La USC ci­ta al pro­fe­sor acu­sa­do de ha­blar en cla­se so­bre el es­co­te de una alum­na

La Uni­ver­si­da­de con­fía en ce­rrar lo an­tes po­si­ble la in­ves­ti­ga­ción al pro­fe­sor

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - ELISA ÁL­VA­REZ

La Uni­ver­si­da­de San­tia­go ini­ció ya el pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción so­bre los su­pues­tos co­men­ta­rios se­xis­tas que un pro­fe­sor de la Fa­cul­ta­de de Eco­nó­mi­cas di­ri­gió a una alum­na el pa­sa­do lu­nes du­ran­te una cla­se. La Se­cre­ta­ría Xe­ral re­ci­bió el mar­tes la de­nun­cia pre­sen­ta­da en el de­ca­na­to y co­men­zó con la fa­se de in­for­ma­ción. Los pri­me­ros pa­sos se­rán ha­blar con el do­cen­te y la afec­ta­da, así como con los tes­ti­gos —fir­ma­ron el do­cu­men­to seis alum­nos que es­ta­ban pre­sen­tes en el au­la— y la pro­pia ase­so­ría de­ci­di­rá si hay mo­ti­vos pa­ra abrir una ins­truc­ción. Hoy se en­via­rán am­bas ci­ta­cio­nes ofi­cia­les, a la alum­na afec­ta­da y al pro­fe­sor. El do­cen­te ten­drá que acu­dir a la Se­cre­ta­ría Xe­ral a dar su ver­sión de los he­chos.

El vi­ce­rrec­tor de Co­mu­ni­ca­ción de la USC, Xo­sé Pe­rei­ra, ase­gu­ra­ba que tra­ta­rán de que to­do el pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción sea «rá­pi­do e di­li­xen­te» y se re­suel­va en me­nos de un mes. Des­pués del pe­río­do de in­for­ma­ción se abri­rá la ins­truc­ción con una pro­pues­ta de san­ción, «des­de na­da ata a ex­pul­sión da uni­ver­si­da­de» pa­san­do por san­cio­nes de em­pleo y suel­do o un aper­ci­bi­mien­to que que­de re­fle­ja­do en el ex­pe­dien­te.

La de­ca­na de la Fa­cul­ta­de de Eco­nó­mi­cas, Emi­lia Vázquez, ex­pli­ca­ba que no ha­bían te­ni­do nin­gu­na de­nun­cia si­mi­lar en el cen­tro, pe­ro en ca­so de que se de­mues­tren las acu­sa­cio­nes «es­tas co­sas no se pue­den de­jar pa­sar».

A la es­pe­ra de lo que re­suel­va la in­ves­ti­ga­ción, la vi­ce­rrec­to­ra de Es­tu­dan­tes de la ins­ti­tu­ción, Do­lo­res Ál­va­rez, la­men­tó que si­gan dán­do­se si­tua­cio­nes como es­ta. «As uni­ver­si­da­des non es­tán afas­ta­das da so­cie­da­de e os mi­cro­ma­chis­mos e ma­chis­mos es­tán na so­cie­da­de».

Pro­to­co­lo con­tra el aco­so

Ál­va­rez afir­ma que la ins­ti­tu­ción es­tá com­pro­me­ti­da con la igual­dad, por lo que «ímos­lle dar a má­xi­ma ce­le­ri­da­de a es­ta in­ves­ti­ga­ción como non po­día ser dou­tra ma­nei­ra». De he­cho la vi­ce­rrec­to­ra re­cuer­da que ya se ha ela­bo­ra­do un bo­rra­dor de pro­to­co­lo con­tra el aco­so se­xual en la USC que po­dría apro­bar­se en el pró­xi­mo Con­se­llo de Go­berno. «Pa­ra min o máis im­por­tan­te é a pre­ven­ción e a sen­si­bi­li­za­ción, creo que moi­tas per­soas non avan­za­ron e o en­torno avan­zou». El pro­to­co­lo es­ta­rá di­ri­gi- do a todos los miem­bros de la co­mu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria, es de­cir, tam­bién a los es­tu­dian­tes, y aunque no agi­li­za­rá los trá­mi- tes, sí ha­rá más vi­si­bles los me­ca­nis­mos pa­ra es­ta­ble­cer las de­nun­cias. «Ao fi­nal es­te pro­to­co­lo vai fo­men­tar que o que se sen­te aco­sa­do sai­ba a on­de ir ou on­de co­mu­ni­ca­lo», con­clu­ye Ál­va­rez.

Des­con­cen­tra­do con el es­co­te

La de­nun­cia en el de­ca­na­to se pro­du­jo el lu­nes, cuan­do seis es­tu­dian­tes de la Fa­cul­ta­de de Eco­nó­mi­cas re­la­ta­ron en un es­cri­to los su­pues­tos co­men­ta­rios se­xis­tas de un do­cen­te a una alum­na. Se­gún los alum­nos, es­te les di­jo que le mo­les­ta­ban los rui­dos de los bo­lí­gra­fos «e o es­co­te de Ma­ría». La jo­ven se que­jó por es­te co­men­ta­rio y a par­tir de ahí, se­gún los uni­ver­si­ta­rios, el pro­fe­sor ele­vó el tono ase­gu­ran­do que si iba a ve­nir así «pós­te­me na úl­ti­ma fi­la» o «em­pé­ñas­te en vir con es­co­tes ata o em­bi­go». Cuan­do los es­tu­dian­tes lo acu­sa­ron de ma­chis­mo y aban­do­na­ron el au­la, se­gún la de­nun­cia res­pon­dió «se fo­se ma­chis­ta pe­gá­ba­che un­ha hos­tia».

En la Fa­cul­ta­de de Eco­nó­mi­cas el co­men­ta­rio ge­ne­ra­li­za­do era la de­nun­cia pre­sen­ta­da por el gru­po de alum­nos en el de­ca­na­to. Es­tu­dian­tes que acu­den a sus cla­ses se sor­pren­dían de la gra­ve­dad de los he­chos de­nun­cia­dos. Sí es­cu­cha­ron al­gu­na fra­se so­bre mi­ni­fal­das, y ha­bi­tual­men­te de­cla­ra­cio­nes como que le mo­les­ta el rui­do de los bo­lí­gra­fos o los es­tor­nu­dos «e di­nos: ‘ti pa­ra atrás que mo­les­tas’. Em­pe­za­mos con ga­nas de ir a cla­ses e xa se che qui­tan por­que te des­mo­ti­va», di­cen. Ayer fue im­po­si­ble lo­ca­li­zar al do­cen­te.

Á. BALLESTEROS

Ma­ría de­nun­ció los co­men­ta­rios se­xis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.