Oba­ma se re­uni­rá con la di­si­den­cia du­ran­te su vi­si­ta a Cu­ba en mar­zo

Es el pri­mer via­je a la is­la de un pre­si­den­te de EE.UU. en ac­ti­vo en 88 años

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - VIC­TO­RIA TO­RO

El pro­pio Oba­ma lo con­fir­mó ayer en su cuen­ta de Twit­ter: «El mes pró­xi­mo via­ja­ré a Cu­ba pa­ra pro­mo­ver nues­tros es­fuer­zos por me­jo­rar la vi­da del pue­blo cu­bano». Po­co des­pués, la Ca­sa Blan­ca emi­tía un co­mu­ni­ca­do en el que es­pe­ci­fi­ca­ba que la vi­si­ta se­rá los días 21 y 22 de mar­zo.

La vi­si­ta se­rá his­tó­ri­ca por va­rias ra­zo­nes. Es la pri­me­ra de un pre­si­den­te en ac­ti­vo des­de ha­ce 88 años, ya que la de Jimmy Car­ter en el 2002 fue mu­cho des­pués de que aban­do­na­ra la Ca­sa Blan­ca. Se pro­du­ce 15 me­ses des­pués de que am­bos paí­ses ha­yan ini­cia­do la nor­ma­li­za­ción de re­la­cio­nes, ro­tas du­ran­te más de 60 años. Y, so­bre to­do, Oba­ma pi­sa­rá Cu­ba mien­tras su país si­gue man­te­nien­do el em­bar­go eco­nó­mi­co, a pe­sar de que pi­dió en reite­ra­das oca­sio­nes su fin, como vol­vió a re­pe­tir el co­mu­ni­ca­do del Go­bierno ayer: «Cree­mos que el Con­gre­so de­be le­van­tar el em­bar­go pa­ra que avan­cen el bie­nes­tar y los de­re­chos hu­ma­nos del pue­blo cu­bano».

Ben Rho­des, ase­sor de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal de la Ca­sa Blan­ca, con­fir­mó que ha­brá en­cuen­tro con la di­si­den­cia, ade­más de «una reunión bi­la­te­ral con el pre­si­den­te Raúl Cas­tro» y con «em­pre­sa­rios cu­ba­nos de dis­tin­tos ám­bi­tos», tal como ha­bía ade­lan­ta­do el co­mu­ni­ca­do de la Ca­sa Blan­ca. Lo que no es­tá pre­vis­to es que se en­cuen­tre con Fi­del Cas­tro. Oba­ma ha­bía di­cho en va­rias oca­sio­nes que que­ría ha­cer es­ta vi­si­ta du­ran­te su man­da­to, aunque en una en­tre­vis­ta a Yahoo en di­ciem­bre ase­gu­ró que so­lo via­ja­ría a la is­la cuan­do se cum­plie­ra una con­di­ción: «Si voy allí, el pac­to es que pue­do re­unir­me con to­do el mundo».

Los re­pu­bli­ca­nos cri­ti­ca­ron el via­je, em­pe­zan­do por los candidatos Ted Cruz y Marco Rubio, am­bos de ori­gen cu­bano, como vie­ne ocu­rrien­do des­de el anun­cio de di­ciem­bre del 2014. Rubio ase­gu­ró que no via­ja­ría a la is­la «mien­tras Cu­ba no sea li­bre» y Cruz que no lo ha­rá «mien­tras los Cas­tro si­gan en el po­der». Pe­ro aunque es­ta es la co­rrien­te ma- yo­ri­ta­ria en el par­ti­do, no todos los con­ser­va­do­res pien­san así. El se­na­dor Jeff Fla­ke, que per­te­ne­ce a la Co­mi­sión de Ex­te­rio­res, dio la bien­ve­ni­da a la vi­si­ta.

Los que más se opo­nen son los exi­lia­dos en Mia­mi, un gru­po pro­fun­da­men­te con­ser­va­dor, pe­ro in­clu­so en­tre ellos hay fi­su­ras, pues las ge­ne­ra­cio­nes que ya na­cie­ron en EE.UU. aplau­den la de­ci­sión de Oba­ma, como con el res­to de la po­bla­ción la­ti­na. In­clu­so el 52 % de los es­ta­dou­ni­den­ses no his­pa­nos mi­ran de for­ma po­si­ti­va a Cu­ba aho­ra. Es­ta co­rrien­te de opi­nión po­dría pro­vo­car que la vi­si­ta ten­ga consecuencias en las elec­cio­nes. Las pos­tu­ras con­tra­rias a cual­quier acer­ca­mien­to, como las de Cruz y Rubio, y tam­bién des­de ayer Jeb Bush, po­drían ale­jar el vo­to mo­de­ra­do y el his­pano, im­pres­cin­di­bles pa­ra ha­cer­se con la no­mi­na­ción.

Ar­gen­ti­na

A con­ti­nua­ción Oba­ma, que via­ja­rá con su mu­jer, Mi­che­lle, irá los días 22 y 23 a Ar­gen­ti­na, don­de bus­ca­rá au­men­tar la coope­ra­ción en­tre am­bos Go­bier­nos en co­mer­cio e in­ver­sio­nes, ener­gías re­no­va­bles, cam­bio cli­má­ti­co y se­gu­ri­dad ciu­da­da­na. La vi­si­ta se anun­cia en me­dio de la ne­go­cia­ción con los fon­dos bui­tre.

ER­NES­TO MASTRASCUSA EFE

Tu­ris­tas por las ca­lles de La Ha­ba­na en uno de los tí­pi­cos co­ches cu­ba­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.