­ba de pre­sen­tar jun­to a la dipu­tada Eva So­lla pa­ra res­ca­tar pa­ra la es­fe­ra pú­bli­ca el Hospital Álvaro Cun­quei­ro de Vi­go. Es más, el lí­der de Ano­va di­jo que «xa es­tou bas­tan­te can­so» de que los me­dios re­fle­jen las « bou­ta­des de Bei­ras», así las de­fi­nió, en torno al pro­ce­so pa­ra ne­go­ciar la in- ves­ti­du­ra en Ma­drid y no lo que él quie­re.

El por­ta­voz de AGE tu­vo tam­bién pa­la­bras du­ras pa­ra las de­más fuer­zas del Par­la­men­to, que cri­ti­ca­ron que En Ma­rea no fue­ra ca­paz de plas­mar su in­fluen­cia en Po­de­mos. «Era sa­bi­do», di­jo, que el PP y el PSOE «ían a dis­pa­rar», pe­ro la­men­tó que «ta­mén nos ata­quen» con quien se es­tu­vo ne­go­cian­do has­ta úl­ti­mo ho­ra que en­tra­se en En Ma­rea, en alu­sión al BNG. «Eu quei­mei­me as pes­ta­nas», di­jo so­bre la ne­go­cia­ción, y le re­cor­dó al Blo­que que si hu­bie­ra pac­ta­do, hoy es­ta­rían en las Cor­tes y ten­dría «alo­me­nos un par» de dipu­tados.

ILUS­TRA­CIÓN ED CAROSÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.