La ban­da que asal­ta­ba de 7 a 10

El juez en­car­ce­la a los cin­co al­ba­ne­ses de­te­ni­dos por la Guar­dia Ci­vil tras la olea­da de ro­bos de oro y di­ne­ro en ca­sas y cha­lés

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - J. M. PAN

Pri­sión pro­vi­sio­nal, co­mu­ni­ca­da y sin fian­za. Es la de­ci­sión to­ma­da ayer por el juez del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 3 de Be­tan­zos so­bre los cin­co al­ba­ne­ses de­te­ni­dos el mar­tes por la Guar­dia Ci­vil, que los vin­cu­la con la olea­da de asal­tos a ca­sas y cha­lés fun­da­men­tal­men­te del en­torno de A Co­ru­ña. Agen­tes ads­cri­tos a la Po­li­cía Ju­di­cial de A Co­ru­ña y al equi­po con­tra el cri­men or­ga­ni­za­do (ECO) de Ga­li­cia in­ves­ti­ga­ban des­de no­viem­bre a los miem­bros de es­ta ban­da como los su­pues­tos au­to­res de los ro­bos, co­me­ti­dos pre­fe­ren­te­men­te en ur­ba­ni­za­cio­nes de vi­vien­das de Sa­da, Ber­gon­do, Olei­ros, Cam­bre y Cu­lle­re­do.

Fue la ma­dru­ga­da del mar­tes cuan­do se lle­va­ron a ca­bo las de­ten­cio­nes. Cua­tro se prac­ti­ca­ron en pi­sos fran­cos de la ciu­dad de A Co­ru­ña en los que los la­dro­nes re­si­dían cuan­do se des­pla­za­ban a Ga­li­cia pa­ra dar los gol­pes, y un quin­to fue arres­ta­do en Ma­drid. Tras las de­ten­cio­nes, los agen­tes rea­li­za­ron re­gis­tros en los pi­sos de A Co­ru­ña y en una ca­sa de Sa­da que usa­ba uno de los miem­bros de la ban­da.

La Guar­dia Ci­vil les atri­bu­ye en un pri­mer mo­men­to una trein­te­na de ro­bos en ca­sas y cha­lés de la pro­vin­cia de A Co­ru­ña. Se sos­pe­cha que los la­dro­nes exa­mi­na­ban pre­via­men­te la zo­na en la que pre­ten­dían dar el gol­pe pa­ra con­tro­lar los ho­ra­rios de los ve­ci­nos. Siem­pre es­pe­ra­ban a que las ca­sas es­tu­vie­sen va­cías y en­ton­ces en­tra­ban, for­zan­do una puer­ta o una ven­ta­na. Pre­fe­rían la os­cu­ri­dad. Ca­si todos los asal­tos se pro­du­je­ron en­tre las sie- te de la tar­de y las diez de la no­che. Era en­ton­ces cuan­do en­tra­ban en las vi­vien­das, lo­ca­li­za­ban las jo­yas de oro y el di­ne­ro y se mar­cha­ban. Sin de­jar ras­tros ni tes­ti­gos. So­lo bus­ca­ban oro. Re­lo­jes, pul­se­ras, ani­llos. No se lle­va­ban na­da más.

Tie­nen en­tre 25 y 40 años, y la Guar­dia Ci­vil y el juez creen que es­ta­ban re­la­cio­na­dos con otros dos in­di­vi­duos en­via­dos a pri­sión en di­ciem­bre tras ser de­te­ni­dos por guar­dias ci­vi­les y po­li­cías lo­ca­les al ser sor­pren­di­dos ro­ban­do en una ca­sa de Cam­bre.

Los in­ves­ti­ga­do­res sos­tie­nen que la ban­da es­ta­ba al­ta­men­te es­pe­cia­li­za­da en es­te ti­po de asal­tos a ca­sas, y des­ta­can que sus miem­bros te­nían una gran mo­vi­li­dad, de tal for­ma que se des­pla­za­ban por to­da Es­pa­ña y rea­li­za­ban via­jes a di­ver­sos paí­ses europeos. Ade­más del di­ne­ro y las jo­yas su­pues­ta­men­te ro­ba­das, la Guar­dia Ci­vil in­cau­tó a la ban­da tres co­ches con los que mo­vían pa­ra dar los gol­pes.

CÉ­SAR DEL­GA­DO

Uno de los de­te­ni­dos, cus­to­dia­do ayer por tres guar­dias ci­vi­les al sa­lir del juz­ga­do de Be­tan­zos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.