La OCDE tam­bién aler­ta del fre­na­zo eco­nó­mi­co y re­cla­ma me­di­das ur­gen­tes

Man­tie­ne que ha lle­ga­do el mo­men­to de abrir al­go la mano con el dé­fi­cit

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía - MER­CE­DES MORA

No es que sean los ex­per­tos de la OCDE (el club de los 34 paí­ses más in­dus­tria­li­za­dos del pla­ne­ta) lo que se di­ce unos ha­chas en es­to de las pre­dic­cio­nes. El año pa­sa­do, por ejem­plo, fue­ron, jun­to con sus co­le­gas del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal, los que más erra­ron el ti­ro con sus va­ti­ci­nios so­bre el cre­ci­mien­to de la economía es­pa­ño­la. Lo que se di­ce una es­co­pe­ta de fe­ria. Pe­ro eso no im­pi­de que sus orácu­los no sean es­cu­cha­dos.

Ayer vi­nie­ron a de­cir, co­sa más o me­nos evi­den­te pa­ra la ma­yo­ría de los mor­ta­les, que la economía mun­dial no ti­ra como de­be­ría. Y como he­mos re­gre­sa­do a esa fa­se en la que ca­da vez que un or­ga­nis­mo sa­le a la pa­les­tra de las pre­dic­cio­nes es pa­ra em­peo­rar­las, re­ba­ja­ron tres dé­ci­mas su pre­vi­sión de in­cre­men­to del PIB mun­dial. La de es­te año y la del que vie­ne. Tras su úl­ti­mo análisis, en el que so­lo in­clu­yen las eco­no­mías más ri­cas (el fa­mo­so G-7, del que no for­ma par­te Es­pa­ña) y las emer­gen­tes (Chi­na, la In­dia y Bra­sil), con­clu­yen que el cre­ci­mien­to se­rá es­te año del 3 %, el rit­mo más ba­jo en cin­co ejer­ci­cios. Y del 3,3 % en el 2017.

Con esos números so­bre la me­sa, lan­zan un aviso a na­ve­gan­tes: «Se ne­ce­si­ta una res­pues­ta co­lec­ti­va más con­tun­den­te pa­ra for­ta­le­cer la de­man­da mun­dial». La OCDE se ha pa­sa­do más de me­dia cri­sis —por no de­cir to­da— re­co­men­dan­do a los paí- ses que se apre­ta­sen el cin­tu­rón. Dei­fi­can­do la con­so­li­da­ción fis­cal y de­jan­do to­do al al­bur de los ban­cos cen­tra­les. Pues bien, ese man­tra ya no va­le.

La po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria no bas­ta

La va­ri­ta má­gi­ca de la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria no pue­de arre­glar­lo to­do. Así que ha lle­ga­do el mo­men­to de echar mano del freno —el que pue­da, cla­ro— pa­ra ba­jar el rit­mo de re­duc­ción del dé­fi­cit y de­jar de brear a im­pues­tos a los ciu­da­da­nos. Es la ho­ra de «una nue­va es­tra­te­gia fis­cal». De vol­ver a em­plear di­ne­ro pú­bli­co pa­ra es­ti­mu­lar la de­man­da. ¿Có­mo se ha­ce eso? Bá­si­ca­men­te in­vir­tien­do en in­fra­es­truc­tu­ras. Lo que mantienen es que, con los ti­pos de in­te­rés en mí­ni­mos, el cos­te de la fi­nan­cia­ción de las obras se ve com­pen­sa­do por el ma­yor vi­gor del cre­ci­mien­to, que se tra­du­ce en una más abul­ta­da re­cau­da­ción de im­pues­tos. Y, así, a la vuel­ta de unos años —po­cos— ese gas­to en in­fra­es­truc­tu­ras aca­ba­ría cris­ta­li­zan­do en una re­duc­ción y no en un in­cre­men­to de la deu­da pú­bli­ca.

Ad­vier­ten los ex­per­tos del or­ga­nis­mo que pi­lo­ta Ángel Gu­rría que la si­tua­ción es es­pe­cial­men­te pe­lia­gu­da en la eu­ro­zo­na, don­de a la de­bi­li­dad de la de­man­da — en paí­ses con deu­das ele­va­das y con al­tos ni­ve­les de des­em­pleo, como Es­pa­ña; pe­ro tam­bién en otros mu­cho me­nos gol­pea­dos por la cri­sis, como Ale­ma­nia—, hay que su­mar las mu­chas du­das que se cier­nen so­bre el pro­yec­to eu­ro­peo. Así, la OCDE re­cuer­da que la re­cu­pe­ra­ción del club de la mo­ne­da úni­ca es «len­ta», pe­se a que go­za de un es­tí­mu­lo mo­ne­ta­rio «ex­cep­cio­nal» —las com­pras ma­si­vas del BCE—, un ti­po de cam­bio que jue­ga a su fa­vor y un ba­rril de pe­tró­leo que an­da por los sue­los. Con to­do, so­lo cre­ce­rá un 1,4 % es­te año.

A. COHEN AFP

Gu­rría cree que hay que bus­car es­tí­mu­los a la de­man­da.

A ME­DIO GAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.