Un año a la es­pe­ra de ac­ce­sos ade­cua­dos al nue­vo edi­fi­cio ju­di­cial

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense -

A pun­to de cum­plir­se un año de la inau­gu­ra­ción ofi­cial del nue­vo edi­fi­cio ju­di­cial, en un ac­to que el día 23 de fe­bre­ro ha­bía con­ta­do con el pre­si­den­te de la Xun­ta, Al­ber­to Nú­ñez Fei­joo, los ac­ce­sos al edi­fi­cio aún no han al­can­za­do su es­ta­do óp­ti­mo. La pro­vi­sio­na­li­dad se man­tie­ne pe­se al tiem­po trans­cu­rri­do. Al­gu­nos avan­ces son vi­si­bles, pe­ro de otras ne­ce­si­da­des na­da se sa­be. En­tre las ini­cia­ti­vas anun­cia­das en su día, eva­po­ra­das con el pa­so del tiem­po, se cuen­ta la del apar­ca­mien­to sub­te­rrá­neo que se iba a cons­truir en la zo­na. No hay no­ti­cias, pe­se al más que evi­den­te dé­fi­cit de pla­zas pa­ra fun­cio­na­rios y tam­bién pa­ra usua­rios.

Ha­bía re­sal­ta­do el en­ton­ces fis­cal je­fe de Ga­li­cia, Car­los Va­re­la, las «boas con­di­cións de ac­ce­si­bi­li­da­de» que pre­sen­ta­ba el edi­fi­cio que es­ta­ba inau­gu­ran­do. Sus pa­la­bras ha­bían sor­pren­di­do. En aquel en­torno de op­ti­mis­mo se de­du­jo que se re­fe­ría a que los nue­vos juz­ga­dos es­tán en un pun­to de fá­cil localización pa­ra quie­nes en­tren en la ciu­dad, es­pe­cial­men­te quie­nes lo ha­gan des­de la A-52 o la N-120. Por­que, des­con­ta­da esa si­tua­ción efec­ti­va­men­te bue­na, el pe­rí­me­tro aún no es­tá en tan ideal si­tua­ción. La ur­ba­ni­za­ción del en­torno, un año des­pués del ac­to inau­gu­ral, que se ade­lan­tó unos días al tras­la­do efec­ti­vo, no es la desea­ble.

El ac­ce­so na­tu­ral des­de el cen­tro, de he­cho, es ac­tual­men­te ob­je­to de unas obras de acon­di­cio­na­mien­to que evi­ta­rán el pa­so a tra­vés de una zo­na que es­ta­ba en un evi­den­te es­ta­do de aban­dono des­de el fi­nal de la ca­lle Francisco Llorens ha­cia Ve­láz­quez. Hu­bo que es­pe­rar a pri­me­ros de sep­tiem­bre pa­ra que el go­bierno lo­cal ad­ju­di­ca­ra las obras con un pre­su­pues­to de 180.000 eu­ros. Des­pués del pa­rón na­vi­de­ño, han re­cu­pe­ra­do rit­mo y en po­cas se­ma­nas po­drá abrir­se ese ca­mino.

Ba­rro y char­cos

Fue­ra de la fa­cha­da prin­ci­pal, si em­bar­go, los avan­ces ya no son tan vi­si­bles. La tra­se­ra del in­mue­ble, en la mis­ma ca­ra don­de se cons­tru­ye el cen­tro de sa­lud de O Cou­to, per­mi­te un ac­ce­so có­mo­do en co­che a los muy co­ti­za­dos ga­ra­jes del edi­fi­cio, por don­de tam­bién en­tran los fur­go­nes po­li­cia­les con los de­te­ni­dos, pe­ro po­co más. Igual­men­te, pa­ra lle­gar a la ca­fe­te­ría más pró­xi­ma, que se pu­so en mar­cha coin­ci­dien­do con la en­tra­da en ser­vi­cio del nue­vo edi­fi­cio ju­di­cial, se ha­ce ne­ce­sa­rio tran­si­tar por una zo­na in­su­fi­cien­te­men­te ur­ba­ni­za­da, don­de el ba­rro y los char­cos de agua di­bu­jan un pai­sa­je na­da acor­de con la mo­der­ni­dad.

Lle­gar has­ta esa ca­fe­te­ría obli­ga a los usua­rios a cu­brir un tra­yec­to a pie que exi­ge pa­sar al la­do del teó­ri­co lo­cal pa­ra bo­das, una cons­truc­ción de du­do­sa efi­ca­cia, uti­li­zar unas es­ca­le­ras y se­guir ca­mino ha­cia el lo­cal de hos­te­le­ría en ese es­pa­cio de las tra­se­ras de la ca­lle Re­me­dios.

SANTI M. AMIL

El la­te­ral que co­rres­pon­de a las tra­se­ras de Re­me­dios es el que es­tá en peor es­ta­do.

MIGUEL VI­LLAR

Las obras ac­tua­les co­nec­ta­rán la ca­lle Francisco Llorens, en la ima­gen, con la de Ve­láz­quez.

SANTI M. AMIL

Las obras del cen­tro de sa­lud de O Cou­to pe­na­li­zan los ac­ce­sos al ga­ra­je del edi­fi­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.