Je­ro, de «Pa­sa­pa­la­bra», di­ce adiós tras 121 programas y 133.000 eu­ros ga­na­dos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Alta Definición - C. BARRIGÓS

Ellis. Ese ha si­do el tér­mino que su­pu­so ayer el «fin» del con­cur­san­te Je­ró­ni­mo, «Je­ro», Hernández de Cas­tro en Pa­sa­pa­la­bra, y lo ha he­cho con el mé­ri­to y or­gu­llo de ser el más du­ra­de­ro de su his­to­ria: 121 programas en los que ga­nó 133.800 eu­ros.

Je­ro es li­cen­cia­do en Cien­cias de la Edu­ca­ción y pro­fe­sor de Pro­to­co­lo, fun­cio­na­rio en la Uni­ver­si­dad de Salamanca, a la que do­na­rá par­te del di­ne­ro acu­mu­la­do. No se ha lle­va­do el «bo­te» de 960.000 eu­ros, pe­ro sí «mu­cho di­ne­ro», del que el 45 % es pa­ra Ha­cien­da, pre­ci­sa el con­cur­san­te, aunque su «me­ta» nun­ca fue esa sino «vi­vir el sue­ño de du­rar aunque fue­ra un pro­gra­ma», se ríe.

Cuan­do Je­ro lle­gó al con­cur­so de Te­le­cin­co en ju­lio del 2007, el bo­te acu­mu­la­do era de 234.000 eu­ros, y él ha vis­to có­mo cre­cía. «So­lo tres ve­ces he es­ta­do a pun­to de con­se­guir­lo, con dos le­tras a fal­ta de com­ple­tar el ros­co», co­men­ta. El sal­man­tino per­dió ayer an­te una nue­va con­cur­san­te, Lau­ra, y tu­vo que sen­tar­se en la «si­lla azul» pa­ra la re­pes­ca. Pe­ro ahí apa­re­ció el es­co­llo. Je­ro, que ya se ha­bía so­me­ti­do a esa «re­pes­ca» en cua­tro oca­sio­nes con éxi­to, no su­po el ape­lli­do del au­tor de Ame­ri­can Psy­cho y di­jo adiós. «Fue muy emo­cio­nan­te por­que el pre­sen­ta­dor fue muy ca­ri­ño­so y el aplau­so del pú­bli­co sen­sa­cio­nal», re­me­mo­ra. La cla­ve de su re­sis­ten­cia, afir­ma, son los co­no­ci­mien­tos, el es­tu­dio, la tran­qui­li­dad y la se­re­ni­dad. Je­ro ya se ha­bía con­ver­ti­do en un ve­te­rano de otro de los programas cul­tu­ra­les más lon­ge­vos, Sa­ber y ga­nar. Los je­fes de Goo­gle y de What­sApp mos­tra­ron ayer su apo­yo a Ap­ple, que se nie­ga ela­bo­rar una «puer­ta tra­se­ra» en el sis­te­ma ope­ra­ti­vo iOS pa­ra que el FBI pue­da ac­ce­der al iPho­ne de uno de los te­rro­ris­tas de San Ber­nar­dino. El CEO de Goo­gle, Sun­dar Pi­chai, ad­vir­tió que exi­gir a una em­pre­sa que hac­kee los apa­ra­tos y da­tos de sus clien­tes «po­dría ser un pre­ce­den­te preo­cu­pan­te» y vio­lar la es­fe­ra pri­va­da de los clien­tes. Pi­chai es­pe­ra que ha­ya una dis­cu­sión pru­den­te y abier­ta, se­gún es­cri­bió en va­rios tuits.

«No po­de­mos per­mi­tir es­te pe­li­gro­so pre­ce­den­te», ad­vir­tió tam­bién el fun­da­dor de What­sApp, Jan Koum, en su per­fil de Fa­ce­book. What­sApp fue ab­sor­bi­da por Fa­ce­book ha­ce dos años por 22.000 mi­llo­nes de dó­la­res pe­ro Koum si­gue al fren­te del ser­vi­cio.

El di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Ap­ple, Tim Cook, anun­ció el miér­co­les que la em­pre­sa se nie­ga a cum­plir con la de­ci­sión ju­di­cial que la ins­ta a fa­ci­li­tar que el FBI des­blo­quee el iPho­ne de Syed Riz­wan Fa­rook. Es­te ma­tó a 14 per­so­nas jun­to a su mu­jer en San Ber­nar­dino a prin­ci­pios de di­ciem­bre y am­bos mu­rie­ron en un en­fren­ta­mien­to con la po­li­cía. Cook ale­ga que si Ap­ple desa­rro­lla el soft­wa­re que se le pi­de, exis­ti­ría una «puer­ta tra­se­ra» ge­ne­ral pa­ra el iPho­ne.

Al­gu­nos re­le­van­tes po­lí­ti­cos es­ta­dou­ni­den­ses se es­tán mos­tran­do me­nos com­pren­si­vos con la pos­tu­ra de Ap­ple.

ME­DIA­SET

El con­cur­san­te Je­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.