Maestre la­men­ta ha­ber par­ti­ci­pa­do en la pro­tes­ta en la ca­pi­lla de la Com­plu­ten­se

La con­ce­ja­la ase­gu­ra que «un tor­so des­nu­do no tie­ne por qué ser un ac­to ofen­si­vo»

La Voz de Galicia (Ourense) - - España - AN­TO­NIO PANIAGUA

Ri­ta Maestre, por­ta­voz del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid y di­ri­gen­te de Po­de­mos, es­ti­ma que la ocu­pa­ción de la ca­pi­lla del cam­pus de So­mo­sa­guas de la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se no su­pu­so un es­car­nio. «Un tor­so des­nu­do no tie­ne por qué ser un ac­to ofen­si­vo», di­jo Maestre an­te el juez. La re­pre­sen­tan­te del Go­bierno mu­ni­ci­pal com­pa­re­ció ayer en el Juz­ga­do de lo Pe­nal nú­me­ro 6 de Ma­drid al es­tar acu­sa­da de un de­li­to de ofen­sa a los sen­ti­mien­tos re­li­gio­sos, una pro­tes­ta por la que la Fis­ca­lía le pi­de un año de cár­cel. La lí­der de Po­de­mos adu­jo que la ac­ción, que ocu­rrió en mar­zo del 2011, fue «pa­cí­fi­ca y le­gí­ti­ma, pro­pia de una de­mo­cra­cia». En me­dio de un gran des­plie­gue de me­dios de co­mu­ni­ca­ción, la con­ce­ja­la re­co­no­ció que par­ti­ci­pó en la pro­tes­ta y que se que­dó en su­je­ta­dor den­tro de la ca­pi­lla. Eso sí, ne­gó ha­ber leí­do un co­mu­ni­ca­do en el tem­plo, don­de no hu­bo, di­jo la edi­la, nin­gu­na for­ma de vio­len­cia con­tra el capellán o los fie­les pre­sen­tes.

Pe­ti­ción de per­dón

De acuer­do con el re­la­to de la fis­ca­la, la in­ten­ción de los ma­ni­fes­tan­tes era de­ni­grar las creen­cias de los allí pre­sen­tes. Por ello, los es­tu­dian­tes co­rea­ron con­sig­nas ve­ja­to­rias, del ti­po «vamos a que­mar la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal», «me­nos ro­sa­rios y más bo­las chi­nas», «ar­de­réis como en el 36» y «sa­cad vues­tros ro­sa­rios de nues­tros ova­rios». Maestre, con un ges­to de sor­pre­sa, di­jo no re­cor­dar lo co­rea­do. La edi­la pi­dió dis­cul­pas a los ca­tó­li­cos que se sin­tie­ron ofen­di­dos por el ac­to y ase­gu­ró que, «vis­tas las consecuencias» y la aper­tu­ra de un pro­ce­so pe­nal, nin­guno de los ma­ni­fes­tan­tes par­ti­ci­pa­ría hoy en la pro­tes­ta. Como prue­ba de su arre­pen­ti­mien­to, in­sis­tió en que ha pe­di­do per­dón al ar­zo­bis­po de Ma­drid, Car­los Oso­ro, quien con­si­de­ra su con­duc­ta como un error de ju­ven­tud. En res­pues­ta a las pre­gun­tas de la Fis­ca­lía, Maestre di­jo que se ad­hi­rió a la pro­tes­ta de ma­ne­ra ca­sual. «Cuan­do es­ta­ba en el pa­si­llo vi pa­sar un gru­po de gen­te y me in- cor­po­ré a él; fue en ese mo­men­to en el que su­pe a dón­de iban», ar­gu­men­tó. La por­ta­voz mu­ni­ci­pal afir­mó que es cier­to que se des­pren­dió de la ca­mi­se­ta y que, jun­to a otros com­pa­ñe­ros, ro­deó el al­tar, si bien in­sis­tió en que «el ob­je­ti­vo no era ofen­der a na­die» ni aten­tar con­tra el he­cho re­li­gio­so. So­lo pre­ten­dían de­nun­ciar la ce­sión de un es­pa-

B. OR­DÓ­ÑEZ

Ri­ta Maestre y Héctor Me­le­ro, en el jui­cio por el asal­to a la ca­pi­lla de la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.