Los al­cal­des de Vi­go y Opor­to se de­cla­ran la gue­rra

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

Ha­ce so­lo año y me­dio el al­cal­de de Opor­to re­ci­bía ofi­cial­men­te a su ho­mó­lo­go de Vi­go de­cla­ran­do que las ciu­da­des que am­bos re­pre­sen­tan «son pue­blos her­ma­nos que man­tu­vi­mos his­tó­ri­ca­men­te una gran amistad». Hoy, Rui Mo­rei­ra y Abel Ca­ba­lle­ro es­tán en gue­rra, y de tal ca- li­bre que el re­gi­dor ga­lle­go rom­pió ayer re­la­cio­nes per­so­na­les e ins­ti­tu­cio­na­les con el por­tu­gués.

Quie­nes es­tu­vie­ron pre­sen­tes en la vi­si­ta de Ca­ba­lle­ro a la cá­ma­ra mu­ni­ci­pal de Opor­to ates­ti­guan que no hu­bo fee­ling en aquel en­cuen­tro, que de he­cho no tu­vo de­vo­lu­ción pe­se a ha­ber­se com­pro­me­ti­do. Pe­ro el anun­cio de la aper­tu­ra de un vue­lo en­tre Vi­go y Lis­boa por par­te de la por­tu­gue­sa TAP, al mis­mo tiem­po que la an­ti­gua ae­ro­lí­nea de ban­de­ra lusa re­ti­ra cua­tro vue­los del Sá Car­nei­ro, ha con­ver­ti­do en ofi­cial la ene­mis­tad.

Ca­ba­lle­ro, que man­tie­ne que todos los vue­los de los de­más ae­ro­puer­tos del en­torno de Vi­go re­ci­ben más ayu­das pú­bli­cas que Pei­na­dor, lle­gó a pe­dir a la UE que in­ves­ti­gue al ae­ro­puer­to de Opor­to por sus in­cen­ti­vos a las com­pa­ñías que abren y mantienen nue­vas ru­tas o cre­cen en trá­fi­cos. La acu­sa­ción tu­vo res­pues­ta ins­ti­tu­cio­nal, y Mo­rei­ra, en lu­gar de vi­si­tar Vi­go se des­pla­zó a A Co­ru­ña, don­de pro­cla­mó que el Sá Car­nei­ro «es el pri­mer ae­ro­puer­to de Ga­li­cia».

La in­ten­si­dad de la pug­na subió en ese mo­men­to un par de gra­dos, mien­tras Ca­ba­lle­ro res­pon­día con anun­cios de mul­ta a un po­co exi­to­so au­to­bús que Luft­han­sa pu­so en mar­cha pa­ra cap­tar pa­sa­je­ros en Vi­go pa­ra sus ru­tas des­de el Sá Car­nei­ro.

La pri­va­ti­za­ción par­cial de la TAP pro­pi­ció un nue­vo ejer­ci­cio de cen­tra­lis­mo lu­so, in­ten­si­fi­can­do la pre­sen­cia de la ae­ro­lí­nea en el ae­ro­puer­to de Lis­boa con un puen­te aé­reo con Opor­to que atra­je­se más pa­sa­je­ros a sus vue­los de lar­ga dis­tan­cia, ame­na­za­dos se­ria­men­te por el Sá Car­nei­ro. Y mien­tras Opor­to se te­mía el fin de sus vue­los de la TAP a Amé­ri­ca, ca­ye­ron los de Bru­se­las, Ro­ma, Bru­se­las y Bar­ce­lo­na, y, pa­ra col­mo de Mo­rei­ra, se anun­ció pa­ra ju­lio un sor­pre­si­vo vue­lo Vi­go-Lis­boa.

El re­gi­dor lu­so ca­li­fi­có de «bro­ma de mal gus­to» y «pro­vo­ca­ción» ese vue­lo, al en­ten­der que so­lo pre­ten­de cap­tar a par­te de los 900.000 ga­lle­gos que ca­da año vue­lan des­de el Sá Car­nei­ro. Su ame­na­za de boi­cot a la TAP fue su se­gun­do pa­so.

Ca­ba­lle­ro anun­ció que tras­la­da­ría a la di­rec­ción ge­ne­ral de la com­pe­ten­cia de la UE las pa­la­bras del al­cal­de de Opor­to «por ir con­tra la com­pe­ten­cia y ame­na­zar a una em­pre­sa».

Aho­ra, en una en­tre­vis­ta a la re­vis­ta Vi­são, Mo­rei­ra ca­li­fi­ca al vue­lo de Vi­go de « brin­ca­dei­ra », a Pei­na­dor «ae­ro­puer­to mi­se­ra­ble», e iro­ni­za con que la TAP ade­más de ho­tel en Lis­boa ofrez­ca a los usua­rios ga­lle­gos ser­vi­cio de com­pa­ñía. Y Ca­ba­lle­ro ex­plo­tó. «Le exi­jo que pi­da dis­cul­pas. Son unas de­cla­ra­cio­nes in­to­le­ra­bles, de un ni­vel que nun­ca oí a nin­gún po­lí­ti­co», di­jo ayer pa­ra anun­ciar que mien­tras el re­gi­dor lu­so no se re­trac­te Vi­go no com­par­ti­rá nin­gún fo­ro con Opor­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.